/ lunes 1 de julio de 2019

Parkinson se origina en el tracto digestivo

La enfermedad avanza por los nervios que conectan el intestino con el cerebro como si subieran una escalera, señala una investigación iniciada en 2003 y publicada por la revista Neuron

WASHINGTON. Investigadores de Estados Unidos encontraron nuevas pruebas de que el mal de Parkinson, que afecta a casi un millón de personas en el país norteamericano, se inicia en el tracto gastrointestinal propagándose al cerebro por vía del nervio vago, según un artículo que publica este miércoles la revista Neuron.

Las conclusiones “proporcionan pruebas adicionales del papel del tracto digestivo en el mal de Parkinson y nos dan un modelo para estudiar la progresión de la enfermedad desde su comienzo”, dijo el profesor de Neurología de Ted Dawson, de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore (EE.UU.).

El párkinson se caracteriza por el desarrollo de una proteína mal plegada, denominada alfa-sinucleína, en las células del cerebro.

Conforme ese tipo de proteína se va amontonando, causa la muerte de los tejidos nerviosos, dejando restos de materia cerebral muerta.

El estudio se basa en las observaciones hechas en 2003 por el neuroanatomista alemán Heiko Braak, quien demostró que los enfermos con párkinson tienen también acumulaciones de alfa-sinucleína en partes del sistema nervioso central que controlan el intestino.

De acuerdo con la hipótesis de Braak, ese mal avanza por los nervios que conectan el intestino con el cerebro como si estuviera subiendo una escalera.

Otro de los autores del análisis de la Universidad Johns Hopkins, Hanseok Ko, destacó que la aparición de alfa-sinucleína mal plegada es “consistente” con algunos de los primeros síntomas de la enfermedad, como el estreñimiento.

En la investigación, los expertos comprobaron si la proteína podía trasladarse a través del nervio vago, que funciona de manera similar a un cable eléctrico desde el estómago y el intestino delgado hasta la base del cerebro.

Para ello, los científicos inyectaron 25 microgramos de alfa-sinucleína sintética mal plegada, creada en laboratorio, en el intestino de decenas de ratones sanos.

Los investigadores tomaron muestras y analizaron el tejido cerebral de esos roedores uno, tres, siete y diez meses después de que se le inyectó la proteína sintética.

A lo largo del experimento, los científicos hallaron pruebas de que la alfa-nucleína comenzaba a construirse en las conexiones entre el nervio vago y el intestino, y se expandía por todas las partes del cerebro.

En un experimento similar posterior, los expertos cortaron quirúrgicamente el nervio vago en un grupo de ratones y les inyectaron la alfa sinucleína, y siete meses más tarde vieron que no mostraban señales de neuronas muertas como las que se encontraban en los ratones con ese nervio intacto.

“El corte del nervio vago al parecer detuvo los avances de la proteína mal plegada,” señaló Ted Dawson.

Los investigadores también indagaron si las diferencias físicas en la progresión del párkinson resultaban en cambios de comportamiento en tres grupos de ratones: Uno inyectado con alfa-sinucleína mal plegada; otros con esa proteína pero con secciones en su nervio vago, y otros que no había recibido ninguna inyección y tenían su nervio vago intacto.

Y observaron tareas típicas para identificar la enfermedad de Parkinson entre los ratones, como la creación de sus madrigueras, hasta detectar que los roedores a los que se había inyectado la alfa-sinucleína mal plegada obtenían puntuaciones menores que el resto.

Al igual que ocurre en los humanos con párkinson, el control motor de los ratones se deterioraba a medida que la enfermedad avanzaba.

Los científicos concluyeron que la proteína puede transmitirse del intestino al cerebro de los ratones a través del nervio vago, con lo que el bloqueo de la ruta de transmisión podría ser clave para prevenir las manifestaciones físicas y cognitivas de ese mal.

WASHINGTON. Investigadores de Estados Unidos encontraron nuevas pruebas de que el mal de Parkinson, que afecta a casi un millón de personas en el país norteamericano, se inicia en el tracto gastrointestinal propagándose al cerebro por vía del nervio vago, según un artículo que publica este miércoles la revista Neuron.

Las conclusiones “proporcionan pruebas adicionales del papel del tracto digestivo en el mal de Parkinson y nos dan un modelo para estudiar la progresión de la enfermedad desde su comienzo”, dijo el profesor de Neurología de Ted Dawson, de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore (EE.UU.).

El párkinson se caracteriza por el desarrollo de una proteína mal plegada, denominada alfa-sinucleína, en las células del cerebro.

Conforme ese tipo de proteína se va amontonando, causa la muerte de los tejidos nerviosos, dejando restos de materia cerebral muerta.

El estudio se basa en las observaciones hechas en 2003 por el neuroanatomista alemán Heiko Braak, quien demostró que los enfermos con párkinson tienen también acumulaciones de alfa-sinucleína en partes del sistema nervioso central que controlan el intestino.

De acuerdo con la hipótesis de Braak, ese mal avanza por los nervios que conectan el intestino con el cerebro como si estuviera subiendo una escalera.

Otro de los autores del análisis de la Universidad Johns Hopkins, Hanseok Ko, destacó que la aparición de alfa-sinucleína mal plegada es “consistente” con algunos de los primeros síntomas de la enfermedad, como el estreñimiento.

En la investigación, los expertos comprobaron si la proteína podía trasladarse a través del nervio vago, que funciona de manera similar a un cable eléctrico desde el estómago y el intestino delgado hasta la base del cerebro.

Para ello, los científicos inyectaron 25 microgramos de alfa-sinucleína sintética mal plegada, creada en laboratorio, en el intestino de decenas de ratones sanos.

Los investigadores tomaron muestras y analizaron el tejido cerebral de esos roedores uno, tres, siete y diez meses después de que se le inyectó la proteína sintética.

A lo largo del experimento, los científicos hallaron pruebas de que la alfa-nucleína comenzaba a construirse en las conexiones entre el nervio vago y el intestino, y se expandía por todas las partes del cerebro.

En un experimento similar posterior, los expertos cortaron quirúrgicamente el nervio vago en un grupo de ratones y les inyectaron la alfa sinucleína, y siete meses más tarde vieron que no mostraban señales de neuronas muertas como las que se encontraban en los ratones con ese nervio intacto.

“El corte del nervio vago al parecer detuvo los avances de la proteína mal plegada,” señaló Ted Dawson.

Los investigadores también indagaron si las diferencias físicas en la progresión del párkinson resultaban en cambios de comportamiento en tres grupos de ratones: Uno inyectado con alfa-sinucleína mal plegada; otros con esa proteína pero con secciones en su nervio vago, y otros que no había recibido ninguna inyección y tenían su nervio vago intacto.

Y observaron tareas típicas para identificar la enfermedad de Parkinson entre los ratones, como la creación de sus madrigueras, hasta detectar que los roedores a los que se había inyectado la alfa-sinucleína mal plegada obtenían puntuaciones menores que el resto.

Al igual que ocurre en los humanos con párkinson, el control motor de los ratones se deterioraba a medida que la enfermedad avanzaba.

Los científicos concluyeron que la proteína puede transmitirse del intestino al cerebro de los ratones a través del nervio vago, con lo que el bloqueo de la ruta de transmisión podría ser clave para prevenir las manifestaciones físicas y cognitivas de ese mal.

México

México pudo evitar 190 mil muertes Covid en 2020: OMS

El estudio "La respuesta de México Covid-19. Un caso de estudio", sobre la respuesta del país ante la crisis sanitaria, fue desarrollado por la Universidad de California

CDMX

Abren en la CDMX 17,400 micronegocios

De acuerdo con la Sedeco, los nuevos establecimientos son de venta de alimentos, tiendas de abarrotes, minisúper y papelerías

Finanzas

CFE anuncia nueva alza de tarifas en abril

La Comisión Federal de Electricidad destacó que de diciembre de 2018 a abril de 2021, las tarifas no aumentaron más que la inflación

Mundo

Bajo observación | Las vacunas no son garatía de aplacar la pandemia

En México se han administrado 11,703,164 millones de dosis de la vacuna contra la covid-19, 277,537 en las últimas 24 horas

Celebridades

Sole Giménez busca reivindicar el lugar de las compositoras

En su más reciente disco, Mujeres de la música: Volumen 2, celebra el trabajo de cantautoras de distintos países

Realeza

#Data | Felipe de Edimburgo, más largo que la vida

Cuando el esposo de la Reina Isabel II nació, Álvaro Obregón era el presidente de México y el PRI no existía

Gossip

[Video] Así es como Diego Boneta se transforma en Luis Miguel

Alfredo el Tigre Mora habla del proceso en el diseño de imagen para Diego Boneta en Luis Miguel: la serie

Justicia

Fuerzas armadas decomisan sólo 4% de armas ilegales que ingresan desde EU

La espiral de violencia se reproduce en todo el país debido al imparable tráfico de armamento

CDMX

Abren en la CDMX 17,400 micronegocios

De acuerdo con la Sedeco, los nuevos establecimientos son de venta de alimentos, tiendas de abarrotes, minisúper y papelerías