/ viernes 21 de octubre de 2016

Produce Tesla modelos con hardware para autoconducción

WASHINGTON, DC. (EFE).- Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos de lujo, anunció que todos sus modelos contarán con el hardware, 12 sensores ultrasónicos y ocho ópticos, que permitirá que funcionen de forma autónoma.

El fundador de Tesla, Elon Musk, hizo el anuncio la noche de ayer durante una conferencia telefónica en la que también explicó que los vehículos ya producidos no serán actualizados para incorporar el nuevo equipo. Posteriormente en Twitter, Musk justificó la decisión de no añadir el nuevo hardware a los automóviles ya producidos.

“Debería mencionar que añadir los accesorios para la conducción autónoma es muy difícil. El costo de fábrica es mayor que comprar un nuevo vehículo. Me gustaría que fuera diferente”, explicó Musk.

Tesla señaló que el nuevo Model 3, que la empresa espera que se convierta en su primer vehículo de venta masiva con un precio de venta inicial de 35 mil  dólares, también contará con el nuevo hardware.

Musk explicó que con el nuevo equipamiento, los vehículos de Tesla “se conducen por sí mismos (sin ninguna aportación humana), tanto en calles urbanas como en carreteras, y luego encuentra un sitio para aparcar”.

“Cuando busca aparcamiento, el automóvil lee las señales para ver si está permitido estacionarse en el lugar”, lo que le permite detectar si el espacio está reservado para conductores con discapacidades.

Musk también señaló que el nuevo hardware permitirá a los propietarios llamar a su vehículo utilizando su teléfono móvil y que el auto le encontrará “incluso si está en la otra parte del país”. Todo esto es posible gracias al nuevo equipo de sensores.

Los ocho sensores ópticos (cámaras) proporcionan visibilidad 360 grados alrededor del vehículo a una distancia de hasta 250 metros.

La información recogida por estas cámaras es complementada por los datos proporcionados por 12 sensores ultrasónicos que permiten detectar objetos de distinta consistencia a gran distancia.

Para solucionar los problemas de visibilidad en condiciones meteorológicas difíciles, que es uno de los principales a los que se enfrentan los sistemas actuales, Tesla incorporará un radar frontal que es capaz de ver a través de intensas lluvias, niebla, nieve y nubes de polvo.

Toda la información proporcionada por este conjunto de sensores será procesada por un nuevo ordenador que será 40 veces más potente que los instalados en los modelos actuales.

Tesla señaló que los Model S y Model X en producción ya están incorporando el hardware, aunque los equipos no serán activados hasta que los sensores sean calibrados.

Esto supone que los vehículos equipados con el nuevo hardware perderán inicialmente algunas de las funciones del sistema de auto-conducción actual, como la frenada de emergencia y el control activo de velocidad de crucero.

WASHINGTON, DC. (EFE).- Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos de lujo, anunció que todos sus modelos contarán con el hardware, 12 sensores ultrasónicos y ocho ópticos, que permitirá que funcionen de forma autónoma.

El fundador de Tesla, Elon Musk, hizo el anuncio la noche de ayer durante una conferencia telefónica en la que también explicó que los vehículos ya producidos no serán actualizados para incorporar el nuevo equipo. Posteriormente en Twitter, Musk justificó la decisión de no añadir el nuevo hardware a los automóviles ya producidos.

“Debería mencionar que añadir los accesorios para la conducción autónoma es muy difícil. El costo de fábrica es mayor que comprar un nuevo vehículo. Me gustaría que fuera diferente”, explicó Musk.

Tesla señaló que el nuevo Model 3, que la empresa espera que se convierta en su primer vehículo de venta masiva con un precio de venta inicial de 35 mil  dólares, también contará con el nuevo hardware.

Musk explicó que con el nuevo equipamiento, los vehículos de Tesla “se conducen por sí mismos (sin ninguna aportación humana), tanto en calles urbanas como en carreteras, y luego encuentra un sitio para aparcar”.

“Cuando busca aparcamiento, el automóvil lee las señales para ver si está permitido estacionarse en el lugar”, lo que le permite detectar si el espacio está reservado para conductores con discapacidades.

Musk también señaló que el nuevo hardware permitirá a los propietarios llamar a su vehículo utilizando su teléfono móvil y que el auto le encontrará “incluso si está en la otra parte del país”. Todo esto es posible gracias al nuevo equipo de sensores.

Los ocho sensores ópticos (cámaras) proporcionan visibilidad 360 grados alrededor del vehículo a una distancia de hasta 250 metros.

La información recogida por estas cámaras es complementada por los datos proporcionados por 12 sensores ultrasónicos que permiten detectar objetos de distinta consistencia a gran distancia.

Para solucionar los problemas de visibilidad en condiciones meteorológicas difíciles, que es uno de los principales a los que se enfrentan los sistemas actuales, Tesla incorporará un radar frontal que es capaz de ver a través de intensas lluvias, niebla, nieve y nubes de polvo.

Toda la información proporcionada por este conjunto de sensores será procesada por un nuevo ordenador que será 40 veces más potente que los instalados en los modelos actuales.

Tesla señaló que los Model S y Model X en producción ya están incorporando el hardware, aunque los equipos no serán activados hasta que los sensores sean calibrados.

Esto supone que los vehículos equipados con el nuevo hardware perderán inicialmente algunas de las funciones del sistema de auto-conducción actual, como la frenada de emergencia y el control activo de velocidad de crucero.