/ sábado 12 de noviembre de 2016

La “telenovela” Petrobras a la pantalla grande

El escándalo de corrupción de Petrobras se convertirá en una película y en una serie de Netflix el año próximo, gracias a dos directores que pretenden construir un thriller con una realidad que supera cualquier ficción.

Desde hace dos años, los brasileños siguen con incredulidad y espanto la operación Lava Jato (“lavadero de autos”), una investigación sobre la red de poderosos políticos y multimillonarios empresarios que desvió miles de millones de dólares a través de licitaciones trucadas de la estatal petrolera.

Poder, dinero, traiciones, fiscales intrépidos... ¿Qué más podría pedir un guionista?

“Nuestro objetivo es hacer un taquillazo”, dice Marcelo Antunez, conocido hasta ahora como director de comedias ligeras, que espera estrenar en mayo su nueva película, titulada tentativamente “Policía Federal, la ley se aplica para todos”.

Aunque cada nuevo episodio de la operación Lava Jato sorprende más que el anterior y está muy presente en la conciencia de los brasileños, Antunez quiso empezar por el principio: cuando la policía descubrió una red de cambio negro en una gasolinera de Brasilia, que resultó ser la punta de un ovillo gigantesco.

“Es una historia muy compleja, no solo porque cambia cada día, sino porque empezó con una investigación aparentemente pequeña”, afirmó el cineasta en una entrevista con la AFP en sus oficinas de producción en Rio de Janeiro. “Y decidimos tomar una foto de un momento que nos facilitara la comprensión”, dice.

En paralelo, el afamado director brasileño Jose Padilha prepara su propia versión de la historia para una serie aún sin nombre de Netflix.

Padilha ya dirige para esta plataforma la celebrada serie “Narcos”, sobre la vida del legendario capo colombiano Pablo Escobar, y antes había dirigido el aplaudido film “Tropa de Élite” (2007) y un remake de “Robocop” (2014).

El escándalo de corrupción de Petrobras se convertirá en una película y en una serie de Netflix el año próximo, gracias a dos directores que pretenden construir un thriller con una realidad que supera cualquier ficción.

Desde hace dos años, los brasileños siguen con incredulidad y espanto la operación Lava Jato (“lavadero de autos”), una investigación sobre la red de poderosos políticos y multimillonarios empresarios que desvió miles de millones de dólares a través de licitaciones trucadas de la estatal petrolera.

Poder, dinero, traiciones, fiscales intrépidos... ¿Qué más podría pedir un guionista?

“Nuestro objetivo es hacer un taquillazo”, dice Marcelo Antunez, conocido hasta ahora como director de comedias ligeras, que espera estrenar en mayo su nueva película, titulada tentativamente “Policía Federal, la ley se aplica para todos”.

Aunque cada nuevo episodio de la operación Lava Jato sorprende más que el anterior y está muy presente en la conciencia de los brasileños, Antunez quiso empezar por el principio: cuando la policía descubrió una red de cambio negro en una gasolinera de Brasilia, que resultó ser la punta de un ovillo gigantesco.

“Es una historia muy compleja, no solo porque cambia cada día, sino porque empezó con una investigación aparentemente pequeña”, afirmó el cineasta en una entrevista con la AFP en sus oficinas de producción en Rio de Janeiro. “Y decidimos tomar una foto de un momento que nos facilitara la comprensión”, dice.

En paralelo, el afamado director brasileño Jose Padilha prepara su propia versión de la historia para una serie aún sin nombre de Netflix.

Padilha ya dirige para esta plataforma la celebrada serie “Narcos”, sobre la vida del legendario capo colombiano Pablo Escobar, y antes había dirigido el aplaudido film “Tropa de Élite” (2007) y un remake de “Robocop” (2014).