/ sábado 25 de junio de 2016

“Se buscan chicas”

POR ROBERTO RONDERO

“Se buscan chicas” (Ediciones B, 164 páginas), de la escritora Christel Guczka (Esto no es amor y ¿Por qué estás triste?), es una novela reveladora sobre la trata de jóvenes, uno de los problemas más recurrentes en numerosos países.

A lo largo de sus páginas en “Se buscan chicas” se narra la historia de Selene, Yatziri y Marely, tres jóvenes que persiguen sus sueños. Ellas comparten dos cosas: el deseo por encontrar nuevos caminos en la vida y el infortunio de caer en una red de hombres y mujeres que intentará secuestrarlas, apartarlas de sus familias y destruir sus anhelos.

-Atrapadas en la red

“Quien cambia felicidad por dinero no podrá cambiar dinero por felicidad”, ha dicho José Narosky, cita que encaja a la perfección en esta narración que, por desgracia, es tan real como las miles de jóvenes atrapadas en una intrincada red delincuencial que opera, en algunos países a la vista de las autoridades, destruyendo vidas y familias.

-¿Por qué no te quistas el suéter para que tengas más soltura?

-Con esa música es difícil bailar… -se justifica Selene-.

-¿No dijiste que bailar era lo tuyo? ¡Quiero verlo! Usa la silla y el tubo, muéstrame tus pasos más sensuales.

Selene cierra sus ojos y por más que intenta imaginarse en una de esas películas donde las mujeres bailan en salones como éste, frente a muchos espectadores, no lograr relajarse. Todo mundo dice que esos bailes son pervertidos, para chavas fáciles y eso la hace sentir avergonzada. Tan solo pensar que su madre pudiera verla ahí, le trae dolores de estómago.

-Súbete la falda, déjame verte las piernas- le ordena el Cacho…

-No, ¿para qué?- contesta ella, ofendida.

-Mira, niñita, tienes que cooperar. Aquí usarás un vestuario más corto que el que traes, así que los pudores no sirven. Los clientes vienen a ver muchachas que sepan divertirlos allá arriba, y cuanto mejor lo hagas, más te pagarán. De modo que lo hace o hay una fila enorme de chicas que quieren la vacante, tú decides.

Selene quiere tomar sus cosas e irse, pero al mismo tiempo recuerda el motivo por el que llegó a ese lugar…

POR ROBERTO RONDERO

“Se buscan chicas” (Ediciones B, 164 páginas), de la escritora Christel Guczka (Esto no es amor y ¿Por qué estás triste?), es una novela reveladora sobre la trata de jóvenes, uno de los problemas más recurrentes en numerosos países.

A lo largo de sus páginas en “Se buscan chicas” se narra la historia de Selene, Yatziri y Marely, tres jóvenes que persiguen sus sueños. Ellas comparten dos cosas: el deseo por encontrar nuevos caminos en la vida y el infortunio de caer en una red de hombres y mujeres que intentará secuestrarlas, apartarlas de sus familias y destruir sus anhelos.

-Atrapadas en la red

“Quien cambia felicidad por dinero no podrá cambiar dinero por felicidad”, ha dicho José Narosky, cita que encaja a la perfección en esta narración que, por desgracia, es tan real como las miles de jóvenes atrapadas en una intrincada red delincuencial que opera, en algunos países a la vista de las autoridades, destruyendo vidas y familias.

-¿Por qué no te quistas el suéter para que tengas más soltura?

-Con esa música es difícil bailar… -se justifica Selene-.

-¿No dijiste que bailar era lo tuyo? ¡Quiero verlo! Usa la silla y el tubo, muéstrame tus pasos más sensuales.

Selene cierra sus ojos y por más que intenta imaginarse en una de esas películas donde las mujeres bailan en salones como éste, frente a muchos espectadores, no lograr relajarse. Todo mundo dice que esos bailes son pervertidos, para chavas fáciles y eso la hace sentir avergonzada. Tan solo pensar que su madre pudiera verla ahí, le trae dolores de estómago.

-Súbete la falda, déjame verte las piernas- le ordena el Cacho…

-No, ¿para qué?- contesta ella, ofendida.

-Mira, niñita, tienes que cooperar. Aquí usarás un vestuario más corto que el que traes, así que los pudores no sirven. Los clientes vienen a ver muchachas que sepan divertirlos allá arriba, y cuanto mejor lo hagas, más te pagarán. De modo que lo hace o hay una fila enorme de chicas que quieren la vacante, tú decides.

Selene quiere tomar sus cosas e irse, pero al mismo tiempo recuerda el motivo por el que llegó a ese lugar…

Sociedad

Empresa inhabilitada en México hará cárcel en Guatemala

Itecsa, subsidiaria de Grupo Tradeco, está a un paso de quedarse con la licitación que asciende a casi 88 millones de dólares

Política

Me tocó cargar con el odio de Cuitláhuac: Del Río Virgen

El funcionario del Senado afirma que su encarcelamiento fue para afectar a Ricardo Monreal y Dante Delgado

Finanzas

Profeco eleva el gasto para verificaciones a negocios

En 2021 erogó 6.7 mdp en combustibles para llevar a cabo las verificaciones a negocios

Mundo

Zelenski pide reconocer a Rusia como Estado terrorista tras ataque a centro comercial

El ataque ruso en un centro comercial en Kremenchuk es uno de los ataques terroristas más desafiantes en la historia europea, sostuvo Zelenski

Mundo

Centro comercial fue afectado por explosión de municiones occidentales destruidas: Rusia

El portavoz del ejército ruso sostuvo que el centro comercial de Kremenchuk no fue atacado con misiles por Moscú, sino que se incendió tras destruir un depósito de armas occidentales

Mundo

Mueren ocho civiles en bombardeo ruso contra Lisichansk

Serhii Haidai, responsable militar de Ucrania en la región de Lugansk, sostuvo que los ocho civiles se abastecían de agua cuando cayó sobre ellos el bombardeo

Gossip

Juan Solo: Un hombre de retos

El cantautor habla de su disco más reciente y también de otras disciplinas en las que ha incursionado, como el teatro musical y la composición de canciones para cine y para otros artistas

Cultura

¿Qué significaba realmente ser punk?

En el mundo hay una nueva ola de interés tras el jubileo que celebró el Reino Unido y sobre todo gracias a la serie de Danny Boyle que ha sido objeto de controversia

Ecología

Sin árboles, el cielo caería sobre nosotros

Este 28 de junio se celebra el Día Mundial del Árbol y es una fecha ideal para recordar la gran importancia que tienen estos habitantes de la naturaleza