/ viernes 1 de enero de 2021

Un grupo de teatro devuelve la sonrisa en un Yemen en guerra

Para evitar ofender la sensibilidad política y cualquier tipo de represalia en manos de los rebeldes hutíes, los autores utilizaron el artificio de la comedia para retratar su propia y difícil experiencia

Una obra de teatro centrada en el humor se presenta a sala llena en Yemen y permite a decenas de habitantes de la capital Saná recuperar la sonrisa en este país azotado desde hace años por la guerra.

Hombres, mujeres y niños se reunieron en el centro cultural de la capital para asistir a tres representaciones decembrinas de "Yemeni Film", una obra de teatro cómica sobre las dificultades de los artistas locales en el contexto actual del país.

Síguenos en nuestro canal de Google Noticias

Cuenta las peripecias de un grupo de jóvenes que desean hacer una película. Pero enfrentan muchos obstáculos, comenzando por la violencia, los ataques aéreos, la falta de financiación y la falta de actores experimentados.

Catástrofes climáticas son cada vez más costosas, afirma ONG Christian Aid

Para evitar ofender la sensibilidad política y cualquier tipo de represalia en una ciudad en manos de los rebeldes hutíes, los autores utilizaron el artificio de la comedia para retratar su propia y difícil experiencia.

De esa manera ofrecieron un raro momento de relajación en este país que vive, según Naciones Unidas, la peor crisis humanitaria del mundo, debido al conflicto que se desató en 2014 y que empeoró con la pandemia del coronavirus.

A pesar de las catastróficas circunstancias, todos los asientos estaban ocupados. Decenas de espectadores rieron, aplaudieron, silbaron con emoción pero sin mantener la distancia física, y sin mascarilla protectora contra el coronavirus.

"Como artistas en dificultades, no podemos proporcionar ayuda alimentaria ni detener el conflicto actual", dijo a la AFP Mohammed Khaled, director de la obra.

A través de dibujos, niños expresan su deseo de volver a clases

"Todo lo que podemos hacer es brindar entretenimiento a las personas para sacarlas de su actual depresión y una creación artística que puedan disfrutar", dice el cineasta.

Decenas de miles de personas han muerto en Yemen desde que en 2015 comenzó la intervención militar de una coalición liderada por Arabia Saudita para apoyar al gobierno, después de que los rebeldes hutíes tomaran el control de Saná un año antes.

Mostrar la belleza y el talento

Para Khaled, todo se ha visto afectado por el conflicto y precisa que la escena artística no ha sido la excepción.

"Esta obra habla de mí, de otros artistas y de cineastas como yo que luchamos por desarrollar una industria cinematográfica", continúa. "El mayor problema (...) es la falta de salas de cine".

Las obras de los directores "se producen y difunden en internet por lo que no hay retorno financiero, lo que compromete la capacidad de apoyo de la industria", agrega.

Saná, cuyo casco antiguo es uno de los cuatro sitios de Yemen declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, se ha librado de la violencia de la guerra.

Sin embargo, las autoridades hutíes han impuesto reglas estrictas sobre la vestimenta, la separación entre hombres y mujeres y el entretenimiento.

Explosión en aeropuerto de Yemen deja al menos 26 muertos y 50 heridos

La sociedad yemení siempre ha sido conservadora, pero solía permitir espacios para la libertad personal, la cultura musical y el ocio.

Ahmed Helmy, uno de los actores de la obra, se mostró optimista a pesar de las circunstancias.

"Nuestras infraestructuras están destruidas", explica a la AFP. "Como actores y cineastas, carecemos de un entorno apropiado para el cine y el teatro".

Para Ayach Soubai, un residente de Saná, estas creaciones muestran la belleza y el talento de Yemen y se apartan de los titulares habituales sobre bombardeos, hambrunas o epidemias.

"Esto es lo que nos falta a los jóvenes en el país y estamos tratando de lograrlo utilizando las redes sociales y siguiendo en YouTube y otras plataformas a los creadores de contenido yemeníes, pero no es suficiente", lamenta.

Varias películas producidas por yemeníes han llamado la atención. "Karama no tiene muros", un cortometraje de Sara Ichaq sobre las protestas en Saná en 2011, fue nominado a los premios Óscar en 2014.

Niños de Yemen regresan a clases en escuela en ruinas


Una obra de teatro centrada en el humor se presenta a sala llena en Yemen y permite a decenas de habitantes de la capital Saná recuperar la sonrisa en este país azotado desde hace años por la guerra.

Hombres, mujeres y niños se reunieron en el centro cultural de la capital para asistir a tres representaciones decembrinas de "Yemeni Film", una obra de teatro cómica sobre las dificultades de los artistas locales en el contexto actual del país.

Síguenos en nuestro canal de Google Noticias

Cuenta las peripecias de un grupo de jóvenes que desean hacer una película. Pero enfrentan muchos obstáculos, comenzando por la violencia, los ataques aéreos, la falta de financiación y la falta de actores experimentados.

Catástrofes climáticas son cada vez más costosas, afirma ONG Christian Aid

Para evitar ofender la sensibilidad política y cualquier tipo de represalia en una ciudad en manos de los rebeldes hutíes, los autores utilizaron el artificio de la comedia para retratar su propia y difícil experiencia.

De esa manera ofrecieron un raro momento de relajación en este país que vive, según Naciones Unidas, la peor crisis humanitaria del mundo, debido al conflicto que se desató en 2014 y que empeoró con la pandemia del coronavirus.

A pesar de las catastróficas circunstancias, todos los asientos estaban ocupados. Decenas de espectadores rieron, aplaudieron, silbaron con emoción pero sin mantener la distancia física, y sin mascarilla protectora contra el coronavirus.

"Como artistas en dificultades, no podemos proporcionar ayuda alimentaria ni detener el conflicto actual", dijo a la AFP Mohammed Khaled, director de la obra.

A través de dibujos, niños expresan su deseo de volver a clases

"Todo lo que podemos hacer es brindar entretenimiento a las personas para sacarlas de su actual depresión y una creación artística que puedan disfrutar", dice el cineasta.

Decenas de miles de personas han muerto en Yemen desde que en 2015 comenzó la intervención militar de una coalición liderada por Arabia Saudita para apoyar al gobierno, después de que los rebeldes hutíes tomaran el control de Saná un año antes.

Mostrar la belleza y el talento

Para Khaled, todo se ha visto afectado por el conflicto y precisa que la escena artística no ha sido la excepción.

"Esta obra habla de mí, de otros artistas y de cineastas como yo que luchamos por desarrollar una industria cinematográfica", continúa. "El mayor problema (...) es la falta de salas de cine".

Las obras de los directores "se producen y difunden en internet por lo que no hay retorno financiero, lo que compromete la capacidad de apoyo de la industria", agrega.

Saná, cuyo casco antiguo es uno de los cuatro sitios de Yemen declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, se ha librado de la violencia de la guerra.

Sin embargo, las autoridades hutíes han impuesto reglas estrictas sobre la vestimenta, la separación entre hombres y mujeres y el entretenimiento.

Explosión en aeropuerto de Yemen deja al menos 26 muertos y 50 heridos

La sociedad yemení siempre ha sido conservadora, pero solía permitir espacios para la libertad personal, la cultura musical y el ocio.

Ahmed Helmy, uno de los actores de la obra, se mostró optimista a pesar de las circunstancias.

"Nuestras infraestructuras están destruidas", explica a la AFP. "Como actores y cineastas, carecemos de un entorno apropiado para el cine y el teatro".

Para Ayach Soubai, un residente de Saná, estas creaciones muestran la belleza y el talento de Yemen y se apartan de los titulares habituales sobre bombardeos, hambrunas o epidemias.

"Esto es lo que nos falta a los jóvenes en el país y estamos tratando de lograrlo utilizando las redes sociales y siguiendo en YouTube y otras plataformas a los creadores de contenido yemeníes, pero no es suficiente", lamenta.

Varias películas producidas por yemeníes han llamado la atención. "Karama no tiene muros", un cortometraje de Sara Ichaq sobre las protestas en Saná en 2011, fue nominado a los premios Óscar en 2014.

Niños de Yemen regresan a clases en escuela en ruinas


Política

Audios exhiben a candidata Laura Fernández: le pagarían 3 mdp por 20 años

Laura Fernández habría acordado con su esposo pagos mensuales de tres mdp a cargo del erario

CDMX

Alcaldía Cuauhtémoc amenaza a locatarios si no quitan rótulos

Dueños de puestos metálicos denunciaron que los obligaron a quitar logos de sus locales

Valle de México

Contingencia ambiental: ¿Qué autos no circulan este sábado?

Como parte de la fase 1 de la contingencia ambiental habrá restricciones a la circulación en el transporte

Virales

Tierno abuelito lleva comida a su nieta al trabajo en su bicicleta: se hace viral en TikTok

Su gran ánimo, el amor hacia su familia y la actitud que demuestra ante las diversas situaciones de la vida han cautivado a los internautas

Cultura

¿Todes, compañere? La Dichosa Palabra promueve lenguaje consciente: Laura García

El objetivo del programa es promover que las personas reflexionen sobre la forma en cómo dirigirse a los demás, sin ofender, discriminar o dividir

Gossip

La leyenda regresa: Top Gun Maverick se anticipa este fin de semana

Aunque su estreno en México está programado para el 25 de mayo, habrá funciones de preestreno de Top Gun Maverick

CDMX

Donará 2 mil 500 bicicletas de Ecobici a UAM, IPN y UNAM

La UAM Azcapotzalco señaló a este diario que las bicis serán entregadas para recorridos casa-escuela

Gossip

Tiktokers inician carrera en la música a través de Raw Music

La disquera Universal Music México y la agencia de influencers Raw Talent unieron fuerzas para impulsar a jóvenes en la industria musical

Gossip

CNCO afina su estilo con La equivocada, el himno de los corazones rotos

El grupo vocal prepara una colaboración con Beéle, en sonido urbano; estrenan el sencillo La equivocada