/ viernes 24 de junio de 2016

Por contingencia 32% de empresas aplicaron el Home Office

Ciudad de México.- En el periodo más complicado de la contingencia ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México, 32 por ciento de las empresas utilizó el esquema de trabajo remoto (home office), aseguró la empresa especializada en soluciones de recursos humanos, RedRing.

“La medida del Programa Hoy no Circula Emergente llevó a los capitalinos a cambiar sus hábitos en la forma de transportarse, pero también ha obligado a las empresas a replantearse la necesidad de utilizar esquemas alternos de trabajo flexibles como el home office”, subrayó la directora asociada de la firma, Arleth Leal.

Destacó que de acuerdo con un estudio realizado por la propia firma, aunque este esquema no ha sido utilizado de manera masiva, sí hubo compañías que lo implementaron, pese a que se incorporó en la reforma laboral de 2012.

Independientemente del programa Hoy No Circula, apuntó, las compañías mantendrán su interés por desarrollar el home office como una posibilidad, puesto que según algunos cálculos, hasta 412 mil personas podrían entrar en ese esquema y con ello dejar de usar su automóvil.

“Se ha comprobado que esta forma de trabajo incrementa 28 por ciento la productividad, pero hay acciones que las empresas deben considerar para implementar este esquema como es resolver el tema del Internet, el uso de una computadora, incluso enrutar las llamadas a un call de la compañía”, advirtió.

La ejecutiva de RedRing dijo que de acuerdo con el sondeo realizado por la empresa entre sus clientes de todos los sectores y tamaños, los colaboradores ya exploraron este esquema de trabajo.

Precisó que 32 por ciento implementó el home office, 13 por ciento modificó el horario de trabajo, 6.0 por ciento brindó ayuda económica para transporte, 2.0 por ciento proporcionó servicio de transporte emergente y 46 por ciento no aplicó ninguna medida.

Arleth Leal dijo que según las conclusiones del estudio, la tensión, el ausentismo y la disminución de los niveles de productividad y rentabilidad vienen de la mano con las contingencias ambientales y las medidas de acción del programa Hoy No Circula.

También, que algunas empresas que ni si quiera habían visualizado esta forma de trabajo, la dejarán de manera permanente, y que con el trabajo remoto las empresas pueden reducir sus gastos en instalaciones y los empleados disminuir la presión de tener que movilizarse de un punto a otro de la ciudad.

En este contexto, anotó, RedRing sugiere al sector empresarial emprender y fomentar entre sus empleados formas alternas de traslado de manera fija, independientes al programa Hoy No Circula, que mejoren los tiempos de velocidad promedio en las calles y aumente la productividad dentro de una ciudad más móvil y limpia.

En México, de acuerdo con la firma, las empresas tienen un impacto de 7.3 por ciento en la nómina por el ausentismo de colaboradores, pues 80 por ciento de la Ciudad de México está diseñada para la circulación de autos y 70 por ciento de los viajes se realizan en transporte público.

Agrega que 22 kilómetros es la distancia promedio de los traslados en la capital del país, con dos horas y media de duración, y 75 por ciento de los trabajadores mexicanos tiene mayores gastos y problemas laborales al aumentar en el tiempo de traslado.

/RPE

Ciudad de México.- En el periodo más complicado de la contingencia ambiental en la Zona Metropolitana del Valle de México, 32 por ciento de las empresas utilizó el esquema de trabajo remoto (home office), aseguró la empresa especializada en soluciones de recursos humanos, RedRing.

“La medida del Programa Hoy no Circula Emergente llevó a los capitalinos a cambiar sus hábitos en la forma de transportarse, pero también ha obligado a las empresas a replantearse la necesidad de utilizar esquemas alternos de trabajo flexibles como el home office”, subrayó la directora asociada de la firma, Arleth Leal.

Destacó que de acuerdo con un estudio realizado por la propia firma, aunque este esquema no ha sido utilizado de manera masiva, sí hubo compañías que lo implementaron, pese a que se incorporó en la reforma laboral de 2012.

Independientemente del programa Hoy No Circula, apuntó, las compañías mantendrán su interés por desarrollar el home office como una posibilidad, puesto que según algunos cálculos, hasta 412 mil personas podrían entrar en ese esquema y con ello dejar de usar su automóvil.

“Se ha comprobado que esta forma de trabajo incrementa 28 por ciento la productividad, pero hay acciones que las empresas deben considerar para implementar este esquema como es resolver el tema del Internet, el uso de una computadora, incluso enrutar las llamadas a un call de la compañía”, advirtió.

La ejecutiva de RedRing dijo que de acuerdo con el sondeo realizado por la empresa entre sus clientes de todos los sectores y tamaños, los colaboradores ya exploraron este esquema de trabajo.

Precisó que 32 por ciento implementó el home office, 13 por ciento modificó el horario de trabajo, 6.0 por ciento brindó ayuda económica para transporte, 2.0 por ciento proporcionó servicio de transporte emergente y 46 por ciento no aplicó ninguna medida.

Arleth Leal dijo que según las conclusiones del estudio, la tensión, el ausentismo y la disminución de los niveles de productividad y rentabilidad vienen de la mano con las contingencias ambientales y las medidas de acción del programa Hoy No Circula.

También, que algunas empresas que ni si quiera habían visualizado esta forma de trabajo, la dejarán de manera permanente, y que con el trabajo remoto las empresas pueden reducir sus gastos en instalaciones y los empleados disminuir la presión de tener que movilizarse de un punto a otro de la ciudad.

En este contexto, anotó, RedRing sugiere al sector empresarial emprender y fomentar entre sus empleados formas alternas de traslado de manera fija, independientes al programa Hoy No Circula, que mejoren los tiempos de velocidad promedio en las calles y aumente la productividad dentro de una ciudad más móvil y limpia.

En México, de acuerdo con la firma, las empresas tienen un impacto de 7.3 por ciento en la nómina por el ausentismo de colaboradores, pues 80 por ciento de la Ciudad de México está diseñada para la circulación de autos y 70 por ciento de los viajes se realizan en transporte público.

Agrega que 22 kilómetros es la distancia promedio de los traslados en la capital del país, con dos horas y media de duración, y 75 por ciento de los trabajadores mexicanos tiene mayores gastos y problemas laborales al aumentar en el tiempo de traslado.

/RPE