/ jueves 1 de octubre de 2020

Menonitas dan entrada al internet y ¡apenas se enteran de la pandemia!

En una de sus esporádicas conexiones en el desierto de Chihuahua se enteraron de la peste que azota al mundo

Abriéndose tímidamente a la modernidad, especialmente a internet, la comunidad menonita de El Sabinal, en el norte de México, descubrió que el mundo estaba siendo sacudido por una pandemia.

Reacios a la televisión, la luz eléctrica o los autos, algunos jóvenes menonitas se han dejado seducir sin embargo por la red.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En una de sus esporádicas conexiones en el desierto de Chihuahua se enteraron de la peste que azotaba al mundo y que pudo haberles llegado a finales de mayo, cuentan en el pueblo.

"Se enfermaron unos diez, no muy graves, de diferentes familias. Ellos creían que era la gripa, pero fueron a la farmacia y les dijeron que era del Covid-19", relató a la AFP un tendero menonita.

Foto: AFP

Los enfermos no buscaron médicos ni pruebas, pero sí se aislaron por recomendación del encargado de la farmacia, también miembro de esta comunidad ultraconservadora.

El contacto con el exterior de los menonitas -profundamente religiosos- se limita a las visitas a comunidades vecinas para vender sus cosechas. Algunos creen que por esa vía pudo llegarles el virus.

Sí a la llanta

Desde 2019, un centenar de familias menonitas de El Sabinal -casi la mitad- han migrado a Campeche (sur) al ver cómo tendidos eléctricos y autos rompían con su tradicional estilo de vida.

Pero jóvenes como Juan y Jacobo se han quedado por falta de recursos, abriéndose de paso a otras experiencias.

"Yo no me voy, no tengo dinero para irme y para comprar tierras en Campeche", dice a la AFP Juan Jhonson, de 21 años.

Foto: AFP

Chihuahua, puerta de entrada de los menonitas que llegaron a México en los años 1920, ha dejado de ser lo suficientemente solitario y ahora una parte de la comunidad enfila a Campeche, cuyo clima tropical contrasta con la aridez y las temperaturas extremas del norte.

➡️ Doña Ángela, una de las 100 mujeres más poderosas gracias a "De mi rancho a tu cocina"

"Tampoco quiero irme, yo sí quiero la llanta, para ellos está mal, (creen que) la llanta trae cosas malas, yo creo que nos sirve para movernos", añade Jhonson, un recién casado que trabaja tierras de otra familia.

Se refiere a los más tradicionalistas, que solo aceptan las ruedas de madera en sus carretas, pero no objetaron los tráileres para llevar sus pertenencias a Valle Nuevo, como bautizaron a la comunidad localizada a unos 3 mil kilómetros de El Sabinal.

Foto: AFP

- No a la TV - Los menonitas son una rama del movimiento cristiano anabaptista, fundada en el siglo XVI por el pacifista Menno Simons, de quien tomaron su nombre.

Dedicados a las labores agrícolas y ganaderas, se fabrican incluso su propia ropa, igual para todos.

"Yo me voy a quedar aquí, yo sí quiero la llanta (...), la luz es difícil, todavía no llega a todos. Andan poniendo la luz, pero va muy lento y aparte falla mucho", comenta Jacobo, de 28 años y padre de tres hijos.

Poco habituados a tratar con extraños, los que aceptan hablar omiten su nombre o apellidos.

Foto: AFP

Su lengua es el bajo alemán, conjunto de variedades lingüísticas germánicas, aunque los varones aprenden español para comerciar sus productos.

"¿Para qué queremos televisión? La televisión es mala. Pero la llanta, esa sí, porque nos ayuda a movernos rápido", argumenta un joven soltero de 20 años también llamado Jacobo.

➡️ ¡Arriba México! La tlayuda gana Campeonato Street Food Latinoamérica de Netflix

Lo hace antes de encender el motor de su vetusta camioneta que lo llevará a Ascensión, a 59 kilómetros sobre un tortuoso camino de terracería, que en carreta le tomaría un día.

Foto: AFP

Con ingenio, para facilitar sus labores agrícolas y comerciales, los mas jóvenes han adaptado motores nuevos a carcasas de viejas camionetas.

Gracias a las facilidades que les otorgó el gobierno mexicano, deseoso de poblar el norte del país, miles de menonitas de origen alemán empezaron a llegar desde Canadá en 1922.

Hay comunidades prácticamente en todo el país, incluida Ciudad de México, en cuyo centro histórico es común ver a los varones, vestidos de overol, vendiendo quesos.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast


Deezer

Abriéndose tímidamente a la modernidad, especialmente a internet, la comunidad menonita de El Sabinal, en el norte de México, descubrió que el mundo estaba siendo sacudido por una pandemia.

Reacios a la televisión, la luz eléctrica o los autos, algunos jóvenes menonitas se han dejado seducir sin embargo por la red.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En una de sus esporádicas conexiones en el desierto de Chihuahua se enteraron de la peste que azotaba al mundo y que pudo haberles llegado a finales de mayo, cuentan en el pueblo.

"Se enfermaron unos diez, no muy graves, de diferentes familias. Ellos creían que era la gripa, pero fueron a la farmacia y les dijeron que era del Covid-19", relató a la AFP un tendero menonita.

Foto: AFP

Los enfermos no buscaron médicos ni pruebas, pero sí se aislaron por recomendación del encargado de la farmacia, también miembro de esta comunidad ultraconservadora.

El contacto con el exterior de los menonitas -profundamente religiosos- se limita a las visitas a comunidades vecinas para vender sus cosechas. Algunos creen que por esa vía pudo llegarles el virus.

Sí a la llanta

Desde 2019, un centenar de familias menonitas de El Sabinal -casi la mitad- han migrado a Campeche (sur) al ver cómo tendidos eléctricos y autos rompían con su tradicional estilo de vida.

Pero jóvenes como Juan y Jacobo se han quedado por falta de recursos, abriéndose de paso a otras experiencias.

"Yo no me voy, no tengo dinero para irme y para comprar tierras en Campeche", dice a la AFP Juan Jhonson, de 21 años.

Foto: AFP

Chihuahua, puerta de entrada de los menonitas que llegaron a México en los años 1920, ha dejado de ser lo suficientemente solitario y ahora una parte de la comunidad enfila a Campeche, cuyo clima tropical contrasta con la aridez y las temperaturas extremas del norte.

➡️ Doña Ángela, una de las 100 mujeres más poderosas gracias a "De mi rancho a tu cocina"

"Tampoco quiero irme, yo sí quiero la llanta, para ellos está mal, (creen que) la llanta trae cosas malas, yo creo que nos sirve para movernos", añade Jhonson, un recién casado que trabaja tierras de otra familia.

Se refiere a los más tradicionalistas, que solo aceptan las ruedas de madera en sus carretas, pero no objetaron los tráileres para llevar sus pertenencias a Valle Nuevo, como bautizaron a la comunidad localizada a unos 3 mil kilómetros de El Sabinal.

Foto: AFP

- No a la TV - Los menonitas son una rama del movimiento cristiano anabaptista, fundada en el siglo XVI por el pacifista Menno Simons, de quien tomaron su nombre.

Dedicados a las labores agrícolas y ganaderas, se fabrican incluso su propia ropa, igual para todos.

"Yo me voy a quedar aquí, yo sí quiero la llanta (...), la luz es difícil, todavía no llega a todos. Andan poniendo la luz, pero va muy lento y aparte falla mucho", comenta Jacobo, de 28 años y padre de tres hijos.

Poco habituados a tratar con extraños, los que aceptan hablar omiten su nombre o apellidos.

Foto: AFP

Su lengua es el bajo alemán, conjunto de variedades lingüísticas germánicas, aunque los varones aprenden español para comerciar sus productos.

"¿Para qué queremos televisión? La televisión es mala. Pero la llanta, esa sí, porque nos ayuda a movernos rápido", argumenta un joven soltero de 20 años también llamado Jacobo.

➡️ ¡Arriba México! La tlayuda gana Campeonato Street Food Latinoamérica de Netflix

Lo hace antes de encender el motor de su vetusta camioneta que lo llevará a Ascensión, a 59 kilómetros sobre un tortuoso camino de terracería, que en carreta le tomaría un día.

Foto: AFP

Con ingenio, para facilitar sus labores agrícolas y comerciales, los mas jóvenes han adaptado motores nuevos a carcasas de viejas camionetas.

Gracias a las facilidades que les otorgó el gobierno mexicano, deseoso de poblar el norte del país, miles de menonitas de origen alemán empezaron a llegar desde Canadá en 1922.

Hay comunidades prácticamente en todo el país, incluida Ciudad de México, en cuyo centro histórico es común ver a los varones, vestidos de overol, vendiendo quesos.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast


Deezer

CDMX

Listo dictamen técnico de la primera etapa del peritaje de la L12

El peritaje lo realizan 16 profesionales internacionales de: Alemania, España, Estados Unidos, Brasil y México

Justicia

Rancho decomisado a exgobernador de Veracruz se entregará a la Sedena

“El Eterno”, tiene una superficie de 922 mil 319 metros cuadrados, de los cuales mil 769 metros cuadrados es superficie construida

Política

Palco en el Estadio Azteca, el premio especial del sorteo de la Lotería Nacional

A partir del viernes estarán a la venta los cachitos en la zona metropolitana y el lunes estarán disponibles en todo el país

Sociedad

Eliminar el trabajo infantil es deber de los tres niveles de Gobierno: STPS

En el marco del Año Internacional para la Eliminación del Trabajo Infantil, la Secretaría de Trabajo señaló el esfuerzo y las acciones que se implementan en México para garantizar los derechos de la niñez

Finanzas

Izzi amplía su cobertura y llega a Guadalajara

La firma tendrá promociones a los usuarios que quieran realizar cambio de compañía conservando su número, así como ofertas en servicios de telefonía celular.

Sociedad

Matan a exalcalde de Apaseo el Alto, Guanajuato

David Sánchez Malagón, fue presidente municipal en el periodo 2009-2012 por el Partido Revolucionario Institucional

Mundo

OPS pide endurecer medidas sanitarias para contener nuevo incremento en casos de Covid-19

La Organización pidió a los países de América Latina endurecer las medidas sanitarias hasta completar la vacunación y así detener el avance del virus

República

Avión Boeing abandonado en Morelos ya es propiedad de la nación

Durante 12 años fue un obstáculo para la prestación de los servicios aeroportuarios, por lo que será subastado

CDMX

A casi tres meses de su inauguración, Trolebici a tuvo su primer accidente mortal

El terrible suceso se dio el pasado lunes, cuando un ciclista perdió el control y que cayó justo al paso de las llantas traseras de un trolebús