/ martes 8 de noviembre de 2016

Fallece Don Neto, cronista taurino y leyenda de la AFP

El colaborador mexicano de la AFP y cronista taurino Ernesto Navarrete y Salazar, conocido como "DonNeto", falleció el domingo en la víspera de sus 98 años en el balneario mexicano de Puerto Vallarta, según informó el lunes su familia.

"Don Neto" era el decano de los cronistas taurinos en México, el reportero más anciano de la AFP y sin duda uno de los periodistas en activo más viejos del mundo.

Nacido el 7 de noviembre de 1918 en Veracruz, a orillas del Golfo de México, siguió su vocación como torero hasta que en 1939 resultó gravemente herido en un ruedo.

Desde entonces abrazó el periodismo como carrera, primero en la icónica radio difusora mexicana XEQK y después en la prensa escrita.

Durante más de 50 años colaboró con la AFP cubriendo la temporada taurina mexicana, al tiempo que seguía con su crónica de radio.

En los últimos años, acudía con menos frecuencia a las plazas de toros, pero seguía asiduamente las corridas de toros frente a su televisor, apasionado de su trabajo.

"Le bajé el volumen porque no quiero escuchar a los comentaristas. A menudo no estoy de acuerdo con ellos", relató en octubre de 2015, con cierta malicia este anciano elegante.

"He tenido problemas en el pasado con los promotores de las corridas de toros, porque digo lo que veo, digo la verdad, siempre he querido decir la verdad, y eso a veces desagrada", agregó.

Amigo de grandes matadores como el español Manuel Rodríguez "Manolete", "Don Neto" también fue fundador de la revista "Ovaciones", especializada en la fiesta brava y fue conocido por sus cursos de periodismo taurino.

Bailarín y pintor en su tiempo libre, "Don Neto" fue cuentista y organizador de la ceremonia de entrega de premios a los mejores toreros del año, en la década de 1960 cuando todos querían torear en México.

Gracias a él, la AFP fue uno de los primeros en informar de la grave cornada sufrida por el matador español José Tomás en la arena de Aguascalientes de México, en 2010.

Para "Don Neto" la tauromaquia es un arte. "Pero para esto se necesita que el torero tenga personalidad", explicó antes de imitar en su salón los movimientos bruscos de los malos toreros y aquellos, más amplios y lentos, de aquellos matadores que él consideraba virtuosos.

"Para ser un buen torero, se necesitan tres cosas -aseguraba este reportero - la cabeza, el corazón y el estómago. Cabeza para entender el toreo y saber cómo acometer al toro; el corazón para tener el valor suficiente de hacerlo y el estómago para tener siempre el hambre y el deseo de convertirse en un gran torero".

El colaborador mexicano de la AFP y cronista taurino Ernesto Navarrete y Salazar, conocido como "DonNeto", falleció el domingo en la víspera de sus 98 años en el balneario mexicano de Puerto Vallarta, según informó el lunes su familia.

"Don Neto" era el decano de los cronistas taurinos en México, el reportero más anciano de la AFP y sin duda uno de los periodistas en activo más viejos del mundo.

Nacido el 7 de noviembre de 1918 en Veracruz, a orillas del Golfo de México, siguió su vocación como torero hasta que en 1939 resultó gravemente herido en un ruedo.

Desde entonces abrazó el periodismo como carrera, primero en la icónica radio difusora mexicana XEQK y después en la prensa escrita.

Durante más de 50 años colaboró con la AFP cubriendo la temporada taurina mexicana, al tiempo que seguía con su crónica de radio.

En los últimos años, acudía con menos frecuencia a las plazas de toros, pero seguía asiduamente las corridas de toros frente a su televisor, apasionado de su trabajo.

"Le bajé el volumen porque no quiero escuchar a los comentaristas. A menudo no estoy de acuerdo con ellos", relató en octubre de 2015, con cierta malicia este anciano elegante.

"He tenido problemas en el pasado con los promotores de las corridas de toros, porque digo lo que veo, digo la verdad, siempre he querido decir la verdad, y eso a veces desagrada", agregó.

Amigo de grandes matadores como el español Manuel Rodríguez "Manolete", "Don Neto" también fue fundador de la revista "Ovaciones", especializada en la fiesta brava y fue conocido por sus cursos de periodismo taurino.

Bailarín y pintor en su tiempo libre, "Don Neto" fue cuentista y organizador de la ceremonia de entrega de premios a los mejores toreros del año, en la década de 1960 cuando todos querían torear en México.

Gracias a él, la AFP fue uno de los primeros en informar de la grave cornada sufrida por el matador español José Tomás en la arena de Aguascalientes de México, en 2010.

Para "Don Neto" la tauromaquia es un arte. "Pero para esto se necesita que el torero tenga personalidad", explicó antes de imitar en su salón los movimientos bruscos de los malos toreros y aquellos, más amplios y lentos, de aquellos matadores que él consideraba virtuosos.

"Para ser un buen torero, se necesitan tres cosas -aseguraba este reportero - la cabeza, el corazón y el estómago. Cabeza para entender el toreo y saber cómo acometer al toro; el corazón para tener el valor suficiente de hacerlo y el estómago para tener siempre el hambre y el deseo de convertirse en un gran torero".