/ sábado 17 de septiembre de 2016

Continúa la desaceleración del sector industrial, afirma la Concamin

El sector industrial sigue desacelerándose, pues en el primer semestre del año su producción avanzó 0.7 por ciento, lo que contrasta con el 1.2 por ciento registrado en el mismo lapso de 2015, según informes de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), presidida por Manuel Herrera Vega.

De acuerdo con datos de la agrupación, “en la primera mitad del año, 14 de las 21 especialidades que integran a la industria manufacturera están en proceso de desaceleración o contracción. Esto afectará su capacidad para generar puestos de trabajo en la segunda mitad del año. Solo siete especialidades lograron mantener su crecimiento o iniciar el repunte en sus niveles de producción”.

En otro aspecto, dicha Confederación reveló que la devaluación y el repunte de los commodities aumentaron las presiones inflacionarias en los costos del sector industrial. “Mientras los precios al consumidor aumentaron 2.65 por ciento en forma anual al mes de julio, los precios al productor (indicador que mide costos) en la industria manufacturera aumentaron 6.98 por ciento y en sectores como la metálica básica escalaron hasta 22 por ciento; en la industria electrónica superaron el 16 por ciento y en la fabricación de maquinaria y equipo, su aumento fue de casi 11 por ciento”.

Por otra parte, la Concamin señaló que en (el pasado) agosto el índice de Confianza del Consumidor retrocedió 4 por ciento en forma anual y con base en cifras desestacionalizadas, situándose en su punto más bajo en lo que va del año.

“Dicho comportamiento se explica porque no percibe una mejoría en la situación económica actual y esperada de los miembros del hogar; tampoco siente que ha mejorado la situación económica actual y futura del país y no está seguro de que este sea un buen momento para comprar bienes duraderos. Esto, desde luego, no es una buena noticia para el mercado interno en lo que resta del año”, acentuó el organismo empresarial.

INTERNACIONAL

Respecto al panorama económico mundial, la Concamin expuso que lejos de aclararse sigue cargado de nubarrones. Prevalece una recuperación lenta y desigual entre las economías desarrolladas.

Conforme a referencias de esa Confederación, Europa y Asia no logran despegar y la economía de Estados Unidos se mueve entre luces y sombras, particularmente su actividad industrial, que sigue sin ofrecer señales consistentes de reactivación.

El sector industrial sigue desacelerándose, pues en el primer semestre del año su producción avanzó 0.7 por ciento, lo que contrasta con el 1.2 por ciento registrado en el mismo lapso de 2015, según informes de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), presidida por Manuel Herrera Vega.

De acuerdo con datos de la agrupación, “en la primera mitad del año, 14 de las 21 especialidades que integran a la industria manufacturera están en proceso de desaceleración o contracción. Esto afectará su capacidad para generar puestos de trabajo en la segunda mitad del año. Solo siete especialidades lograron mantener su crecimiento o iniciar el repunte en sus niveles de producción”.

En otro aspecto, dicha Confederación reveló que la devaluación y el repunte de los commodities aumentaron las presiones inflacionarias en los costos del sector industrial. “Mientras los precios al consumidor aumentaron 2.65 por ciento en forma anual al mes de julio, los precios al productor (indicador que mide costos) en la industria manufacturera aumentaron 6.98 por ciento y en sectores como la metálica básica escalaron hasta 22 por ciento; en la industria electrónica superaron el 16 por ciento y en la fabricación de maquinaria y equipo, su aumento fue de casi 11 por ciento”.

Por otra parte, la Concamin señaló que en (el pasado) agosto el índice de Confianza del Consumidor retrocedió 4 por ciento en forma anual y con base en cifras desestacionalizadas, situándose en su punto más bajo en lo que va del año.

“Dicho comportamiento se explica porque no percibe una mejoría en la situación económica actual y esperada de los miembros del hogar; tampoco siente que ha mejorado la situación económica actual y futura del país y no está seguro de que este sea un buen momento para comprar bienes duraderos. Esto, desde luego, no es una buena noticia para el mercado interno en lo que resta del año”, acentuó el organismo empresarial.

INTERNACIONAL

Respecto al panorama económico mundial, la Concamin expuso que lejos de aclararse sigue cargado de nubarrones. Prevalece una recuperación lenta y desigual entre las economías desarrolladas.

Conforme a referencias de esa Confederación, Europa y Asia no logran despegar y la economía de Estados Unidos se mueve entre luces y sombras, particularmente su actividad industrial, que sigue sin ofrecer señales consistentes de reactivación.