/ jueves 30 de julio de 2020

Hincados contra el racismo, así reinician los jugadores la temporada en la NBA

Los jugadores mostraron su apoyo al movimiento #BlackLivesMatter

Los jugadores de la NBA reiniciaron hoy su temporada hincados contra el racismo, apoyando el movimiento #BlackLivesMatter.

Tras cuatro meses y medio de suspensión por el coronavirus, los jugadores y entrenadores de los Utah Jazz y los New Orleans Pelicans, regresaron a la duela y se arrodillaron durante el himno estadounidense.

Los jugadores, con los brazos entrelazados, portaban camisetas negras con el lema "Black Lives Matter", que también está grabado en el centro de la cancha sin espectadores del complejo deportivo de Disney World en Orlando.

La liga y los jugadores se comprometieron a que este final de su temporada, a pesar de la ausencia de aficionados y de las condiciones de aislamiento en la "burbuja" de Disney World, contribuya a las actuales protestas contra el racismo desencadenadas por el crimen del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco dos meses atrás.

El gesto de hincar la rodilla se ha convertido en uno de los símbolos de las masivas manifestaciones por la igualdad racial y el fin de la brutalidad policial que han tenido lugar en Estados Unidos y otros países durante los últimos meses.

Foto: Twitter @NBA

Este tipo de protesta fue popularizado en 2016 por el jugador de futbol americano Colin Kaepernick, quien fue en su momento objeto de duras críticas, entre ellas del presidente Donald Trump, y nunca volvió a ser contratado por ningún equipo de la NFL.

Horas antes del partido el comisionado de la NBA, Adam Silver, avanzó que respetaría "una protesta pacífica" a pesar de que las reglas de la liga dictan desde hace años que los jugadores deben permanecer de pie durante la interpretación del himno.

"Veremos qué pasa si ese es el caso pero entiendo que este es un momento único en nuestra historia", subrayó Silver en una entrevista con CNN.

Los jugadores de la NBA han preparado muchos otros gestos y actividades para sus reivindicaciones, entre ellos la retirada de sus nombres de las camisetas y su sustitución por mensajes en favor de la justicia social.

El novato de los Pelicans Zion Williamson, una de las sensaciones de la temporada, portaba este jueves en su uniforme la palabra "Peace", mientras que tanto su compañero Lonzo Ball como el pívot francés de los Utah Jazz Rudy Gobert se decantaron por "Equality" (Igualdad).

Numerosos jugadores de la NBA, incluidas superestrellas como Giannis Antetokounmpo o Russell Westbrook, participaron en las manifestaciones por el crimen de Floyd.

Lakers-Clippers a continuación

La primera canasta de la reanudación de la campaña fue anotada por Gobert, cuyo contagio de coronavirus forzó la abrupta suspensión de la temporada el pasado 11 de marzo.

Los Pelicans alinearon en su quinteto inicial a Zion Williamson, quien apenas pudo entrenar un par de días desde que regreso a la "burbuja" de Disney World tras un permiso por una emergencia familiar.

Los Pelicans, que ocupan el décimo lugar de la Conferencia Oeste, intentarán aprovechar los ocho partidos de la fase regular que se jugarán en Disney World para alcanzar a los Memphis Grizzlies, que ostentan la octava plaza, la última que da boleto a los playoffs.

Los Jazz, por su parte, se ubican en la cuarta posición del Oeste y ya tienen un puesto asegurado en las eliminatorias, que arrancarán el 17 de agosto y deben culminar con las finales de octubre.

Con pruebas diarias de coronavirus y una infinidad de restricciones, la NBA ha creado un entorno de seguridad en Disney World para resguardar a los jugadores de la pandemia, que ya se ha cobrado más de 150 mil vidas en Estados Unidos.

Las canchas han sido también adaptadas para prevenir riesgos, con los responsables del control de los juegos y toma de estadísticas separados de los equipos por una cristalera.

Los asientos de los banquillos se han separado a una mayor distancia y, aunque no es obligatorio, algunas personas portan mascarilla durante el juego, como el entrenador de los Pelicans, Alvin Gentry, uno de los más veteranos de la liga a sus 65 años.

El programa de esta jornada incluye también un duelo entre los dos equipos de Los Ángeles y grandes favoritos al anillo, los Lakers de LeBron James y los Clippers de Kawhi Leonard.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts


Acast

Los jugadores de la NBA reiniciaron hoy su temporada hincados contra el racismo, apoyando el movimiento #BlackLivesMatter.

Tras cuatro meses y medio de suspensión por el coronavirus, los jugadores y entrenadores de los Utah Jazz y los New Orleans Pelicans, regresaron a la duela y se arrodillaron durante el himno estadounidense.

Los jugadores, con los brazos entrelazados, portaban camisetas negras con el lema "Black Lives Matter", que también está grabado en el centro de la cancha sin espectadores del complejo deportivo de Disney World en Orlando.

La liga y los jugadores se comprometieron a que este final de su temporada, a pesar de la ausencia de aficionados y de las condiciones de aislamiento en la "burbuja" de Disney World, contribuya a las actuales protestas contra el racismo desencadenadas por el crimen del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco dos meses atrás.

El gesto de hincar la rodilla se ha convertido en uno de los símbolos de las masivas manifestaciones por la igualdad racial y el fin de la brutalidad policial que han tenido lugar en Estados Unidos y otros países durante los últimos meses.

Foto: Twitter @NBA

Este tipo de protesta fue popularizado en 2016 por el jugador de futbol americano Colin Kaepernick, quien fue en su momento objeto de duras críticas, entre ellas del presidente Donald Trump, y nunca volvió a ser contratado por ningún equipo de la NFL.

Horas antes del partido el comisionado de la NBA, Adam Silver, avanzó que respetaría "una protesta pacífica" a pesar de que las reglas de la liga dictan desde hace años que los jugadores deben permanecer de pie durante la interpretación del himno.

"Veremos qué pasa si ese es el caso pero entiendo que este es un momento único en nuestra historia", subrayó Silver en una entrevista con CNN.

Los jugadores de la NBA han preparado muchos otros gestos y actividades para sus reivindicaciones, entre ellos la retirada de sus nombres de las camisetas y su sustitución por mensajes en favor de la justicia social.

El novato de los Pelicans Zion Williamson, una de las sensaciones de la temporada, portaba este jueves en su uniforme la palabra "Peace", mientras que tanto su compañero Lonzo Ball como el pívot francés de los Utah Jazz Rudy Gobert se decantaron por "Equality" (Igualdad).

Numerosos jugadores de la NBA, incluidas superestrellas como Giannis Antetokounmpo o Russell Westbrook, participaron en las manifestaciones por el crimen de Floyd.

Lakers-Clippers a continuación

La primera canasta de la reanudación de la campaña fue anotada por Gobert, cuyo contagio de coronavirus forzó la abrupta suspensión de la temporada el pasado 11 de marzo.

Los Pelicans alinearon en su quinteto inicial a Zion Williamson, quien apenas pudo entrenar un par de días desde que regreso a la "burbuja" de Disney World tras un permiso por una emergencia familiar.

Los Pelicans, que ocupan el décimo lugar de la Conferencia Oeste, intentarán aprovechar los ocho partidos de la fase regular que se jugarán en Disney World para alcanzar a los Memphis Grizzlies, que ostentan la octava plaza, la última que da boleto a los playoffs.

Los Jazz, por su parte, se ubican en la cuarta posición del Oeste y ya tienen un puesto asegurado en las eliminatorias, que arrancarán el 17 de agosto y deben culminar con las finales de octubre.

Con pruebas diarias de coronavirus y una infinidad de restricciones, la NBA ha creado un entorno de seguridad en Disney World para resguardar a los jugadores de la pandemia, que ya se ha cobrado más de 150 mil vidas en Estados Unidos.

Las canchas han sido también adaptadas para prevenir riesgos, con los responsables del control de los juegos y toma de estadísticas separados de los equipos por una cristalera.

Los asientos de los banquillos se han separado a una mayor distancia y, aunque no es obligatorio, algunas personas portan mascarilla durante el juego, como el entrenador de los Pelicans, Alvin Gentry, uno de los más veteranos de la liga a sus 65 años.

El programa de esta jornada incluye también un duelo entre los dos equipos de Los Ángeles y grandes favoritos al anillo, los Lakers de LeBron James y los Clippers de Kawhi Leonard.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts


Acast

Mundo

Hiroshima demuestra su resiliencia 75 años después de la bomba atómica

El alcalde pidió que el Gobierno de Japón se decida a firmar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares

Sociedad

Hallan a menores que ayudaron a raptar a Dylan en Chiapas

Según las investigaciones, los menores habrían sido manipulados por la responsable de este rapto al decirles que Dylan era su hijo

Mundo

Hiroshima demuestra su resiliencia 75 años después de la bomba atómica

El alcalde pidió que el Gobierno de Japón se decida a firmar el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares

Finanzas

Consumo privado tiene su peor momento; cae 23.5% en mayo

El informe del Inegi destaca que los consumidores nacionales eligieron comprar mercancías nacionales sobre las importadas

Política

AMLO celebra decisión de Facebook de implementar herramienta política

El mandatario dijo que confía en que Twitter haga lo mismo en el caso de México, ya que “se nota más manipulación en esta red social”

Futbol

La Volpe rompe el silencio ante presunta orden de aprehensión

Ante las acusaciones de acoso sexual por la podóloga de Chivas

Justicia

Pide AMLO esperar a que termine de declarar Lozoya sobre planta de agronitrogenados

El Presidente aseguró que con la investigación a Lozoya se va a poner en evidencia la asociación delictuosa entre funcionarios y empresarios

Política

Los homicidios en Sonora son nuestra “pata de palo”: Claudia Pavlovich

La gobernadora de Sonora dijo que aunque se mantiene una reducción en los delitos, aún falta mucho por hacer ya que “no nos podemos acostumbrar a la violencia”