/ sábado 9 de enero de 2016

Volatilidad, lejos de afectar a IP mexicana

Alejandro Durán / El Sol de México

A pesar de que el peso mexicano ya suma una depreciación de casi 20 por ciento en el último año, las empresas mexicanas no se verán afectadas por el alza del dólar, consideró Luis Videgarar, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien estimó que durante 2015 la economía del país habría alcanzado un crecimiento de 2.5 por ciento.

De tal manera, luego de que el dólar rompió la barrera de los 18 pesos, el funcionario descartó que la volatilidad que registra el tipo de cambio vaya a colocar en posición de riesgo a las empresas mexicanas, pues afirmó que la gran mayoría de ellas registran un sano equilibrio entre sus ingresos y egresos.

“Hemos hecho un análisis en el Comité de Estabilidad del Sistema Financiero y lo primero que hay que destacar es que la mayoría de los corporativos mexicanos, incluyendo los que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, tiene el grueso de sus pasivos de manera bien empatada con sus ingresos; es decir, las empresas que venden en dólares tiene su deuda en dólares y las que venden en pesos tienen su deuda en pesos”, explicó.

Al respecto, cabe recordar que de enero de 2015 a la fecha, el peso mexicano registra una depreciación acumulada frente al dólar de casi 20 por ciento. Tan solo durante el año pasado la pérdida de valor fue de poco más de 16 por ciento.

No obstante, durante su participación en el Seminario de Perspectivas Económicas del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el titular de la SHCP descartó afectaciones por el alza que registra el dólar, fenómeno del cual, enfatizó, no es exclusivo de México, sino de la gran mayoría de los países.

“Estamos en un cambio muy importante con respecto a lo que ocurría en 2008-2009, donde vimos eventos corporativos fragilidad financiera, precisamente por este efecto cambiario”, afirmó.

El funcionario destacó la solidez de las distintas variables macroeconómicas del país así como el paquete de reformas estructurales que se aprobaron en los últimos tres años, toda vez que permitirán a México el adverso contexto global sin mayores problemas.

En este punto, el secretario advirtió que los bajos precios del petróleo será un fenómeno de larga duración, razón por lo que destacó las ventajas que ofrecen las coberturas petroleras que ha contratado el gobierno mexicano para resguardar los ingresos públicos, al garantizar un precio mínimo para la mezcla mexicana de petróleo.

“Hoy las bolsas están mostrando una recuperación, está operando con más calma porque China decidió no hacer una depreciación del Yuan, sin embargo, el precio del petróleo ha presentado cierta debilidad”, afirmó.

Aun así, el secretario insistió en destacar el desempeño de la economía mexicana y muestra de ello es que el Producto Interno Bruto (PIB), habría alcanzado un crecimiento de 2.5 por ciento durante 2015, dato que confirmará el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el próximo 23 de febrero.

Al respecto, cabe recordar que la SHCP mantiene un rango de previsión de crecimiento de la economía mexicana para 2015 de entre 2.0 y 2.8 por ciento.

“México tiene hoy la fortaleza para enfrentar el entorno internacional que sin duda es adverso; México está creciendo, lo estamos haciendo con una inflación históricamente baja y se están creando empleos bien remunerados”, afirmó Luis Videgaray.

Alejandro Durán / El Sol de México

A pesar de que el peso mexicano ya suma una depreciación de casi 20 por ciento en el último año, las empresas mexicanas no se verán afectadas por el alza del dólar, consideró Luis Videgarar, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), quien estimó que durante 2015 la economía del país habría alcanzado un crecimiento de 2.5 por ciento.

De tal manera, luego de que el dólar rompió la barrera de los 18 pesos, el funcionario descartó que la volatilidad que registra el tipo de cambio vaya a colocar en posición de riesgo a las empresas mexicanas, pues afirmó que la gran mayoría de ellas registran un sano equilibrio entre sus ingresos y egresos.

“Hemos hecho un análisis en el Comité de Estabilidad del Sistema Financiero y lo primero que hay que destacar es que la mayoría de los corporativos mexicanos, incluyendo los que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, tiene el grueso de sus pasivos de manera bien empatada con sus ingresos; es decir, las empresas que venden en dólares tiene su deuda en dólares y las que venden en pesos tienen su deuda en pesos”, explicó.

Al respecto, cabe recordar que de enero de 2015 a la fecha, el peso mexicano registra una depreciación acumulada frente al dólar de casi 20 por ciento. Tan solo durante el año pasado la pérdida de valor fue de poco más de 16 por ciento.

No obstante, durante su participación en el Seminario de Perspectivas Económicas del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el titular de la SHCP descartó afectaciones por el alza que registra el dólar, fenómeno del cual, enfatizó, no es exclusivo de México, sino de la gran mayoría de los países.

“Estamos en un cambio muy importante con respecto a lo que ocurría en 2008-2009, donde vimos eventos corporativos fragilidad financiera, precisamente por este efecto cambiario”, afirmó.

El funcionario destacó la solidez de las distintas variables macroeconómicas del país así como el paquete de reformas estructurales que se aprobaron en los últimos tres años, toda vez que permitirán a México el adverso contexto global sin mayores problemas.

En este punto, el secretario advirtió que los bajos precios del petróleo será un fenómeno de larga duración, razón por lo que destacó las ventajas que ofrecen las coberturas petroleras que ha contratado el gobierno mexicano para resguardar los ingresos públicos, al garantizar un precio mínimo para la mezcla mexicana de petróleo.

“Hoy las bolsas están mostrando una recuperación, está operando con más calma porque China decidió no hacer una depreciación del Yuan, sin embargo, el precio del petróleo ha presentado cierta debilidad”, afirmó.

Aun así, el secretario insistió en destacar el desempeño de la economía mexicana y muestra de ello es que el Producto Interno Bruto (PIB), habría alcanzado un crecimiento de 2.5 por ciento durante 2015, dato que confirmará el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el próximo 23 de febrero.

Al respecto, cabe recordar que la SHCP mantiene un rango de previsión de crecimiento de la economía mexicana para 2015 de entre 2.0 y 2.8 por ciento.

“México tiene hoy la fortaleza para enfrentar el entorno internacional que sin duda es adverso; México está creciendo, lo estamos haciendo con una inflación históricamente baja y se están creando empleos bien remunerados”, afirmó Luis Videgaray.