/ sábado 22 de abril de 2017

Peralta y Marchesín padrinos en barberia

Exitosos dentro de las canchas por sus trayectorias llenas de logros, Oribe Peralta y Agustín Marchesín fueron elegidos como padrinos de lujo para la apertura de la Barbería Mateus, al sur de la Ciudad de México, en un evento en el que los dos jugadores de América se dejaron consentir cuando les cortaron el cabello o en el caso del “Cepillo”, un delineado de barba.

El tráfico de la capital jugó un poco en contra de los jugadores de las Águilas, pero no así su ánimo, ya que con una sonrisa de oreja a oreja y una gran disposición, cortaron el simbólico listón en la entrada del establecimiento y ya dentro de él, se dieron tiempo hasta de visitar un futbolito con los colores de América y Chivas en cada equipo, y por supuesto, ninguno de los dos quiso estar en el bando rojiblanco.

Sentados en los sillones, con las batas blancas para no llenarse la ropa de cabello y disfrutando del momento, Peralta y Marchesín saludaron a la lente del ESTO Azul antes de hablar sobre las expectativas que su club ha generado en el cierre de la campaña regular.

Al final, repartieron fotos y autógrafos con los aficionados que los esperaban y así redondearon la tarde en este nuevo lugar.

Exitosos dentro de las canchas por sus trayectorias llenas de logros, Oribe Peralta y Agustín Marchesín fueron elegidos como padrinos de lujo para la apertura de la Barbería Mateus, al sur de la Ciudad de México, en un evento en el que los dos jugadores de América se dejaron consentir cuando les cortaron el cabello o en el caso del “Cepillo”, un delineado de barba.

El tráfico de la capital jugó un poco en contra de los jugadores de las Águilas, pero no así su ánimo, ya que con una sonrisa de oreja a oreja y una gran disposición, cortaron el simbólico listón en la entrada del establecimiento y ya dentro de él, se dieron tiempo hasta de visitar un futbolito con los colores de América y Chivas en cada equipo, y por supuesto, ninguno de los dos quiso estar en el bando rojiblanco.

Sentados en los sillones, con las batas blancas para no llenarse la ropa de cabello y disfrutando del momento, Peralta y Marchesín saludaron a la lente del ESTO Azul antes de hablar sobre las expectativas que su club ha generado en el cierre de la campaña regular.

Al final, repartieron fotos y autógrafos con los aficionados que los esperaban y así redondearon la tarde en este nuevo lugar.