/ sábado 11 de marzo de 2017

Cuba derrota a Australia en el Clásico Mundial

Un oportuno jonrón de Alfredo Despaigne con las bases llenas y relevos de altos quilates de Vladimir García y Miguel Lahera dieron a Cuba un peleado triunfo ante Australia 4-3, para colocarla en la segunda ronda del Clásico Mundial.

Australia fue el primero en anotar por hit remolcador de Logan Wade en el quinto ante el relevista Yoanni Yera, batazo sobre el que el jardinero izquierdo Alfredo Despaigne, a la postre héroe de la jornada, no mostró un gran brazo.

Pero Despaigne tomó desquite en la parte baja de esa entrada y castigó con toda su fuerza una recta del relevista zurdo Lachlan Wells con las bases llenas, para desaparecer la pelota a más de 400 pies por entre left y center y darle un giro total y a la postre definitorio en el marcador.

Los australianos siempre dieron batalla, aunque el pitcher cerrador Miguel Lahera se presentó intratable con su recta de hasta 91 millas y retiró el noveno sin manchas, con dos ponches incluidos, para sellar el triunfo.

El ganador fue Vladimir García (1-0), la caída corrió para Lachlan Wells (0-1), mientras que el salvamento para Miguel Lahera (1).

Cuba hizo su trabajo y se clasificó como segundo, solamente por debajo del invicto Japón en el sector B del torneo.

Un oportuno jonrón de Alfredo Despaigne con las bases llenas y relevos de altos quilates de Vladimir García y Miguel Lahera dieron a Cuba un peleado triunfo ante Australia 4-3, para colocarla en la segunda ronda del Clásico Mundial.

Australia fue el primero en anotar por hit remolcador de Logan Wade en el quinto ante el relevista Yoanni Yera, batazo sobre el que el jardinero izquierdo Alfredo Despaigne, a la postre héroe de la jornada, no mostró un gran brazo.

Pero Despaigne tomó desquite en la parte baja de esa entrada y castigó con toda su fuerza una recta del relevista zurdo Lachlan Wells con las bases llenas, para desaparecer la pelota a más de 400 pies por entre left y center y darle un giro total y a la postre definitorio en el marcador.

Los australianos siempre dieron batalla, aunque el pitcher cerrador Miguel Lahera se presentó intratable con su recta de hasta 91 millas y retiró el noveno sin manchas, con dos ponches incluidos, para sellar el triunfo.

El ganador fue Vladimir García (1-0), la caída corrió para Lachlan Wells (0-1), mientras que el salvamento para Miguel Lahera (1).

Cuba hizo su trabajo y se clasificó como segundo, solamente por debajo del invicto Japón en el sector B del torneo.