/ sábado 11 de marzo de 2017

El Espanyol se impuso a Las Palmas en la jornada 27 de la Liga Española

El Espanyol, con el mexicano Diego Reyes a lo largo del encuentro, se impuso ante la visita de Las Palmas, tras una avalancha de goles que comenzó desde el primer minuto.

Con apenas 58 segundos de juego, llegó el primer gol de la noche. David López culminó el brillante inicio del Espanyol, al rematar de cabeza un centro enviado por José Manuel Jurado. El portero Raúl Lizoain no pudo hacer nada para evitar el tanto, que levantó a los pocos aficionados que acudieron al estadio Cornellá.

El guión de Las Palmas se desmontó por completo. Tenía que presionar a un rival con ventaja en el marcador y con mayor ritmo de circulación del balón. Espanyol se había convertido, muy pronto, en el dueño del partido. En el primer cuarto de hora sólo un tímido centro de Jesé Rodríguez obligó a intervenir, sin problemas, al portero Diego López.

Kevin Prince Boateng, sin éxito, también probó con una chilena. Jonathan Viera, referencia de Las Palmas, estaba desactivado por Diego Reyes y Óscar Duarte.

Tras su dominio inicial, Espanyol cambió su planteamiento a uno más defensivo, a la espera de un contragolpe, lo que abrió la posibilidad de que Las Palmas lograra el empate al minuto 31 y a lo grande. Mauricio Lemos mandó un pase largo desde 25 metros, que acabó, después de un bote en el césped, en el fondo de la portería del Espanyol. El balón sorprendió a toda la defensiva y al portero, quien pudo haber hecho más.

El empate dibujó un nuevo escenario. Entonces, Espanyol mostró su mejor versión ofensiva y agobió como nunca a los canarios. Su insistencia tuvo premio y llegó cerca del descanso, cuando Pablo Piatti asistió a Gerard Moreno, quien no falló frente a Lizoain.

Los dirigidos por Quique Sánchez Flores intentaron encarrilar la sentencia. Sin embargo, se encontraron un con rival hambriento, que volvió a reaccionar al minuto 49, cuando Lemos remató en el área para firmar su doblete.

Lejos de intimidarse, el Espanyol volvió al ataque. Y tras un contragolpe de Felipe Caicedo los locales recuperaron la ventaja en el marcador. Lizoain derribó al delantero dentro del área y el árbitro marcó penalti, el cual fue convertido por Piatti al minuto 54.

Aún faltaban muchas imágenes para recordar hasta el final del encuentro: ningún equipo se conformó. Las Palmas tuvo opciones de empatar, pero fue Jurado, al minuto 76, quien aprovechó un pase de Moreno para superar a Lizoain en su mano a mano.

Era una noche tremenda. Lo demostró Las Palmas con su ímpetu por remontar. Al minuto 84 llegó el premio. Mateo García, después de un centro de Alen Halilovic, logró el 4-3. Quedaba poco tiempo para otra sorpresa, pero con el transcurso del encuentro, nadie se confió.  El árbitro amonestó al banquillo visitante, que protestó una acción de Hernán Pérez sobre Helder Lopes en el área. El anfitrión evitó los riesgos y especuló con el reloj hasta que logró quedarse con los tres puntos, correspondientes a la fecha 27 de la Liga española, y con los que pudo acercarse a la zona que da acceso a la Europa League de la próxima temporada.

Hoy será el turno del Atlético de Madrid, que insistirá en su objetivo de alcanzar la zona de la Champions League, en su visita al Granada del portero mexicano Guillermo Ochoa, que sigue en la lucha por lograr la permanencia.

El Espanyol, con el mexicano Diego Reyes a lo largo del encuentro, se impuso ante la visita de Las Palmas, tras una avalancha de goles que comenzó desde el primer minuto.

Con apenas 58 segundos de juego, llegó el primer gol de la noche. David López culminó el brillante inicio del Espanyol, al rematar de cabeza un centro enviado por José Manuel Jurado. El portero Raúl Lizoain no pudo hacer nada para evitar el tanto, que levantó a los pocos aficionados que acudieron al estadio Cornellá.

El guión de Las Palmas se desmontó por completo. Tenía que presionar a un rival con ventaja en el marcador y con mayor ritmo de circulación del balón. Espanyol se había convertido, muy pronto, en el dueño del partido. En el primer cuarto de hora sólo un tímido centro de Jesé Rodríguez obligó a intervenir, sin problemas, al portero Diego López.

Kevin Prince Boateng, sin éxito, también probó con una chilena. Jonathan Viera, referencia de Las Palmas, estaba desactivado por Diego Reyes y Óscar Duarte.

Tras su dominio inicial, Espanyol cambió su planteamiento a uno más defensivo, a la espera de un contragolpe, lo que abrió la posibilidad de que Las Palmas lograra el empate al minuto 31 y a lo grande. Mauricio Lemos mandó un pase largo desde 25 metros, que acabó, después de un bote en el césped, en el fondo de la portería del Espanyol. El balón sorprendió a toda la defensiva y al portero, quien pudo haber hecho más.

El empate dibujó un nuevo escenario. Entonces, Espanyol mostró su mejor versión ofensiva y agobió como nunca a los canarios. Su insistencia tuvo premio y llegó cerca del descanso, cuando Pablo Piatti asistió a Gerard Moreno, quien no falló frente a Lizoain.

Los dirigidos por Quique Sánchez Flores intentaron encarrilar la sentencia. Sin embargo, se encontraron un con rival hambriento, que volvió a reaccionar al minuto 49, cuando Lemos remató en el área para firmar su doblete.

Lejos de intimidarse, el Espanyol volvió al ataque. Y tras un contragolpe de Felipe Caicedo los locales recuperaron la ventaja en el marcador. Lizoain derribó al delantero dentro del área y el árbitro marcó penalti, el cual fue convertido por Piatti al minuto 54.

Aún faltaban muchas imágenes para recordar hasta el final del encuentro: ningún equipo se conformó. Las Palmas tuvo opciones de empatar, pero fue Jurado, al minuto 76, quien aprovechó un pase de Moreno para superar a Lizoain en su mano a mano.

Era una noche tremenda. Lo demostró Las Palmas con su ímpetu por remontar. Al minuto 84 llegó el premio. Mateo García, después de un centro de Alen Halilovic, logró el 4-3. Quedaba poco tiempo para otra sorpresa, pero con el transcurso del encuentro, nadie se confió.  El árbitro amonestó al banquillo visitante, que protestó una acción de Hernán Pérez sobre Helder Lopes en el área. El anfitrión evitó los riesgos y especuló con el reloj hasta que logró quedarse con los tres puntos, correspondientes a la fecha 27 de la Liga española, y con los que pudo acercarse a la zona que da acceso a la Europa League de la próxima temporada.

Hoy será el turno del Atlético de Madrid, que insistirá en su objetivo de alcanzar la zona de la Champions League, en su visita al Granada del portero mexicano Guillermo Ochoa, que sigue en la lucha por lograr la permanencia.