/ viernes 1 de enero de 2021

Un grupo de teatro devuelve la sonrisa en un Yemen en guerra

Para evitar ofender la sensibilidad política y cualquier tipo de represalia en manos de los rebeldes hutíes, los autores utilizaron el artificio de la comedia para retratar su propia y difícil experiencia

Una obra de teatro centrada en el humor se presenta a sala llena en Yemen y permite a decenas de habitantes de la capital Saná recuperar la sonrisa en este país azotado desde hace años por la guerra.

Hombres, mujeres y niños se reunieron en el centro cultural de la capital para asistir a tres representaciones decembrinas de "Yemeni Film", una obra de teatro cómica sobre las dificultades de los artistas locales en el contexto actual del país.

Síguenos en nuestro canal de Google Noticias

Cuenta las peripecias de un grupo de jóvenes que desean hacer una película. Pero enfrentan muchos obstáculos, comenzando por la violencia, los ataques aéreos, la falta de financiación y la falta de actores experimentados.

Catástrofes climáticas son cada vez más costosas, afirma ONG Christian Aid

Para evitar ofender la sensibilidad política y cualquier tipo de represalia en una ciudad en manos de los rebeldes hutíes, los autores utilizaron el artificio de la comedia para retratar su propia y difícil experiencia.

De esa manera ofrecieron un raro momento de relajación en este país que vive, según Naciones Unidas, la peor crisis humanitaria del mundo, debido al conflicto que se desató en 2014 y que empeoró con la pandemia del coronavirus.

A pesar de las catastróficas circunstancias, todos los asientos estaban ocupados. Decenas de espectadores rieron, aplaudieron, silbaron con emoción pero sin mantener la distancia física, y sin mascarilla protectora contra el coronavirus.

"Como artistas en dificultades, no podemos proporcionar ayuda alimentaria ni detener el conflicto actual", dijo a la AFP Mohammed Khaled, director de la obra.

A través de dibujos, niños expresan su deseo de volver a clases

"Todo lo que podemos hacer es brindar entretenimiento a las personas para sacarlas de su actual depresión y una creación artística que puedan disfrutar", dice el cineasta.

Decenas de miles de personas han muerto en Yemen desde que en 2015 comenzó la intervención militar de una coalición liderada por Arabia Saudita para apoyar al gobierno, después de que los rebeldes hutíes tomaran el control de Saná un año antes.

Mostrar la belleza y el talento

Para Khaled, todo se ha visto afectado por el conflicto y precisa que la escena artística no ha sido la excepción.

"Esta obra habla de mí, de otros artistas y de cineastas como yo que luchamos por desarrollar una industria cinematográfica", continúa. "El mayor problema (...) es la falta de salas de cine".

Las obras de los directores "se producen y difunden en internet por lo que no hay retorno financiero, lo que compromete la capacidad de apoyo de la industria", agrega.

Saná, cuyo casco antiguo es uno de los cuatro sitios de Yemen declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, se ha librado de la violencia de la guerra.

Sin embargo, las autoridades hutíes han impuesto reglas estrictas sobre la vestimenta, la separación entre hombres y mujeres y el entretenimiento.

Explosión en aeropuerto de Yemen deja al menos 26 muertos y 50 heridos

La sociedad yemení siempre ha sido conservadora, pero solía permitir espacios para la libertad personal, la cultura musical y el ocio.

Ahmed Helmy, uno de los actores de la obra, se mostró optimista a pesar de las circunstancias.

"Nuestras infraestructuras están destruidas", explica a la AFP. "Como actores y cineastas, carecemos de un entorno apropiado para el cine y el teatro".

Para Ayach Soubai, un residente de Saná, estas creaciones muestran la belleza y el talento de Yemen y se apartan de los titulares habituales sobre bombardeos, hambrunas o epidemias.

"Esto es lo que nos falta a los jóvenes en el país y estamos tratando de lograrlo utilizando las redes sociales y siguiendo en YouTube y otras plataformas a los creadores de contenido yemeníes, pero no es suficiente", lamenta.

Varias películas producidas por yemeníes han llamado la atención. "Karama no tiene muros", un cortometraje de Sara Ichaq sobre las protestas en Saná en 2011, fue nominado a los premios Óscar en 2014.

Niños de Yemen regresan a clases en escuela en ruinas


Una obra de teatro centrada en el humor se presenta a sala llena en Yemen y permite a decenas de habitantes de la capital Saná recuperar la sonrisa en este país azotado desde hace años por la guerra.

Hombres, mujeres y niños se reunieron en el centro cultural de la capital para asistir a tres representaciones decembrinas de "Yemeni Film", una obra de teatro cómica sobre las dificultades de los artistas locales en el contexto actual del país.

Síguenos en nuestro canal de Google Noticias

Cuenta las peripecias de un grupo de jóvenes que desean hacer una película. Pero enfrentan muchos obstáculos, comenzando por la violencia, los ataques aéreos, la falta de financiación y la falta de actores experimentados.

Catástrofes climáticas son cada vez más costosas, afirma ONG Christian Aid

Para evitar ofender la sensibilidad política y cualquier tipo de represalia en una ciudad en manos de los rebeldes hutíes, los autores utilizaron el artificio de la comedia para retratar su propia y difícil experiencia.

De esa manera ofrecieron un raro momento de relajación en este país que vive, según Naciones Unidas, la peor crisis humanitaria del mundo, debido al conflicto que se desató en 2014 y que empeoró con la pandemia del coronavirus.

A pesar de las catastróficas circunstancias, todos los asientos estaban ocupados. Decenas de espectadores rieron, aplaudieron, silbaron con emoción pero sin mantener la distancia física, y sin mascarilla protectora contra el coronavirus.

"Como artistas en dificultades, no podemos proporcionar ayuda alimentaria ni detener el conflicto actual", dijo a la AFP Mohammed Khaled, director de la obra.

A través de dibujos, niños expresan su deseo de volver a clases

"Todo lo que podemos hacer es brindar entretenimiento a las personas para sacarlas de su actual depresión y una creación artística que puedan disfrutar", dice el cineasta.

Decenas de miles de personas han muerto en Yemen desde que en 2015 comenzó la intervención militar de una coalición liderada por Arabia Saudita para apoyar al gobierno, después de que los rebeldes hutíes tomaran el control de Saná un año antes.

Mostrar la belleza y el talento

Para Khaled, todo se ha visto afectado por el conflicto y precisa que la escena artística no ha sido la excepción.

"Esta obra habla de mí, de otros artistas y de cineastas como yo que luchamos por desarrollar una industria cinematográfica", continúa. "El mayor problema (...) es la falta de salas de cine".

Las obras de los directores "se producen y difunden en internet por lo que no hay retorno financiero, lo que compromete la capacidad de apoyo de la industria", agrega.

Saná, cuyo casco antiguo es uno de los cuatro sitios de Yemen declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, se ha librado de la violencia de la guerra.

Sin embargo, las autoridades hutíes han impuesto reglas estrictas sobre la vestimenta, la separación entre hombres y mujeres y el entretenimiento.

Explosión en aeropuerto de Yemen deja al menos 26 muertos y 50 heridos

La sociedad yemení siempre ha sido conservadora, pero solía permitir espacios para la libertad personal, la cultura musical y el ocio.

Ahmed Helmy, uno de los actores de la obra, se mostró optimista a pesar de las circunstancias.

"Nuestras infraestructuras están destruidas", explica a la AFP. "Como actores y cineastas, carecemos de un entorno apropiado para el cine y el teatro".

Para Ayach Soubai, un residente de Saná, estas creaciones muestran la belleza y el talento de Yemen y se apartan de los titulares habituales sobre bombardeos, hambrunas o epidemias.

"Esto es lo que nos falta a los jóvenes en el país y estamos tratando de lograrlo utilizando las redes sociales y siguiendo en YouTube y otras plataformas a los creadores de contenido yemeníes, pero no es suficiente", lamenta.

Varias películas producidas por yemeníes han llamado la atención. "Karama no tiene muros", un cortometraje de Sara Ichaq sobre las protestas en Saná en 2011, fue nominado a los premios Óscar en 2014.

Niños de Yemen regresan a clases en escuela en ruinas


Sociedad

Más de 35 millones de mexicanos no cuentan con acceso a servicios de salud

El Coneval detalló que de 2018 a 2020 15.6 millones de personas dejaron de tener acceso a servicios de salud, con lo que suman 35.7 millones sin acceso al servicio

Sociedad

Reportan 21 mil 569 nuevos casos de Covid-19 en las últimas horas

La Secretaría de Salud dio a conocer que en las últimas horas las pruebas aplicadas a quienes tienen síntomas del virus de SARS CoV2 llegaron a 2 millones 922 mil 663 casos

Justicia

Zaldívar se reúne con magistrados que aprobaron remoción de Vargas

Ayer, cinco de los siete magistrados del tribunal electoral aprobaron la remoción de Vargas Valdez

Futbol

Desde subcampeonatos hasta arrestos: así fue la trayectoria de Michael Ballack

Recordamos la carrera del exfutbolista alemán, quien hoy perdió su hijo de 18 años tras un accidente en Portugal

Cine

Lanzan tráiler de Matando Cabos 2. La venganza de Mascarita

El director Alejandro Lozano publicó en su cuenta de Instagram el primer avance de la película protagonizada por Joaquín Cosío y Silverio Palacios

Doble Vía

Así luce el "Galactic Starcruiser", nuevo hotel de Star Wars

De acuerdo con Disney, el hotel es una experiencia interactiva completa, única en su tipo

New Articles

Liberan a María Isabel San Agustín, mujer torturada

María Isabel San Agustín, quien en 2013 fue sentenciada a 65 años de prisión por el delito de secuestro, fue liberada este jueves

Finanzas

SNEPE pretende aprovechar miles de metros cúbicos de gas que se van a la atmósfera

También remediar todo el litoral del Golfo contaminado con crudo por décadas

Deportes

¿Por qué los atletas no pueden compartir video de las competencias en Tokio 2020?

Debido a la prohibición, la cuenta en Instagram de una velocista jamaiquina que compartió un video de su carrera fue suspendida momentáneamente