/ lunes 18 de septiembre de 2023

Burocracia crece con la 4T: militares absorben plazas

En el sexenio de López Obrador, la nómina del sector público se elevó, especialmente en la SEDENA y en los cargos de menor jerarquía como soldados y cabos

La austeridad republicana a la que tanto aludió el presidente Andrés Manuel López Obrador no se vio reflejada en la nómina que trabaja dentro de la administración pública federal.

Durante este sexenio, la nómina de la Cuarta Transformación pasó de un millón 794 mil 513 plazas a un millón 977 mil 737 cargos, es decir, un aumento de 183 mil 224 cargos, de acuerdo con el analítico de plazas de los presupuestos de cada año que publica la Secretaría de Hacienda.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportó el mayor aumento de plazas con un total de 78 mil 844 al pasar de 215 mil 236 puestos al cierre de 2018 a 294 mil 80 cargos para 2024, según la propuesta del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo año.

Si a ello, se le suma el personal de la Guardia Nacional, la plantilla de la Sedena alcanzaría un total de 353 mil 223 plazas, siendo la entidad federal con mayor personal. También la Marina reportó un aumento en el número de plazas, al pasar de 66 mil 614 plazas a 89 mil 340, es decir, 22 mil 726 nuevos cargos.

En efecto, el mayor aumento de plazas se da en Sedena y en su interior, observamos un incremento en el número de soldados y de cabos que son los niveles más bajos en la jerarquía de Sedena, los cuales al parecer trabajarán en la construcción y administración de los proyectos que se le han asignado a Sedena”, explicó Adriana Hortiales, economista y consultora privada en finanzas públicas.

Para dimensionar lo anterior, en el gobierno de Felipe Calderón, un sexenio marcado por la militarización por la denominada guerra contra el narcotráfico, el número de soldados llegó a 65 mil; mientras con Enrique Peña Nieto ascendieron a 65 mil 339 y con Andrés Manuel López Obrador hay un aumento de 113 mil soldados, agregó la especialista y exfuncionaria pública de Hacienda.

El aumento de plazas en la Sedena también se ve reflejado en el presupuesto que se le asignó, ya que en 2018, recibió un presupuesto de 81 mil 21,903.8 millones de pesos, pero para 2024 se propone un presupuesto de 259 mil 433.8 millones de pesos, lo que significaría un aumento de 144.3 por ciento en términos reales.

José Luis Clavellina, director de investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), indicó que en el sexto año del presidente López Obrador, la colaboración entre las Fuerzas Armadas y la administración federal sigue siendo un tema de gran relevancia en términos de seguridad y finanzas en el país, pues les asigna mayores atribuciones.

Desde su inicio en diciembre de 2018, el mandato de la Cuarta Transformación se caracterizó por incluir la participación de efectivos en tareas del orden público, desde patrullajes en calles o plazas y hasta la construcción de sucursales del Banco del Bienestar.

En los últimos meses destaca que los elementos de la Guardia Nacional también fueron dispersados en el Metro para vigilar y evitar altercados que pusieran en riesgo este sistema de transporte colectivo.

Incluso, hay una mayor participación de elementos castrenses en las inmediaciones aeroportuarias y marítimas, ya sea desde la dirección del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) o la creación de empresas con participación estatal mayoritaria a cargo de la Secretaría de Marina (Semar).

En los paquetes económicos de estos años no se ha visto la austeridad que se planteó al inicio de la administración. Este último presupuesto tiene un gasto de más de nueve billones de pesos, mientras las pensiones y deuda van al alza”, indicó Clavellina.


AJUSTES EN SALUD Y SEGOB

En el sector de salud, el número de plazas también se elevaron de manera significativa, especialmente en las que se reportan en el Servicio de salud del Instituto Mexicano del Seguro Social para el Bienestar (IMSS-Bienestar) con un total de 14 mil 904 plazas para 2024; mientras que en el IMSS se proponen 49 mil 54 y en el ISSSTE 10 mil 662.

De manera general se observa que en el sector salud hubo un ajuste, lo que pasa es que sacaron lo que era Insabi que antes era el Seguro Popular y ahora es IMSS-Bienestar y ahora este rubro lo pasaron al ramo 47 y ahí se pasaron todas las plazas que van a estar en este sistema que dará servicios de salud a las personas que no tienen un trabajo formal”, explicó Hortiales.

De manera contraria, una de las dependencias a las que más se les sacrificó personal fue a la Secretaría de Gobernación (Segob) que todavía en 2018 contaba con 80 mil 121 trabajadores en nómina; mientras que para 2024 esta base se propone reducir a 11 mil 41 plazas, según los presupuesto de cada dependencia.

El mayor número de bajas se dio con la salida de Tatiana Clouthier | Archivo Omar Flores

Para Hortiales esta reducción se explica por la salida de la Policía Federal, la cual aún no queda claro si quedará dentro del ramo 36 de Seguridad y Protección Ciudadana o dentro de la Sedena.

La misma situación se observó en la Secretaría del Bienestar, anteriormente Secretaría de Desarrollo, que en 2018 era la Secretaría de Desarrollo Social y contaba con plazas de 15 mil 302 y para 2024 se proponen solo cuatro mil 718 plazas, es decir, un ajuste de 10 mil 584 plazas.

Los recortes en Segob y Bienestar no fueron exclusivos de estas dependencias. La disminución de plazas también llegó a las secretarías de Economía (SE), Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como en la de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

Casi en todas las dependencias, la mayoría de los movimientos se presentaron cuando se dieron los cambios de titulares.

Primero tocó el turno de Graciela Márquez, que dejó la SE para irse al Inegi; su lugar lo ocupó Tatiana Clouthier y años más tarde fue reemplazada por Raquel Buenrostro, quien a su vez dejó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

FUGAS EN E ECONOMÍA

Dos exempleados de la dependencia, que solicitaron el anonimato, comentaron que el mayor número de bajas se dio con la salida de Tatiana Clouthier, algunas de ellas en el área de comunicación, tecnologías y hasta comercio internacional.

El aviso fue rápido y sencillo, recuerdan los extrabajadores. “Tatiana anunció su salida en una mañanera y por la tarde nos notificaron del despido, aunque para entonces ya no podíamos tener acceso a las computadoras o áreas comunes de trabajo”, comentó uno de ellos.

Respecto a la SHCP, que actualmente encabeza Rogelio Ramírez de la O, destacan los cambios tras la salida de sus titulares Carlos Urzúa y Arturo Herrera Gutiérrez, además de los registrados con la llegada de Antonio Martínez Dagnino al SAT.

Fue un despido de amigos: nos dieron la opción de darnos de baja en el área central del SAT para acomodarnos en la dirección general de Xochimilco. Muchos compañeros no aceptaron por la distancia de traslado y porque terminaban rebajando la plaza original”, comentó uno de los afectados, que pertenecía al área de Grandes Contribuyentes.

Palacio Postal ubicado en la esquina de Eje Central Lázaro Cárdenas y la calle de Tacuba | Archivo Roberto Hernández

En la SICT los tijeretazos fueron a nivel general y hasta en organismos como el Servicio Postal Mexicano (Sepomex), con la llegada de Rocío Bárcena Molina como su titular. Aquí hubo despidos en las gerencias de comunicación y cultura postal.

Este tipo de actitudes incluso fueron denunciadas ante el Órgano Interno de Control (OIC), que se encarga de prevenir y castigar conductas corruptivas en la administración federal.

Nos dieron tres semanas para ‘terminar’ los pendientes de trabajo y enseñarle a los nuevos cómo desempeñar sus funciones”, dijo un exempleado de la Gerencia de Cultura Postal.

Una de las limitaciones que teníamos era tomarnos fotos en los espacios del Palacio Postal, pero hoy estas personas también las presumen en sus redes sociales día a día sin que haya sanciones de por medio”, agregó otra excolaboradora del Sepomex.

Para el especialista del CIEP, al día de hoy las finanzas públicas enfrentan una serie de presiones derivadas del aumento en el gasto social y costo financiero de la deuda.

Sin embargo, advirtió que un nuevo tijeretazo en las dependencias no solo afectaría a los empleados, sino también pondría en riesgo la eficiencia del servicio público.

Antes de cada recorte se tienen que evaluar los bienes y servicios públicos que se brindan, la cantidad de gente que labora. Se tiene que hacer todo con una previa evaluación de cada ramo o dependencia”, matizó José Luis Clavellina.

PEMEX, SIN AUSTERIDAD

A pesar de los constantes apoyos que ha dado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Petróleos Mexicanos no ha implementado un plan de austeridad en su presupuesto ni en el número de plazas.

Si bien en 2018, Pemex consolidado contaba con 111 mil 484 plazas para 2024 se propone un aumento de más de seis mil plazas para ubicarse en 117 mil 670 cargos.

En diversas ocasiones analistas y las mismas calificadoras han señalado las presiones que tiene la paraestatal con su pasivo laboral y que de no recibir más apoyos del gobierno se encontrará en una situación más complicada.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Lo mismo sucede con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que en 2018 contaba con un personal de 94 mil 411, pero para el siguiente año se propone aumentar en mil dos plazas para llegar a seis mil 186 plazas.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La austeridad republicana a la que tanto aludió el presidente Andrés Manuel López Obrador no se vio reflejada en la nómina que trabaja dentro de la administración pública federal.

Durante este sexenio, la nómina de la Cuarta Transformación pasó de un millón 794 mil 513 plazas a un millón 977 mil 737 cargos, es decir, un aumento de 183 mil 224 cargos, de acuerdo con el analítico de plazas de los presupuestos de cada año que publica la Secretaría de Hacienda.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reportó el mayor aumento de plazas con un total de 78 mil 844 al pasar de 215 mil 236 puestos al cierre de 2018 a 294 mil 80 cargos para 2024, según la propuesta del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo año.

Si a ello, se le suma el personal de la Guardia Nacional, la plantilla de la Sedena alcanzaría un total de 353 mil 223 plazas, siendo la entidad federal con mayor personal. También la Marina reportó un aumento en el número de plazas, al pasar de 66 mil 614 plazas a 89 mil 340, es decir, 22 mil 726 nuevos cargos.

En efecto, el mayor aumento de plazas se da en Sedena y en su interior, observamos un incremento en el número de soldados y de cabos que son los niveles más bajos en la jerarquía de Sedena, los cuales al parecer trabajarán en la construcción y administración de los proyectos que se le han asignado a Sedena”, explicó Adriana Hortiales, economista y consultora privada en finanzas públicas.

Para dimensionar lo anterior, en el gobierno de Felipe Calderón, un sexenio marcado por la militarización por la denominada guerra contra el narcotráfico, el número de soldados llegó a 65 mil; mientras con Enrique Peña Nieto ascendieron a 65 mil 339 y con Andrés Manuel López Obrador hay un aumento de 113 mil soldados, agregó la especialista y exfuncionaria pública de Hacienda.

El aumento de plazas en la Sedena también se ve reflejado en el presupuesto que se le asignó, ya que en 2018, recibió un presupuesto de 81 mil 21,903.8 millones de pesos, pero para 2024 se propone un presupuesto de 259 mil 433.8 millones de pesos, lo que significaría un aumento de 144.3 por ciento en términos reales.

José Luis Clavellina, director de investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), indicó que en el sexto año del presidente López Obrador, la colaboración entre las Fuerzas Armadas y la administración federal sigue siendo un tema de gran relevancia en términos de seguridad y finanzas en el país, pues les asigna mayores atribuciones.

Desde su inicio en diciembre de 2018, el mandato de la Cuarta Transformación se caracterizó por incluir la participación de efectivos en tareas del orden público, desde patrullajes en calles o plazas y hasta la construcción de sucursales del Banco del Bienestar.

En los últimos meses destaca que los elementos de la Guardia Nacional también fueron dispersados en el Metro para vigilar y evitar altercados que pusieran en riesgo este sistema de transporte colectivo.

Incluso, hay una mayor participación de elementos castrenses en las inmediaciones aeroportuarias y marítimas, ya sea desde la dirección del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) o la creación de empresas con participación estatal mayoritaria a cargo de la Secretaría de Marina (Semar).

En los paquetes económicos de estos años no se ha visto la austeridad que se planteó al inicio de la administración. Este último presupuesto tiene un gasto de más de nueve billones de pesos, mientras las pensiones y deuda van al alza”, indicó Clavellina.


AJUSTES EN SALUD Y SEGOB

En el sector de salud, el número de plazas también se elevaron de manera significativa, especialmente en las que se reportan en el Servicio de salud del Instituto Mexicano del Seguro Social para el Bienestar (IMSS-Bienestar) con un total de 14 mil 904 plazas para 2024; mientras que en el IMSS se proponen 49 mil 54 y en el ISSSTE 10 mil 662.

De manera general se observa que en el sector salud hubo un ajuste, lo que pasa es que sacaron lo que era Insabi que antes era el Seguro Popular y ahora es IMSS-Bienestar y ahora este rubro lo pasaron al ramo 47 y ahí se pasaron todas las plazas que van a estar en este sistema que dará servicios de salud a las personas que no tienen un trabajo formal”, explicó Hortiales.

De manera contraria, una de las dependencias a las que más se les sacrificó personal fue a la Secretaría de Gobernación (Segob) que todavía en 2018 contaba con 80 mil 121 trabajadores en nómina; mientras que para 2024 esta base se propone reducir a 11 mil 41 plazas, según los presupuesto de cada dependencia.

El mayor número de bajas se dio con la salida de Tatiana Clouthier | Archivo Omar Flores

Para Hortiales esta reducción se explica por la salida de la Policía Federal, la cual aún no queda claro si quedará dentro del ramo 36 de Seguridad y Protección Ciudadana o dentro de la Sedena.

La misma situación se observó en la Secretaría del Bienestar, anteriormente Secretaría de Desarrollo, que en 2018 era la Secretaría de Desarrollo Social y contaba con plazas de 15 mil 302 y para 2024 se proponen solo cuatro mil 718 plazas, es decir, un ajuste de 10 mil 584 plazas.

Los recortes en Segob y Bienestar no fueron exclusivos de estas dependencias. La disminución de plazas también llegó a las secretarías de Economía (SE), Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como en la de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

Casi en todas las dependencias, la mayoría de los movimientos se presentaron cuando se dieron los cambios de titulares.

Primero tocó el turno de Graciela Márquez, que dejó la SE para irse al Inegi; su lugar lo ocupó Tatiana Clouthier y años más tarde fue reemplazada por Raquel Buenrostro, quien a su vez dejó el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

FUGAS EN E ECONOMÍA

Dos exempleados de la dependencia, que solicitaron el anonimato, comentaron que el mayor número de bajas se dio con la salida de Tatiana Clouthier, algunas de ellas en el área de comunicación, tecnologías y hasta comercio internacional.

El aviso fue rápido y sencillo, recuerdan los extrabajadores. “Tatiana anunció su salida en una mañanera y por la tarde nos notificaron del despido, aunque para entonces ya no podíamos tener acceso a las computadoras o áreas comunes de trabajo”, comentó uno de ellos.

Respecto a la SHCP, que actualmente encabeza Rogelio Ramírez de la O, destacan los cambios tras la salida de sus titulares Carlos Urzúa y Arturo Herrera Gutiérrez, además de los registrados con la llegada de Antonio Martínez Dagnino al SAT.

Fue un despido de amigos: nos dieron la opción de darnos de baja en el área central del SAT para acomodarnos en la dirección general de Xochimilco. Muchos compañeros no aceptaron por la distancia de traslado y porque terminaban rebajando la plaza original”, comentó uno de los afectados, que pertenecía al área de Grandes Contribuyentes.

Palacio Postal ubicado en la esquina de Eje Central Lázaro Cárdenas y la calle de Tacuba | Archivo Roberto Hernández

En la SICT los tijeretazos fueron a nivel general y hasta en organismos como el Servicio Postal Mexicano (Sepomex), con la llegada de Rocío Bárcena Molina como su titular. Aquí hubo despidos en las gerencias de comunicación y cultura postal.

Este tipo de actitudes incluso fueron denunciadas ante el Órgano Interno de Control (OIC), que se encarga de prevenir y castigar conductas corruptivas en la administración federal.

Nos dieron tres semanas para ‘terminar’ los pendientes de trabajo y enseñarle a los nuevos cómo desempeñar sus funciones”, dijo un exempleado de la Gerencia de Cultura Postal.

Una de las limitaciones que teníamos era tomarnos fotos en los espacios del Palacio Postal, pero hoy estas personas también las presumen en sus redes sociales día a día sin que haya sanciones de por medio”, agregó otra excolaboradora del Sepomex.

Para el especialista del CIEP, al día de hoy las finanzas públicas enfrentan una serie de presiones derivadas del aumento en el gasto social y costo financiero de la deuda.

Sin embargo, advirtió que un nuevo tijeretazo en las dependencias no solo afectaría a los empleados, sino también pondría en riesgo la eficiencia del servicio público.

Antes de cada recorte se tienen que evaluar los bienes y servicios públicos que se brindan, la cantidad de gente que labora. Se tiene que hacer todo con una previa evaluación de cada ramo o dependencia”, matizó José Luis Clavellina.

PEMEX, SIN AUSTERIDAD

A pesar de los constantes apoyos que ha dado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Petróleos Mexicanos no ha implementado un plan de austeridad en su presupuesto ni en el número de plazas.

Si bien en 2018, Pemex consolidado contaba con 111 mil 484 plazas para 2024 se propone un aumento de más de seis mil plazas para ubicarse en 117 mil 670 cargos.

En diversas ocasiones analistas y las mismas calificadoras han señalado las presiones que tiene la paraestatal con su pasivo laboral y que de no recibir más apoyos del gobierno se encontrará en una situación más complicada.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Lo mismo sucede con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que en 2018 contaba con un personal de 94 mil 411, pero para el siguiente año se propone aumentar en mil dos plazas para llegar a seis mil 186 plazas.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

República

Hallan narco-túnel en Morelos; investigan conexión con La Familia Michoacana

La Fiscalía General de Morelos investiga restos humanos encontrados y la presunta conexión con La Familia Michoacana

Política

Claudia Sheinbaum y Kamala Harris hablan por teléfono sobre migración y energías limpias

La vicepresidenta de EU reafirmó la importancia de colaborar para abordar las causas de la raíz de migración

Política

AMLO se reúne con Carlos Slim en Palacio Nacional

La reunión se da en medio de turbulencias financieras, por la eventual discusión a la reforma del Poder Judicial

Finanzas

Accionistas de Tesla respaldan a Elon Musk para que tenga salario de 56 mil mdd

El plan salarial de Musk fue anulado en enero por un juez de Delaware, pero accionistas decidieron someterlo a votación en asamblea general

Finanzas

Otra vez, Grupo Elektra pierde ante el SAT; tribunal confirma deuda por 24 mil mdp

En el amparo presentado por la compañía se argumentó que estos impuestos no se pagaron porque enfrentó una serie de pérdidas financieras

Política

Dos empresas privadas y Morena realizarán encuesta sobre reforma judicial

Mario Delgado, líder nacional de Morena, dijo que las encuestas se harán casa por casa y las empresas entregarán el mismo cuestionario a la ciudadanía relacionado a la reforma judicial