/ lunes 18 de abril de 2022

Conoce el periódico de 1922 que predijo el futuro tecnológico de 2022

El 7 de mayo de 1922, el escritor W. L. George especuló sobre los avances tecnológicos que habría en el futuro

Como si fuera una historia de ciencia ficción en 1992 el periódico The New York Herald se atrevió a especular sobre los avances tecnológicos que habría dentro de 100 años. 

El tiempo pasó volando y llegó el 2022, pero el Herald habrá acertado en algunas de sus 'predicciones'? Descúbrelo junto con nosotros y entérate cuáles fueron las ideas en las que dicha publicación acertó. 

Un transporte futurista 

Fue el escritor W. L. George es capaz de anticipar una gran cantidad de tecnologías que usamos ahora, con gran precisión.

En su artículo comienza especulando sobre el transporte: "los vuelos comerciales serán algo común. Se podrá viajar de Nueva York a Londres en 12 horas". En realidad, hoy en día ese vuelo dura unas 7 horas.

A continuación predice que los caballos ya no circularán por las carreteras, y que la mayoría de las personas, así como los bienes de consumo, ya no viajarán en tren, sino en coches y camiones.

Otro tema al que dedica su tiempo es a los cables: "la gente del año 2022 no verá ni un solo cable en el cielo".

Era una preocupación lógica hace un siglo, porque los cables del teléfono y el telégrafo colgaban de los edificios. En Nueva York, casi tapaban el cielo:

Predice que "el telégrafo inalámbrico y los teléfonos inalámbricos habrán terminado con el cable", aunque se adelanta a nuestro tiempo al decir que "incluso la electricidad viajará por el aire". De momento, solo en los cargadores inalámbricos...

W. L. George también especula con el fin de las reservas de carbón y petróleo, algo que no ha ocurrido.

Discurre que si hay escasez de estas fuentes, "la energía se obtendrá de las mareas, del sol, y de alguna energía radiada, como la energía atómica". Extrañamente, no menciona el viento, una de las principales fuentes de energía de nuestro tiempo.

El cine y la comida 

Una reflexión muy curiosa tiene que ver con el cine. En 1922 las películas eran mudas, y en blanco y negro. La primera película sonora no se estrenó hasta 1927.

El escritor predice que "las figuras en la pantalla no solo se moverán, sino que tendrán colores naturales y sus voces originales". Y anticipa: "Esto cambiará por completo la escena, porque las actrices de 2022 no solo tendrán que saber cómo sonreír, sino también cómo hablar".

Por otro lado, predice que la comida "se tomará en 4 píldoras" y que las ciudades "estarán cubiertas por un techo de cristal que las hará independientes del clima, protegiéndolas del invierno".

La mujer del futuro 

Las limpiadoras del hogar (antes todas eran mujeres), y el servicio, "será una profesión de 7 horas al día. Las mujeres del servicio serán pagadas con un sueldo de profesional, vestirán su propia ropa, las llamarán 'señorita' y tendrán sus propios sindicatos y derechos".

Menciona también que "en las casas desaparecerá el humo del carbón, sustituido por la electricidad. Incluso el humo del tabaco".

Otra reflexión que es casi una descripción de la realidad: "En 2022 las mujeres habrán descartado el pensamiento de que su única función es fabricar hijos varones. La mayoría tendrán su propia carrera y muchas llegarán al Congreso, a los juzgados, y quizá a la Presidencia".

Pero, advierte: "No creo que las mujeres hayan alcanzado la igualdad con los hombres. Un feminista cauteloso como yo se da cuenta de que estas cosas van despacio y no se puede borrar en un siglo, más de 30.000 años de esclavitud".

Home Office 

Por último, el gran escritor habló sobre la situación laboral del futuro, donde desafortunadamente se adelantó demasiado a nuesro tiempo pues en su momento señaló que los trabajadores de 2022 trabajarían menos de siete horas al día y que serían pocos los que tendrían una jornada de trabajo larga. 

Sin embargo, pese a la llegada de la pandemia y la implementación del home office, la realidad es que hasta la fecha muy pocas empresas han disminuido sus horas de trabajo, y aun siguen pensando que las jornadas largas y pesadas de los empleados beneficiaran los trabajos. 

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Incluso, en algunos casos, el hecho de trabajar desde casa ha aumentado el horario de trabajo pues no hay necesidad de desplazarse a ningún lugar. 

Como si fuera una historia de ciencia ficción en 1992 el periódico The New York Herald se atrevió a especular sobre los avances tecnológicos que habría dentro de 100 años. 

El tiempo pasó volando y llegó el 2022, pero el Herald habrá acertado en algunas de sus 'predicciones'? Descúbrelo junto con nosotros y entérate cuáles fueron las ideas en las que dicha publicación acertó. 

Un transporte futurista 

Fue el escritor W. L. George es capaz de anticipar una gran cantidad de tecnologías que usamos ahora, con gran precisión.

En su artículo comienza especulando sobre el transporte: "los vuelos comerciales serán algo común. Se podrá viajar de Nueva York a Londres en 12 horas". En realidad, hoy en día ese vuelo dura unas 7 horas.

A continuación predice que los caballos ya no circularán por las carreteras, y que la mayoría de las personas, así como los bienes de consumo, ya no viajarán en tren, sino en coches y camiones.

Otro tema al que dedica su tiempo es a los cables: "la gente del año 2022 no verá ni un solo cable en el cielo".

Era una preocupación lógica hace un siglo, porque los cables del teléfono y el telégrafo colgaban de los edificios. En Nueva York, casi tapaban el cielo:

Predice que "el telégrafo inalámbrico y los teléfonos inalámbricos habrán terminado con el cable", aunque se adelanta a nuestro tiempo al decir que "incluso la electricidad viajará por el aire". De momento, solo en los cargadores inalámbricos...

W. L. George también especula con el fin de las reservas de carbón y petróleo, algo que no ha ocurrido.

Discurre que si hay escasez de estas fuentes, "la energía se obtendrá de las mareas, del sol, y de alguna energía radiada, como la energía atómica". Extrañamente, no menciona el viento, una de las principales fuentes de energía de nuestro tiempo.

El cine y la comida 

Una reflexión muy curiosa tiene que ver con el cine. En 1922 las películas eran mudas, y en blanco y negro. La primera película sonora no se estrenó hasta 1927.

El escritor predice que "las figuras en la pantalla no solo se moverán, sino que tendrán colores naturales y sus voces originales". Y anticipa: "Esto cambiará por completo la escena, porque las actrices de 2022 no solo tendrán que saber cómo sonreír, sino también cómo hablar".

Por otro lado, predice que la comida "se tomará en 4 píldoras" y que las ciudades "estarán cubiertas por un techo de cristal que las hará independientes del clima, protegiéndolas del invierno".

La mujer del futuro 

Las limpiadoras del hogar (antes todas eran mujeres), y el servicio, "será una profesión de 7 horas al día. Las mujeres del servicio serán pagadas con un sueldo de profesional, vestirán su propia ropa, las llamarán 'señorita' y tendrán sus propios sindicatos y derechos".

Menciona también que "en las casas desaparecerá el humo del carbón, sustituido por la electricidad. Incluso el humo del tabaco".

Otra reflexión que es casi una descripción de la realidad: "En 2022 las mujeres habrán descartado el pensamiento de que su única función es fabricar hijos varones. La mayoría tendrán su propia carrera y muchas llegarán al Congreso, a los juzgados, y quizá a la Presidencia".

Pero, advierte: "No creo que las mujeres hayan alcanzado la igualdad con los hombres. Un feminista cauteloso como yo se da cuenta de que estas cosas van despacio y no se puede borrar en un siglo, más de 30.000 años de esclavitud".

Home Office 

Por último, el gran escritor habló sobre la situación laboral del futuro, donde desafortunadamente se adelantó demasiado a nuesro tiempo pues en su momento señaló que los trabajadores de 2022 trabajarían menos de siete horas al día y que serían pocos los que tendrían una jornada de trabajo larga. 

Sin embargo, pese a la llegada de la pandemia y la implementación del home office, la realidad es que hasta la fecha muy pocas empresas han disminuido sus horas de trabajo, y aun siguen pensando que las jornadas largas y pesadas de los empleados beneficiaran los trabajos. 

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Incluso, en algunos casos, el hecho de trabajar desde casa ha aumentado el horario de trabajo pues no hay necesidad de desplazarse a ningún lugar. 

Política

Diputados de la 4T aprueban la Ley de Amnistía

La Ley de Amnistía permitirá al titular del Ejecutivo beneficiar a personas procesadas que aporten elementos para esclarecer casos relevantes

Finanzas

Pico de gallo sale más caro en abril

El kilo de cebolla llegó a los 30 pesos en la primera quincena del cuarto mes, con alza de 99.4 por ciento

CDMX

¿Transporte en CDMX sin costo? Expertos explican que es posible

Especialistas plantean beneficio para pasajeros de bajos y medios ingresos, pues destinan 20 por ciento en traslados

Mundo

Washington envió armas a Ucrania en secreto

Biden promulgó una ley que permitirá el envío de armamento a Ucrania en cuestión de horas

Metrópoli

Edomex busca poner orden a transporte público con nueva ley de movilidad

El secretario de Movilidad mexiquense también confirmó que no habrá incrementos en las tarifas del transporte público en el Estado de México durante este año

Mundo

Milei niega el cierre de escuelas públicas en Argentina

El ultraderechista ataca tras las marchas del martes y acusa "lágrimas de zurdo" por la presencia de políticos