/ miércoles 16 de noviembre de 2022

Comercio electrónico: ¿comprar sin contaminar?

Aunque el comercio electrónico supone varias ventajas, aún está pendiente que las empresas adopten medidas más responsables sobre la huella de carbono que generan sus ventas

A partir de la pandemia por Covid 19 el ecommerce o comercio en línea cobró más popularidad de la que ya tenía debido a las facilidades que ofrece tanto a los vendedores como a los compradores.

Y es que el comercio electrónico no sólo ofrece comodidades como no salir de casa o ahorrar tiempo en trasladarse a los centros de consumo, sino que también cuenta con diversos beneficios ambientales y económicos que lo convierten en algo sumamente atractivo para la población.

Antes de la pandemia, los negocios ya habían comenzado a ofrecer sus productos en línea. Antes del 2020 las empresas ya habían planteado la opción de tener los productos al alcance de una llamada o un click.

De acuerdo con datos del portal de estadísticas alemán Statista, los ingresos del mercado del ecommerce en 2020 a nivel mundial alcanzaron los 18 mil 764 millones de dólares.

Pero, ¿qué hace tan popular al ecommerce? y sobre todo, ¿los beneficios que presume son reales?

Preocupados por el medio ambiente

Si bien esta modalidad de venta ha sido adoptada por todas las generaciones, ha atraído especialmente la atención de una generación preocupada por el medio ambiente: la Generación Z.

“En Ebay, tenemos registros de que las personas que más han adoptado esta modalidad son las pertenecientes a la Generación Z, la cual se caracteriza por poner especial atención al cuidado del medioambiente”, explica a El Sol de México Raúl Bustamante, Gerente comunicación de Ebay en Latinoamérica.

Esta generación se ha preocupado por la reducción de basura y de sus emisiones de gases efecto invernadero, dos aspectos que el ecommerce en muchos casos les resuelve.

En primer lugar, el ecommerce va de la mano con el recommerce (compra-venta de artículos reacondicionados), ya que ambos reducen la cantidad de basura que se produce por la compra de artículos.

“Otro punto importante es que se reduce la basura electrónica, la cual es muy perjudicial para el medioambiente”, explicó Bustamante.

El ecommerce contribuye a reducir las más de 50 millones de toneladas de basura electrónica que se producen al año, de acuerdo con el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (PNUMA).

Y este es uno de los puntos más relevantes que resuelve a el ecommerce a nivel ambiental, ya que este tipo de residuos no sólo son más basura en el planeta, sino que sus componentes también son dañinos para la salud humana.

Entre los elementos que se encuentran dentro de ellos están el mercurio, plomo, cromo y cadmio, los cuales son susceptibles de causar grandes daños. Por ejemplo, el plomo potencia el deterioro intelectual ya que tiene efectos perjudiciales en el cerebro y en el sistema circulatorio.

Sin embargo, de acuerdo con datos de National Geographic, más del 60 por ciento de estos artículos son recuperables y en la mayoría de los casos puede reciclarse.

La posibilidad que ofrece esta modalidad para los vendedores es que pueden mover sus productos más rápido y de manera global.

Es decir, si a una persona se le dificulta vender un producto dentro de su zona, el ecommerce le ofrece la posibilidad de ofrecerlo a nivel nacional o internacional, lo cual hace que el producto tenga una segunda vida y no se convierta en basura.

Además, de acuerdo con la organización privada sin fines de lucro, Éco Entreprises Quebec, el comercio digital ahorra los grandes volúmenes de envases llamativos que se colocan en los estantes para atraer al consumidor.

La misma organización recabó datos en los que encontró que a principios de la pandemia había una gran cantidad de “sobreembalajes”, porque las empresas entregaban los empaques con diseños parecidos a los de sus tiendas físicas, lo que además demandaba cajas grandes para pequeños productos.

Sin embargo, durante los últimos meses las empresas han comenzado a reducir sus contenedores y los han adaptado al modelo de entrega del comercio electrónico.

Asimismo, un estudio realizado por Instituto de Tecnología de Massachusetts en 2019, señaló que tan sólo la implementación de rutas circulares de camiones para repartir mercancia comprada en línea, contaminaría 50 por ciento menos que si los consumidores acudieran de manera presencial a comprar sus artículos.

Las rutas de reparto de productos de las compras en línea resultan en una disminución no solo de emisiones de CO2 por transporte, sino también en un ahorro de agua y energía eléctrica de las plazas comerciales, así como el ahorro en productos como jabón, papel higiénico y gel antibacterial.

El futuro de las compras

Esta modalidad de compra-venta ha llamado la atención de los usuarios no sólo por las comodidades que ofrece, sino también por las ventajas económicas que le acompañan.

Además, el escenario de la pandemia por Covid 19 resultó muy favorable para que las empresas dieran ese salto a la digitalización de sus ventas.

“Durante la pandemia el ecommerce fue una alternativa y una necesidad que los negocios tuvieron para mantenerse a flote. Sin embargo, hoy en día aún siguen encontrando beneficios en esta modalidad”, explicó Bustamante.

Según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), en 2021, el ecommerce en México tuvo un crecimiento del 27 por ciento respecto al año anterior, lo que posiciona a México como el país con mayor expansión de comercio electrónico.

Ante ello, diversas empresas han surgido y cobrado popularidad en México, las cuales tienen el objetivo de potencializar el ecommerce en México.

“Creamos una red de comercios en la que los usuarios puedan acceder de manera más rápida y sencilla a las compras en línea”, explica Roberto Kafati, CEO y fundador de Deuna, empresa que resuelve los principales retos del ecommerce en México; conversión, aceptación y fraude.

Según señala Kafiti, México es uno de los mercados más grandes a nivel mundial para explotar el ecommerce.

“En 2020, Latinoamérica fue uno de los mercados con mayor crecimiento respecto al comercio digital, eso quería decir que cada vez más personas lo estaban adoptando, pero sobre todo, que los negocios ya estaban transitando a él”, añadió Bustamante.

Este avance es el resultado de los beneficios que el ecommerce ofrece, entre ellos la disponibilidad de productos a cualquier hora del día.

“Uno de los grandes beneficios que ofrece es la falta de contacto con otras personas. Esta fue una de las razones por las que se popularizó durante la pandemia, porque los consumidores no querían acudir a los establecimientos,” comentó.

Otra de las ventajas que tiene es la posibilidad de que el negocio tenga un alcance global, es decir; con las herramientas tecnológicas, los productos que los usuarios compren o vendan están al alcance cualquier persona que tenga acceso a internet.

De acuerdo con datos de Deuna, las ventas de los negocios que utilicen esta plataforma pueden aumentar hasta un 200 por ciento, lo que contribuye al crecimiento de la economía tanto nacional como global.

Esto va de la mano con otro de sus beneficios, el cual consiste en el crecimiento de las empresas, entre ellas las Pymes (pequeñas y medianas empresas).

“Cuando un negocio se suma a un marketplace global aumenta su mercado potencial a más de 135 millones de compradores, lo cual es una gran ventaja con la que pueden contar las Pymes”, comentó Bustamante.

Otro de los puntos que resalta el especialista es que al vender productos en marketplace globales como Ebay, el vendedor no depende por completo de la situación económica de su país o región, es decir; las ganancias obtenidas por la venta de sus productos no serán víctimas de la inflación.

Exigen a las empresas envíos sostenibles

Si bien el ecommerce ofrece diversos beneficios ambientales, la transportación de artículos a grandes distancias también genera contaminación.

Es por eso que diversos gobiernos han ejercido presión sobre las empresas para que sus modalidades de envío sean más sostenibles y generen la menor cantidad de residuos y de gases efecto invernadero.

Una de las normas que algunas empresas han seguido es la Responsabilidad Extendida del Productor (REP), la cual refiere que las empresas deben hacerse responsables de los residuos o impactos ambientales que tengan sus productos aún después de ser consumidos.

Un ejemplo de ello es Canadá, en donde las jurisdicciones exigen a las empresas que comercializan en línea que compensen el costo del servicio de envío con acciones de recolección, clasificación y reciclaje.

Esto porque a finales del 2020, el Ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático de Quebec, Benoit Charette anunció que esta nueva normativa exigirá a las empresas a involucrarse en el proceso completo de la gestión de sus residuos y no sólo se limiten a cubrir los costos.

Llegó para quedarse

Cada vez más compradores y vendedores se suman al ecommerce por las facilidades que presenta, las cuales están presentes de principio a fin.

“El que cada vez más personas se sumen orilla a los vendedores a mejorar la experiencia del usuario, sus inventarios y eso ha hecho que la gente cobre más confianza en él”, aseguró Raúl Bustamante.

Con la evolución de las ventas en línea, las plataformas se han hecho cada vez más seguras para los compradores, sin embargo, no se deben dejar de lado las prevenciones que se deben de tener.

“Deben saber a quién le están comprando, adquirir productos en sitios fiables, pero sobre todo, familiarizarse con las plataformas para que así se sientan con más confianza”, puntualizó.

Además, hoy en día ya existen plataformas que contribuyen a la prevención del fraude en el comercio digital.

“Una de las problemáticas que resuelve Deuna es prevenir el fraude que puedan sufrir los negocios, es por eso que es de suma importancia recurrir a plataformas confiables como esta. El objetivo es que los negocios reduzcan sus números de fraude”, explicó Roberto Kafati.

Por otro lado, en aras de impulsar el comercio digital en México y Latinoamérica, Ebay realiza de manera anual un evento en el que premian a los mejores y más grandes exportadores dentro de su plataforma.

“Las historias de estos exportadores pueden ayudar a que los negocios o las personas que aún no transitan al ecommerce se animen y se den cuenta de que es una modalidad segura, amigable con el medio ambiente y con la economía, pero sobre todo, que sepan que existen plataformas que les pueden ayudar a incursionar en este mundo”, dijo finalmente Raúl Bustamante.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

A partir de la pandemia por Covid 19 el ecommerce o comercio en línea cobró más popularidad de la que ya tenía debido a las facilidades que ofrece tanto a los vendedores como a los compradores.

Y es que el comercio electrónico no sólo ofrece comodidades como no salir de casa o ahorrar tiempo en trasladarse a los centros de consumo, sino que también cuenta con diversos beneficios ambientales y económicos que lo convierten en algo sumamente atractivo para la población.

Antes de la pandemia, los negocios ya habían comenzado a ofrecer sus productos en línea. Antes del 2020 las empresas ya habían planteado la opción de tener los productos al alcance de una llamada o un click.

De acuerdo con datos del portal de estadísticas alemán Statista, los ingresos del mercado del ecommerce en 2020 a nivel mundial alcanzaron los 18 mil 764 millones de dólares.

Pero, ¿qué hace tan popular al ecommerce? y sobre todo, ¿los beneficios que presume son reales?

Preocupados por el medio ambiente

Si bien esta modalidad de venta ha sido adoptada por todas las generaciones, ha atraído especialmente la atención de una generación preocupada por el medio ambiente: la Generación Z.

“En Ebay, tenemos registros de que las personas que más han adoptado esta modalidad son las pertenecientes a la Generación Z, la cual se caracteriza por poner especial atención al cuidado del medioambiente”, explica a El Sol de México Raúl Bustamante, Gerente comunicación de Ebay en Latinoamérica.

Esta generación se ha preocupado por la reducción de basura y de sus emisiones de gases efecto invernadero, dos aspectos que el ecommerce en muchos casos les resuelve.

En primer lugar, el ecommerce va de la mano con el recommerce (compra-venta de artículos reacondicionados), ya que ambos reducen la cantidad de basura que se produce por la compra de artículos.

“Otro punto importante es que se reduce la basura electrónica, la cual es muy perjudicial para el medioambiente”, explicó Bustamante.

El ecommerce contribuye a reducir las más de 50 millones de toneladas de basura electrónica que se producen al año, de acuerdo con el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas (PNUMA).

Y este es uno de los puntos más relevantes que resuelve a el ecommerce a nivel ambiental, ya que este tipo de residuos no sólo son más basura en el planeta, sino que sus componentes también son dañinos para la salud humana.

Entre los elementos que se encuentran dentro de ellos están el mercurio, plomo, cromo y cadmio, los cuales son susceptibles de causar grandes daños. Por ejemplo, el plomo potencia el deterioro intelectual ya que tiene efectos perjudiciales en el cerebro y en el sistema circulatorio.

Sin embargo, de acuerdo con datos de National Geographic, más del 60 por ciento de estos artículos son recuperables y en la mayoría de los casos puede reciclarse.

La posibilidad que ofrece esta modalidad para los vendedores es que pueden mover sus productos más rápido y de manera global.

Es decir, si a una persona se le dificulta vender un producto dentro de su zona, el ecommerce le ofrece la posibilidad de ofrecerlo a nivel nacional o internacional, lo cual hace que el producto tenga una segunda vida y no se convierta en basura.

Además, de acuerdo con la organización privada sin fines de lucro, Éco Entreprises Quebec, el comercio digital ahorra los grandes volúmenes de envases llamativos que se colocan en los estantes para atraer al consumidor.

La misma organización recabó datos en los que encontró que a principios de la pandemia había una gran cantidad de “sobreembalajes”, porque las empresas entregaban los empaques con diseños parecidos a los de sus tiendas físicas, lo que además demandaba cajas grandes para pequeños productos.

Sin embargo, durante los últimos meses las empresas han comenzado a reducir sus contenedores y los han adaptado al modelo de entrega del comercio electrónico.

Asimismo, un estudio realizado por Instituto de Tecnología de Massachusetts en 2019, señaló que tan sólo la implementación de rutas circulares de camiones para repartir mercancia comprada en línea, contaminaría 50 por ciento menos que si los consumidores acudieran de manera presencial a comprar sus artículos.

Las rutas de reparto de productos de las compras en línea resultan en una disminución no solo de emisiones de CO2 por transporte, sino también en un ahorro de agua y energía eléctrica de las plazas comerciales, así como el ahorro en productos como jabón, papel higiénico y gel antibacterial.

El futuro de las compras

Esta modalidad de compra-venta ha llamado la atención de los usuarios no sólo por las comodidades que ofrece, sino también por las ventajas económicas que le acompañan.

Además, el escenario de la pandemia por Covid 19 resultó muy favorable para que las empresas dieran ese salto a la digitalización de sus ventas.

“Durante la pandemia el ecommerce fue una alternativa y una necesidad que los negocios tuvieron para mantenerse a flote. Sin embargo, hoy en día aún siguen encontrando beneficios en esta modalidad”, explicó Bustamante.

Según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), en 2021, el ecommerce en México tuvo un crecimiento del 27 por ciento respecto al año anterior, lo que posiciona a México como el país con mayor expansión de comercio electrónico.

Ante ello, diversas empresas han surgido y cobrado popularidad en México, las cuales tienen el objetivo de potencializar el ecommerce en México.

“Creamos una red de comercios en la que los usuarios puedan acceder de manera más rápida y sencilla a las compras en línea”, explica Roberto Kafati, CEO y fundador de Deuna, empresa que resuelve los principales retos del ecommerce en México; conversión, aceptación y fraude.

Según señala Kafiti, México es uno de los mercados más grandes a nivel mundial para explotar el ecommerce.

“En 2020, Latinoamérica fue uno de los mercados con mayor crecimiento respecto al comercio digital, eso quería decir que cada vez más personas lo estaban adoptando, pero sobre todo, que los negocios ya estaban transitando a él”, añadió Bustamante.

Este avance es el resultado de los beneficios que el ecommerce ofrece, entre ellos la disponibilidad de productos a cualquier hora del día.

“Uno de los grandes beneficios que ofrece es la falta de contacto con otras personas. Esta fue una de las razones por las que se popularizó durante la pandemia, porque los consumidores no querían acudir a los establecimientos,” comentó.

Otra de las ventajas que tiene es la posibilidad de que el negocio tenga un alcance global, es decir; con las herramientas tecnológicas, los productos que los usuarios compren o vendan están al alcance cualquier persona que tenga acceso a internet.

De acuerdo con datos de Deuna, las ventas de los negocios que utilicen esta plataforma pueden aumentar hasta un 200 por ciento, lo que contribuye al crecimiento de la economía tanto nacional como global.

Esto va de la mano con otro de sus beneficios, el cual consiste en el crecimiento de las empresas, entre ellas las Pymes (pequeñas y medianas empresas).

“Cuando un negocio se suma a un marketplace global aumenta su mercado potencial a más de 135 millones de compradores, lo cual es una gran ventaja con la que pueden contar las Pymes”, comentó Bustamante.

Otro de los puntos que resalta el especialista es que al vender productos en marketplace globales como Ebay, el vendedor no depende por completo de la situación económica de su país o región, es decir; las ganancias obtenidas por la venta de sus productos no serán víctimas de la inflación.

Exigen a las empresas envíos sostenibles

Si bien el ecommerce ofrece diversos beneficios ambientales, la transportación de artículos a grandes distancias también genera contaminación.

Es por eso que diversos gobiernos han ejercido presión sobre las empresas para que sus modalidades de envío sean más sostenibles y generen la menor cantidad de residuos y de gases efecto invernadero.

Una de las normas que algunas empresas han seguido es la Responsabilidad Extendida del Productor (REP), la cual refiere que las empresas deben hacerse responsables de los residuos o impactos ambientales que tengan sus productos aún después de ser consumidos.

Un ejemplo de ello es Canadá, en donde las jurisdicciones exigen a las empresas que comercializan en línea que compensen el costo del servicio de envío con acciones de recolección, clasificación y reciclaje.

Esto porque a finales del 2020, el Ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático de Quebec, Benoit Charette anunció que esta nueva normativa exigirá a las empresas a involucrarse en el proceso completo de la gestión de sus residuos y no sólo se limiten a cubrir los costos.

Llegó para quedarse

Cada vez más compradores y vendedores se suman al ecommerce por las facilidades que presenta, las cuales están presentes de principio a fin.

“El que cada vez más personas se sumen orilla a los vendedores a mejorar la experiencia del usuario, sus inventarios y eso ha hecho que la gente cobre más confianza en él”, aseguró Raúl Bustamante.

Con la evolución de las ventas en línea, las plataformas se han hecho cada vez más seguras para los compradores, sin embargo, no se deben dejar de lado las prevenciones que se deben de tener.

“Deben saber a quién le están comprando, adquirir productos en sitios fiables, pero sobre todo, familiarizarse con las plataformas para que así se sientan con más confianza”, puntualizó.

Además, hoy en día ya existen plataformas que contribuyen a la prevención del fraude en el comercio digital.

“Una de las problemáticas que resuelve Deuna es prevenir el fraude que puedan sufrir los negocios, es por eso que es de suma importancia recurrir a plataformas confiables como esta. El objetivo es que los negocios reduzcan sus números de fraude”, explicó Roberto Kafati.

Por otro lado, en aras de impulsar el comercio digital en México y Latinoamérica, Ebay realiza de manera anual un evento en el que premian a los mejores y más grandes exportadores dentro de su plataforma.

“Las historias de estos exportadores pueden ayudar a que los negocios o las personas que aún no transitan al ecommerce se animen y se den cuenta de que es una modalidad segura, amigable con el medio ambiente y con la economía, pero sobre todo, que sepan que existen plataformas que les pueden ayudar a incursionar en este mundo”, dijo finalmente Raúl Bustamante.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

CDMX

Contaminante de agua en la alcaldía Benito Juárez es una mezcla de aceites: Pemex

El director de Pemex Logística confirmó que se trata de una sustancia perteneciente a la familia de los aceites y los lubricantes

Sociedad

Miles en Campeche vuelven a marchar en apoyo a policías

Además se recabaron firmas para solicitar al Congreso del estado un juicio político contra la titular de Seguridad, Marcela Muñoz

Elecciones 2024

Renuncian 153 candidatas a diputadas y presidentas municipales en Zacatecas

A quienes renunciaron como candidatas a las presidencias municipales y diputaciones se les realiza una entrevista y encuesta para determinar los motivos

Elecciones 2024

Máynez recorre Tepito y “echa cascarita” en el barrio bravo de CDMX

Álvarez Máynez y Salomón Chertorivski hacen campaña en Centro Histórico y juegan cascarita en Tepito

Elecciones 2024

Xóchitl Gálvez se compromete a crear el Sistema Nacional de Cuidados

De igual modo, dijo que se crearán escuelas para niños con discapacidad, destacando el problema que implica darles una educación adecuada

Elecciones 2024

Piden indígenas seris a Claudia Sheinbaum educación para sus jóvenes

Sheinbaum también prometió garantizar el abasto de agua e instalar paneles solares en los domicilios para disminuir los costos por aire acondicionado