/ lunes 21 de septiembre de 2015

Más de 20 países en espera de sumarse a Banco asiático impulsado por China

AFP

Singapur.- Más de 20 países están a la espera de sumarse al Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras (BAII), creado por iniciativa de China, indicó este sábado el presidente designado de esta institución que financiará infraestructura en Asia.

"Tenemos ya a 57 países, como miembros fundadores, y según mis informaciones, más de 20 países están en la lista de espera", dijo el presidente designado del BAII, Jin Liqun, sin nombrar a estas naciones, en una conferencia celebrada en Singapur.

"Eso hace que sean más de 70. Estoy seguro de que hay más países interesados" añadió Jin, ex viceministro de finanzas chino.

Los 57 países fundadores del BAII firmaron a fines de junio en Pekín los estatutos de la nueva institución, entre cuyos miembros se encuentran Brasil y España

Tras anunciar este proyecto del BAII a bombo y platillo a finales de 2014, China logró sumar al mismo a varios países occidentales, entre ellos Francia, Alemania, Reino Unido, pero también a Estados Unidos y Japón.

Washington había manifestado sus reservas sobre el BAII, preocupado por los estándares de gobernanza, la falta de transparencia, la competencia con las organizaciones existentes, como el Banco Mundial, así como el riesgo de que Pekín utilice esta institución para sus propios fines geopolíticos y económicos.

Según algunas fuentes occidentales, esta especie de "Plan Marshall chino" pretende convertirse en un contrapeso para las instituciones nacidas en Bretton Woods, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, en las que Estados Unidos ejerce una enorme influencia.

AFP

Singapur.- Más de 20 países están a la espera de sumarse al Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras (BAII), creado por iniciativa de China, indicó este sábado el presidente designado de esta institución que financiará infraestructura en Asia.

"Tenemos ya a 57 países, como miembros fundadores, y según mis informaciones, más de 20 países están en la lista de espera", dijo el presidente designado del BAII, Jin Liqun, sin nombrar a estas naciones, en una conferencia celebrada en Singapur.

"Eso hace que sean más de 70. Estoy seguro de que hay más países interesados" añadió Jin, ex viceministro de finanzas chino.

Los 57 países fundadores del BAII firmaron a fines de junio en Pekín los estatutos de la nueva institución, entre cuyos miembros se encuentran Brasil y España

Tras anunciar este proyecto del BAII a bombo y platillo a finales de 2014, China logró sumar al mismo a varios países occidentales, entre ellos Francia, Alemania, Reino Unido, pero también a Estados Unidos y Japón.

Washington había manifestado sus reservas sobre el BAII, preocupado por los estándares de gobernanza, la falta de transparencia, la competencia con las organizaciones existentes, como el Banco Mundial, así como el riesgo de que Pekín utilice esta institución para sus propios fines geopolíticos y económicos.

Según algunas fuentes occidentales, esta especie de "Plan Marshall chino" pretende convertirse en un contrapeso para las instituciones nacidas en Bretton Woods, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, en las que Estados Unidos ejerce una enorme influencia.