/ martes 14 de junio de 2016

Islandia y Portugal empatan, mientras Hungría gana en la Eurocopa

La selección portuguesa rubricó este martes un decepcionante estreno en la Eurocopa al no poder pasar del empate (1-1) ante una Islandia que se presentaba como la “cenicienta” del torneo, pero que demostró que tiene futbol para plantar cara a los grandes.

El equipo que capitanea Cristiano Ronaldo no supo matar el partido tras adelantarse gracias a un gol de Nani, a la media hora de juego. Dejó por momentos jugar a la correosa selección islandesa, que venía de eliminar en la fase de clasificación a toda una Holanda y acabó pagándolo con una igualada ante el teórico rival más débil del grupo F.

Foto: AP

La selección islandesa, que celebró el empate como una victoria, salió a morder y a los tres minutos estuvo a punto de marcar. Rui Patricio demostró que anda bien de reflejos, al repeler un fuerte disparo a corta distancia de Sigurdsson y seguidamente un nuevo remate aunque más flojo del mismo centrocampista del Swansea.

Fue un aviso de que este equipo, aunque represente al país más pequeño de la competición, tiene armas para competir con cualquiera en esta Eurocopa.

[caption id="attachment_283190" align="alignnone" width="615"] Foto: AP[/caption]

Hungría supera 2-0 a Austria en estreno del grupo F

Mientras la Selección nacional de Hungría dio un paso al frente al vencer 2-0 a su similar de Austria con anotaciones de Ádám Szalai y del sustituto Zoltán Stieber, y se adueñó de los primeros tres puntos del grupo F en la Eurocopa Francia 2016.

Este choque comenzó con un potente disparo del austríaco David Alaba, el cual rebotó en el césped y sorprendió al guardameta Gabor Király, pero finalmente su destino fue el poste derecho y así se privó de la que pudo ser la anotación inaugural en el encuentro.

A pesar de esta jugada peligrosa, la ansiedad de los protagonistas era visible por lo que ninguno de los dos podía controlar el esférico. Pases errados y jugadas precipitadas impedían que hubiera un control claro del partido.

[caption id="attachment_283179" align="alignnone" width="615"] Foto: AP[/caption]

Después de los primeros 20 minutos, los equipos pusieron hielo a las acciones e intentaron de una manera más táctica de mover el balón. Esto propició que hubiera una manera más organizada de acercarse a la portería rival.

La calma produjo nuevas oportunidades instantes antes del descanso, la más clara fue una jugada a velocidad que Martin Harnik desperdició con la meta abierta, pues su intento de remate se vio entorpecido por sus piernas.

Al inicio de la parte complementaria, los húngaros demostraron que tomarían el mando de las acciones y con una estrategia más ofensiva se adentraron en el área contraria apenas unos minutos después de reanudadas las acciones.

Para el minuto 59 los problemas para los dirigidos por el suizo Marcel Koller incrementaron ya que el centrocampista Junuzovic se resintió de una desafortunada torcedura en el tobillo derecho que se produjo en la primera mitad y luego de quedar de cara a los reflectores fue sustituido por Marcel Sabitzer.

[caption id="attachment_283202" align="alignnone" width="615"] Foto: AP[/caption]

Apenas tres minutos después la escuadra húngara inauguró el marcador con una jugada fabricada: el delantero Ádám Szalai condujo la ofensiva y al llegar al área buscó la pared de László Kleinheisler y logró que el balón se escabullera debajo del brazo del arquero Robert Almer para encontrar la red.

El conjunto ahora abajo en el marcador buscó incesantemente el empate y en una aguerrida serie de tres disparos consecutivos en el área rival consiguió vencer a la defensa. Desafortunadamente esta anotación fue anulada debido a una patada de Aleksandar Dragovic que lo hizo merecedor a su segunda tarjeta amarilla y dejó a Austria con 10 hombres.

Esta decisión dio confianza a los contrincantes para dominar el último tramo del enfrentamiento y luego de ataques consecutivos, al minuto 87, el delantero recién ingresado al terreno, Zoltán Stieber, venció al centrocampista Julian Baumgartlinger en el mano a mano y disparó un globo para dejar fuera de acción al cancerbero, lo que definió el encuentro 2-0.

El arquero Király, que se convirtió en el jugador más veterano en competir en la Eurocopa con 40 años y 74 días cumplidos, lo cual celebró con una brillante actuación y dejó inmaculado el marco húngaro.

||Con información de EFE y Notimex||

La selección portuguesa rubricó este martes un decepcionante estreno en la Eurocopa al no poder pasar del empate (1-1) ante una Islandia que se presentaba como la “cenicienta” del torneo, pero que demostró que tiene futbol para plantar cara a los grandes.

El equipo que capitanea Cristiano Ronaldo no supo matar el partido tras adelantarse gracias a un gol de Nani, a la media hora de juego. Dejó por momentos jugar a la correosa selección islandesa, que venía de eliminar en la fase de clasificación a toda una Holanda y acabó pagándolo con una igualada ante el teórico rival más débil del grupo F.

Foto: AP

La selección islandesa, que celebró el empate como una victoria, salió a morder y a los tres minutos estuvo a punto de marcar. Rui Patricio demostró que anda bien de reflejos, al repeler un fuerte disparo a corta distancia de Sigurdsson y seguidamente un nuevo remate aunque más flojo del mismo centrocampista del Swansea.

Fue un aviso de que este equipo, aunque represente al país más pequeño de la competición, tiene armas para competir con cualquiera en esta Eurocopa.

[caption id="attachment_283190" align="alignnone" width="615"] Foto: AP[/caption]

Hungría supera 2-0 a Austria en estreno del grupo F

Mientras la Selección nacional de Hungría dio un paso al frente al vencer 2-0 a su similar de Austria con anotaciones de Ádám Szalai y del sustituto Zoltán Stieber, y se adueñó de los primeros tres puntos del grupo F en la Eurocopa Francia 2016.

Este choque comenzó con un potente disparo del austríaco David Alaba, el cual rebotó en el césped y sorprendió al guardameta Gabor Király, pero finalmente su destino fue el poste derecho y así se privó de la que pudo ser la anotación inaugural en el encuentro.

A pesar de esta jugada peligrosa, la ansiedad de los protagonistas era visible por lo que ninguno de los dos podía controlar el esférico. Pases errados y jugadas precipitadas impedían que hubiera un control claro del partido.

[caption id="attachment_283179" align="alignnone" width="615"] Foto: AP[/caption]

Después de los primeros 20 minutos, los equipos pusieron hielo a las acciones e intentaron de una manera más táctica de mover el balón. Esto propició que hubiera una manera más organizada de acercarse a la portería rival.

La calma produjo nuevas oportunidades instantes antes del descanso, la más clara fue una jugada a velocidad que Martin Harnik desperdició con la meta abierta, pues su intento de remate se vio entorpecido por sus piernas.

Al inicio de la parte complementaria, los húngaros demostraron que tomarían el mando de las acciones y con una estrategia más ofensiva se adentraron en el área contraria apenas unos minutos después de reanudadas las acciones.

Para el minuto 59 los problemas para los dirigidos por el suizo Marcel Koller incrementaron ya que el centrocampista Junuzovic se resintió de una desafortunada torcedura en el tobillo derecho que se produjo en la primera mitad y luego de quedar de cara a los reflectores fue sustituido por Marcel Sabitzer.

[caption id="attachment_283202" align="alignnone" width="615"] Foto: AP[/caption]

Apenas tres minutos después la escuadra húngara inauguró el marcador con una jugada fabricada: el delantero Ádám Szalai condujo la ofensiva y al llegar al área buscó la pared de László Kleinheisler y logró que el balón se escabullera debajo del brazo del arquero Robert Almer para encontrar la red.

El conjunto ahora abajo en el marcador buscó incesantemente el empate y en una aguerrida serie de tres disparos consecutivos en el área rival consiguió vencer a la defensa. Desafortunadamente esta anotación fue anulada debido a una patada de Aleksandar Dragovic que lo hizo merecedor a su segunda tarjeta amarilla y dejó a Austria con 10 hombres.

Esta decisión dio confianza a los contrincantes para dominar el último tramo del enfrentamiento y luego de ataques consecutivos, al minuto 87, el delantero recién ingresado al terreno, Zoltán Stieber, venció al centrocampista Julian Baumgartlinger en el mano a mano y disparó un globo para dejar fuera de acción al cancerbero, lo que definió el encuentro 2-0.

El arquero Király, que se convirtió en el jugador más veterano en competir en la Eurocopa con 40 años y 74 días cumplidos, lo cual celebró con una brillante actuación y dejó inmaculado el marco húngaro.

||Con información de EFE y Notimex||