/ domingo 14 de febrero de 2016

Colocan nidos artificiales para salvar aves del Nevado de Toluca

Por ALMA RÍOS | El Sol de Toluca

TOLUCA, Méx.- Alumnos e investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México, con el apoyo de ejidatarios de la zona, colocaron en el Parque Ecoturístico “Corral de Piedra”, en el municipio de Amanalco de Becerra, 12 cajas de madera que servirán de nidos para tres especies de aves: el azulejo, el carbonero mexicano y principalmente, el búho afilador, y de esta manera, contribuir a su reproducción y conservación.

Esta actividad forma parte del proyecto titulado “Algunos aspectos sobre la biología y la conservación del búho afilador”, del alumno de posgrado de la Facultad de Ciencias, Juan Pablo Medina Castro, que contempla la instalación en diferentes zonas del Nevado de Toluca, de alrededor de 200 cajas nido, que también son ocupadas por otras especies, como ardillas.

El investigador universitario refirió que la colocación de los nidos es posible gracias al apoyo de la delegación mexiquense de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), instancia que donó madera decomisada a la Facultad de Ciencias de la UAEM, donde un grupo de alumnos e investigadores se dieron a la tarea de construir los nidos necesarios para apoyar la conservación de dichas especies.

Subrayó la importancia de la donación de la Profepa, pues se trata de alrededor de ocho metros cúbicos de madera confiscada a taladores clandestinos en el Estado de México, que luego de un procedimiento legal fue entregada a la UAEM para apoyar este proyecto de investigación.

En el caso de búho afilador, precisó, es muy importante tratar de conservar su hábitat, pues se trata de uno de los mejores controladores biológicos, ya que por sus características, puede eliminar plagas de roedores que afectarían aún más las condiciones actuales del Xinantécatl.

Luego de indicar que en esta ocasión alumnos e investigadores de las facultades de Ciencias y Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UAEM unieron esfuerzos con alrededor de 50 ejidatarios para la colocación de las cavidades artificiales, Juan Pablo Medina Castro explicó que para el búho afilador es necesario colocar un nido por hectárea, mientras que para otras especies de aves serán cuatro nidos por hectárea.

Manifestó que la colocación de las cajas nido se llevará a cabo hasta el mes de abril, para lo cual se cuenta con el apoyo de los ejidatarios, actores imprescindibles para la conservación de estas y otras especies, para lo cual también es fundamental el esfuerzo conjunto de la sociedad civil, instituciones académicas e instancias gubernamentales, como la Profepa.

/arm

Por ALMA RÍOS | El Sol de Toluca

TOLUCA, Méx.- Alumnos e investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México, con el apoyo de ejidatarios de la zona, colocaron en el Parque Ecoturístico “Corral de Piedra”, en el municipio de Amanalco de Becerra, 12 cajas de madera que servirán de nidos para tres especies de aves: el azulejo, el carbonero mexicano y principalmente, el búho afilador, y de esta manera, contribuir a su reproducción y conservación.

Esta actividad forma parte del proyecto titulado “Algunos aspectos sobre la biología y la conservación del búho afilador”, del alumno de posgrado de la Facultad de Ciencias, Juan Pablo Medina Castro, que contempla la instalación en diferentes zonas del Nevado de Toluca, de alrededor de 200 cajas nido, que también son ocupadas por otras especies, como ardillas.

El investigador universitario refirió que la colocación de los nidos es posible gracias al apoyo de la delegación mexiquense de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), instancia que donó madera decomisada a la Facultad de Ciencias de la UAEM, donde un grupo de alumnos e investigadores se dieron a la tarea de construir los nidos necesarios para apoyar la conservación de dichas especies.

Subrayó la importancia de la donación de la Profepa, pues se trata de alrededor de ocho metros cúbicos de madera confiscada a taladores clandestinos en el Estado de México, que luego de un procedimiento legal fue entregada a la UAEM para apoyar este proyecto de investigación.

En el caso de búho afilador, precisó, es muy importante tratar de conservar su hábitat, pues se trata de uno de los mejores controladores biológicos, ya que por sus características, puede eliminar plagas de roedores que afectarían aún más las condiciones actuales del Xinantécatl.

Luego de indicar que en esta ocasión alumnos e investigadores de las facultades de Ciencias y Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UAEM unieron esfuerzos con alrededor de 50 ejidatarios para la colocación de las cavidades artificiales, Juan Pablo Medina Castro explicó que para el búho afilador es necesario colocar un nido por hectárea, mientras que para otras especies de aves serán cuatro nidos por hectárea.

Manifestó que la colocación de las cajas nido se llevará a cabo hasta el mes de abril, para lo cual se cuenta con el apoyo de los ejidatarios, actores imprescindibles para la conservación de estas y otras especies, para lo cual también es fundamental el esfuerzo conjunto de la sociedad civil, instituciones académicas e instancias gubernamentales, como la Profepa.

/arm