/ jueves 31 de octubre de 2019

"No somos superhéroes", Marcelo sufrió ansiedad en final de Champions

Aseguró que previo a la gran final ante Liverpool, "no podía respirar" por momentos

Madrid, España.- El brasileño Marcelo confesó que sufrió un ataque de ansiedad en el vestuario antes de la final de Champions League en Kiev ante el Liverpool, aseguró que por momentos "no podía respirar" por la "carga" de responsabilidad que sintió ante la oportunidad de hacer historia con la tercera conquista consecutiva del trofeo más importante del mundo a nivel de clubes.

“Todo empezó la noche antes de la final, no podía comer, no podía dormir, sólo podía pensar en el partido”, relata Marcelo en un artículo de The Players Tribune. "Siempre sientes nervios, pero esta vez era diferente, creía que me asfixiaba".

Foto: AFP

"Cuando tienes la oportunidad de hacer historia, sientes esa carga mayor. Por alguna razón la estaba sintiendo de verdad. Nunca antes había sentido una ansiedad similar, no sabía lo que me estaba pasando y pensé en llamar al doctor pero me preocupaba que no me dejase jugar la final", agregó.

El día de la final los síntomas no dejaban al lateral brasileño. "No podía respirar. Intenté no entrar en pánico. Fue en el vestuario justo antes de la final de Champions contra el Liverpool en 2018".

"Pensé, ¿cuántos niños en el mundo juegan a la pelota? ¿Cuántos sueñan con jugar una final de Champions? Cuando pisé el césped todavía tenía problemas para respirar y pensé, si tengo que morir aquí esta noche, joder... moriré", expresó.

Foto: AFP

En cuanto la final arrancó todo cambió para Marcelo, que incluso se llegó a emocionar durante el partido. "Nos colocamos para el saque inicial bajo todas las luces, vi el balón de futbol en el círculo central y todo cambió. El peso se quito de mi pecho y estaba en paz".

"El balón se fue por saque de banda, tuve un momento para pensar y empecé a llorar. Nunca me había pasado en el mismo campo. Fueron solo durante diez segundos y me dije, "¡mierda!, tengo que cubrir a mi hombre'". Así volví a la realidad y seguí jugando como un niño", recordó.

La confesión de Marcelo tiene el objetivo de mostrar lo que sienten los futbolistas. "No somos superhéroes. Esto es la vida real y somos seres humanos que sangramos y nos preocupamos como cualquier otra persona".

Madrid, España.- El brasileño Marcelo confesó que sufrió un ataque de ansiedad en el vestuario antes de la final de Champions League en Kiev ante el Liverpool, aseguró que por momentos "no podía respirar" por la "carga" de responsabilidad que sintió ante la oportunidad de hacer historia con la tercera conquista consecutiva del trofeo más importante del mundo a nivel de clubes.

“Todo empezó la noche antes de la final, no podía comer, no podía dormir, sólo podía pensar en el partido”, relata Marcelo en un artículo de The Players Tribune. "Siempre sientes nervios, pero esta vez era diferente, creía que me asfixiaba".

Foto: AFP

"Cuando tienes la oportunidad de hacer historia, sientes esa carga mayor. Por alguna razón la estaba sintiendo de verdad. Nunca antes había sentido una ansiedad similar, no sabía lo que me estaba pasando y pensé en llamar al doctor pero me preocupaba que no me dejase jugar la final", agregó.

El día de la final los síntomas no dejaban al lateral brasileño. "No podía respirar. Intenté no entrar en pánico. Fue en el vestuario justo antes de la final de Champions contra el Liverpool en 2018".

"Pensé, ¿cuántos niños en el mundo juegan a la pelota? ¿Cuántos sueñan con jugar una final de Champions? Cuando pisé el césped todavía tenía problemas para respirar y pensé, si tengo que morir aquí esta noche, joder... moriré", expresó.

Foto: AFP

En cuanto la final arrancó todo cambió para Marcelo, que incluso se llegó a emocionar durante el partido. "Nos colocamos para el saque inicial bajo todas las luces, vi el balón de futbol en el círculo central y todo cambió. El peso se quito de mi pecho y estaba en paz".

"El balón se fue por saque de banda, tuve un momento para pensar y empecé a llorar. Nunca me había pasado en el mismo campo. Fueron solo durante diez segundos y me dije, "¡mierda!, tengo que cubrir a mi hombre'". Así volví a la realidad y seguí jugando como un niño", recordó.

La confesión de Marcelo tiene el objetivo de mostrar lo que sienten los futbolistas. "No somos superhéroes. Esto es la vida real y somos seres humanos que sangramos y nos preocupamos como cualquier otra persona".

Sociedad

Caducan 100 mil cajas de medicinas en Tabasco

Entre ellas destacan las que son usadas para tratar la hipertensión, el cáncer, el VIH, asma y diabetes

Mundo

Saturan las armas de fuego a EU

En dos décadas se produjeron 139 millones, incluidas 11.3 millones en 2020; pistolas se compran en masas

Finanzas

EU solicita a México tercera revisión de condiciones laborales en México

Estados Unidos pidió a México investigue si a los trabajadores de la planta de Panasonic en Reynosa se les negaron derechos laborales

Círculos

La Universidad Anáhuac crea alianzas con Fundación Monte Fénix

El doctor Cipriano Sánchez y el doctor Jorge Larrea firman la Cátedra Coorporativa en contra de las adicciones de jóvenes estudiantes y la sociedad

Gossip

Dos estrenos marcan la jornada en Cannes

En competencia se presentaron los largometrtajes Las ocho montañas y La mujer de Tchaikovsky, del cineasta disidente ruso Kirill Serebrennikov

Gossip

Hay nuevas secciones en SmartFilms, concurso de cortometrajes realizados con celular

El concurso de cortometrajes realizados con celular se acerca al género del melodrama y a la publicidad

Mundo

#SOY Aceptación hacia la comunidad se estanca

Países Bajos, que se caracterizaba por proteger los derechos LGBT+ al ser el primer país en legalizar el matrimonio igualitario en 2001, ahora mantiene una tendencia cada vez más reacia  a los gestos públicos de los miembros de esta comunidad

Gossip

¿Quién mató a Sara? Se devela el misterio en su última temporada

Un experimento psiquiátrico está detrás del enigma que plantea la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?

Mundo

#SOY Bajo Observación | La otra gran pandemia de nuestro tiempo

La otra gran pandemia de los últimos 50 años, la del SIDA, sigue activa