/ lunes 30 de enero de 2017

El “Reloj Suizo”, un tenista perfecto

MELBOURNE, Australia (AFP).- Al ganar su 18º título de Grand Slam en Australia, Roger Federer probablemente despejará durante algún tiempo la eterna discusión. El elegante suizo es el mejor jugador de la historia, el tenista ‘perfecto’, según su mítico rival Rafael Nadal, al que batió.

Algunos sugieren a Rod Laver, que acumuló 11 grandes en una época completamente distinta, también aparece en el debate el sueco Bjorn Borg, que se retiró a los 25 años con los mismos trofeos mayores. Sin olvidar a los grandes nombres de la actual época dorada, Rafael Nadal, que tiene 14 a los 30 años, y Novak Djokovic, que suma 12 a los 29.

Pero por el momento la vitrina de Federer no admite comparación: 7 Wimbledon, 5 US Open, 5 Abierto de Australia, 1 Roland Garros, 6 Masters, 1 Copa Davis y un título olímpico en dobles: 89 torneos ganados y 302 semanas en el número 1 mundial a sus 35 años. Con  esta edad el suizo amenaza también las marcas de longevidad. Se convirtió en el segundo ganador de Grand Slam “más viejo” tras el australiano Ken Rosewall. LA victoria es su aliada.

MELBOURNE, Australia (AFP).- Al ganar su 18º título de Grand Slam en Australia, Roger Federer probablemente despejará durante algún tiempo la eterna discusión. El elegante suizo es el mejor jugador de la historia, el tenista ‘perfecto’, según su mítico rival Rafael Nadal, al que batió.

Algunos sugieren a Rod Laver, que acumuló 11 grandes en una época completamente distinta, también aparece en el debate el sueco Bjorn Borg, que se retiró a los 25 años con los mismos trofeos mayores. Sin olvidar a los grandes nombres de la actual época dorada, Rafael Nadal, que tiene 14 a los 30 años, y Novak Djokovic, que suma 12 a los 29.

Pero por el momento la vitrina de Federer no admite comparación: 7 Wimbledon, 5 US Open, 5 Abierto de Australia, 1 Roland Garros, 6 Masters, 1 Copa Davis y un título olímpico en dobles: 89 torneos ganados y 302 semanas en el número 1 mundial a sus 35 años. Con  esta edad el suizo amenaza también las marcas de longevidad. Se convirtió en el segundo ganador de Grand Slam “más viejo” tras el australiano Ken Rosewall. LA victoria es su aliada.