/ domingo 20 de enero de 2019

En la Mira | ¿El fin del fotoperiodismo?

En Argentina los grandes medios ya no contratan fotógrafos profesionales, dice Dani Yaco... Y sí, el futuro del fotoperiodismo aún está por escribir una nueva historia. México no es la excepción

Camino por las calles de Madrid con Dani Yako, editor de fotografía de El Clarín. Nos conocemos desde hace varios años y el año pasado coincidimos en PhotoEspaña 2018.

Dani es un fotógrafo clásico en toda la extensión de la palabra, nunca ha tomado una foto en soporte digital, sigue usando negativo y tiene más de 43 años haciendo foto. Estuvo exiliado en España en los 80 para salvar su vida durante la dictadura en Argentina, periodo en el que fue arrestado y torturado por militares.

Platicamos en Madrid sobre la situación actual de nuestra profesión en América Latina, y me dice: “en Argentina los grandes medios ya no contratan fotógrafos profesionales”, al contrario subraya “a ellos los expulsan del mercado” y “más bien contratan ahora gente que hace imagen, que hace video o imagen fija y que de inmediato puedan subirla a la web”. Es decir se trata de un perfil que ya no es el del fotoperiodista clásico, y así en todo el mundo, incluido México.

Sólo para darnos una idea de lo potente que era la redacción de El Clarín en el terreno visual, Dani me cuenta que hace poco más de 10 años había casi 100 profesionales involucrados con la fotografía en su diario, cada sección tenía su editor de foto y al menos había 50 trabajando en las calles, el resto eran asistentes. Hoy no pasan de 35 en total.

Dani me cuenta que hoy existe algo que llaman “Mesa Visual” y agrega: “es una mesa que no está manejada por fotógrafos, si no más bien milennials que dicen saber de “imagen”, pero sin mucho amor por ella”.

Dani Yako


Hay que mencionar que el Grupo Clarín como tal ha cerrado varios diarios y se ha diversificado con nuevos canales de televisión, dejando de lado también varias revistas y otros productos impresos que de plano desaparecieron.

Dani es enfático al mencionar que la mesa visual produce poco, y esto derivado de que quien controla es un diseñador. Básicamente sólo hacen galerías de foto para web.

El promedio de salario de los fotógrafos en Argentina ronda los mil dólares.

Le pregunto su opinión sobre la incorporación del video en los diarios, y dice: “Es difícil que alguien haga las dos cosas bien, pero el mercado presiona y se impone”.

Otro tema que impacta, refiere Dani, es que en las redacciones de hoy en Buenos Aires ya no existe la reflexión, todo es inmediato, ya ni siquiera se comenta sobre la edición del día anterior. Se perdió el tiempo y el espacio para la autocrítica y corrección de posibles errores. No se habla de lo que se hizo ayer, sino que toda la energía se enfoca sobre qué se sube a la red en la siguiente hora.

Dani es contundente cuando me cuenta que hoy en día El Clarín tiene una “dependencia económica muy poderosa derivada del papel”. Y agrega “estamos matando hoy al papel cuando el internet todavía no es negocio”.

Dani Yako


Esto lo cuenta el editor de un diario que tiraba 1.000,000 de ejemplares los domingos en su mejor época, (efectivamente un millón). Y a pesar de que hoy tiran 250 mil, reconoce que en los últimos 5 años no ha bajado el tiro porque en Argentina hay una rara “costumbre” todavía, por leer el impreso. El Clarín se vende más el fin de semana, desde el viernes. El lunes es su peor día.

Respecto a los fotógrafos emergentes que andan en Buenos Aires, reconoce que no sabe mucho de ellos, pero que no los ve con la entrega de su generación. A Dani lo consideran hoy “un artista” y él no se ve así.

Y remata la charla contando que los mejores fotógrafos en Argentina ya no están en los medios, al igual que en México. La mayoría de ellos dan clases para financiar sus proyectos.

Es claro que hoy se requiere saber más sobre imagen para entender el presente. Dani recién cumplió 62 años y cuando le pregunto por su mejor imagen me dice: “no sé, no sé, la respuesta depende de mi estado de ánimo, voy cambiando, cuando estoy pesimista, creo que no he hecho ni una buena foto; cuando ando optimista pienso que toda mi obra es increíble y cuando estoy normal… dudo mucho.

Y sí, el futuro del fotoperiodismo aún está por escribir una nueva historia. México no es la excepción.

Dani Yako



Camino por las calles de Madrid con Dani Yako, editor de fotografía de El Clarín. Nos conocemos desde hace varios años y el año pasado coincidimos en PhotoEspaña 2018.

Dani es un fotógrafo clásico en toda la extensión de la palabra, nunca ha tomado una foto en soporte digital, sigue usando negativo y tiene más de 43 años haciendo foto. Estuvo exiliado en España en los 80 para salvar su vida durante la dictadura en Argentina, periodo en el que fue arrestado y torturado por militares.

Platicamos en Madrid sobre la situación actual de nuestra profesión en América Latina, y me dice: “en Argentina los grandes medios ya no contratan fotógrafos profesionales”, al contrario subraya “a ellos los expulsan del mercado” y “más bien contratan ahora gente que hace imagen, que hace video o imagen fija y que de inmediato puedan subirla a la web”. Es decir se trata de un perfil que ya no es el del fotoperiodista clásico, y así en todo el mundo, incluido México.

Sólo para darnos una idea de lo potente que era la redacción de El Clarín en el terreno visual, Dani me cuenta que hace poco más de 10 años había casi 100 profesionales involucrados con la fotografía en su diario, cada sección tenía su editor de foto y al menos había 50 trabajando en las calles, el resto eran asistentes. Hoy no pasan de 35 en total.

Dani me cuenta que hoy existe algo que llaman “Mesa Visual” y agrega: “es una mesa que no está manejada por fotógrafos, si no más bien milennials que dicen saber de “imagen”, pero sin mucho amor por ella”.

Dani Yako


Hay que mencionar que el Grupo Clarín como tal ha cerrado varios diarios y se ha diversificado con nuevos canales de televisión, dejando de lado también varias revistas y otros productos impresos que de plano desaparecieron.

Dani es enfático al mencionar que la mesa visual produce poco, y esto derivado de que quien controla es un diseñador. Básicamente sólo hacen galerías de foto para web.

El promedio de salario de los fotógrafos en Argentina ronda los mil dólares.

Le pregunto su opinión sobre la incorporación del video en los diarios, y dice: “Es difícil que alguien haga las dos cosas bien, pero el mercado presiona y se impone”.

Otro tema que impacta, refiere Dani, es que en las redacciones de hoy en Buenos Aires ya no existe la reflexión, todo es inmediato, ya ni siquiera se comenta sobre la edición del día anterior. Se perdió el tiempo y el espacio para la autocrítica y corrección de posibles errores. No se habla de lo que se hizo ayer, sino que toda la energía se enfoca sobre qué se sube a la red en la siguiente hora.

Dani es contundente cuando me cuenta que hoy en día El Clarín tiene una “dependencia económica muy poderosa derivada del papel”. Y agrega “estamos matando hoy al papel cuando el internet todavía no es negocio”.

Dani Yako


Esto lo cuenta el editor de un diario que tiraba 1.000,000 de ejemplares los domingos en su mejor época, (efectivamente un millón). Y a pesar de que hoy tiran 250 mil, reconoce que en los últimos 5 años no ha bajado el tiro porque en Argentina hay una rara “costumbre” todavía, por leer el impreso. El Clarín se vende más el fin de semana, desde el viernes. El lunes es su peor día.

Respecto a los fotógrafos emergentes que andan en Buenos Aires, reconoce que no sabe mucho de ellos, pero que no los ve con la entrega de su generación. A Dani lo consideran hoy “un artista” y él no se ve así.

Y remata la charla contando que los mejores fotógrafos en Argentina ya no están en los medios, al igual que en México. La mayoría de ellos dan clases para financiar sus proyectos.

Es claro que hoy se requiere saber más sobre imagen para entender el presente. Dani recién cumplió 62 años y cuando le pregunto por su mejor imagen me dice: “no sé, no sé, la respuesta depende de mi estado de ánimo, voy cambiando, cuando estoy pesimista, creo que no he hecho ni una buena foto; cuando ando optimista pienso que toda mi obra es increíble y cuando estoy normal… dudo mucho.

Y sí, el futuro del fotoperiodismo aún está por escribir una nueva historia. México no es la excepción.

Dani Yako



CDMX

Construcción de cuatro puentes, con esquema financiero de segundos pisos: Sheinbaum

En el gobierno de AMLO, se compró el concreto y el acero, ya las empresas constructoras los utilizaron, con eso se redujo los costos, dijo la mandataria local

Sociedad

Hay indicios del paradero de algunos migrantes desaparecidos: Gobernación

Alejandro Encinas señaló que al parecer esos hechos estarían relacionados con el tráfico de personas

Mundo

Bolsonaro celebra en Washington su conservadurismo

El presidente de Brasil comenzó la jornada con una visita a la sede de la CIA en un gesto de claro componente simbólico

CDMX

Camión de basura mata a dos policías en Venustiano Carranza

El fatal accidente se registró alrededor de las 15:15 horas de éste lunes, cuando aparentemente el pesado vehículo de la marca Kenworth se pasó la luz roja del semáforo

Ecología

Nace cría de guacamayo azul y vuelve la esperanza para su especie

El responsable del centro, Gustavo Espíndola dijo que cada nacimiento representa un paso gigante en la lucha de la conservación de la especie

CDMX

Construcción de cuatro puentes, con esquema financiero de segundos pisos: Sheinbaum

En el gobierno de AMLO, se compró el concreto y el acero, ya las empresas constructoras los utilizaron, con eso se redujo los costos, dijo la mandataria local

Mundo

Bolsonaro celebra en Washington su conservadurismo y afinidad con Trump

El presidente de Brasil comenzó la jornada con una visita a la sede de la CIA en un gesto de claro componente simbólico

Mundo

Dictan prisión preventiva a la expresidenta de Argentina, Cristina Kirchner

Kirchner es acusada por asociación ilícita, cohecho pasivo y administración fraudulenta

Sociedad

Insuficientes esfuerzos para abatir secuestros: CNDH

El organismo señala que la actuación de las autoridades no corresponde con la gravedad y frecuencia del delito que se ha incrementado como resultado, entre otros factores, de la impunidad