/ jueves 24 de enero de 2019

Disruptores | ¿Sin gasolina? Muévete con Lime

Tráfico, contaminación y ahora desabasto de combustibles en la Ciudad de México y otras urbes conforman el escenario ideal para el crecimiento de la empresa que provee scooters eléctricos en 50 países del mundo

Hace unas semanas, cuando la estrategia antihuachicoleo del gobierno federal derivó en desabasto de gasolina en la capital mexicana pocas personas fueron felices, pero Alejandro Weiland fue una de ellas.

La empresa que dirige, el servicio de scooters eléctricos Lime, registró de la noche a la mañana una explosión en el número de usuarios, quienes decidieron montarse en un patín antes que pasar horas en una fila para cargar gasolina.

"Algunos días hasta se duplicaron los registros en la aplicación y hemos visto un 30 por ciento de incremento en viajes y obviamente en ingresos. Sí fue un boom, pero el crecimiento ya venía, esto lo va a acelerar un poco más y sí, confiamos en que la gran mayoría de estos usuarios nos mantenga como una opción.

"Ya traíamos un crecimiento muy acelerado de doble dígito semanal, esto simplemente invitó a más gente a ver estas soluciones, a conocer que sí hay bicis, sí hay patines eléctricos, sí hay transporte público, a dejar su auto y utilizar estas opciones que pueden tener muchos beneficios", agrega.

Emproblemada por el tráfico y la contaminación, la capital del país se ha convertido en la principal plaza del país donde una nueva raza de empresas, en su mayoría dirigidas por jóvenes, se ha dedicado a comercializar nuevas formas de movilidad sustentable.

Foto: Daniel Galeana

Desde octubre de 2017 los scooters o patines eléctricos de Lime han ido invadiendo las calles de la Ciudad de México para hacerse de un pedazo del pastel de esta emergente economía basada en soluciones de movilidad.

Mediante su aplicación, los usuarios pueden rastrear dónde se encuentran estacionados los patines eléctricos y activarlos, principalmente para realizar traslados menores a 10 kilómetros. De fácil manejo, el usuario sólo opera un pedal para acelerar hasta una velocidad topada como segura por la empresa y frena de manera intuitiva. La aplicación rastrea el tiempo y distancia en que el usuario utilizó el patín y traza un perímetro de calles dentro del cual puede estacionarlo, siempre y cuando no estorbe pasos peatonales y entradas. El usuario termina el viaje y éste se cobra a una tarjeta de crédito previamente registrada.

Un viaje que podría tomar media hora o más en hora pico se reduce a minutos.

"La ventaja es que es fácil, rápido y es sustentable, que en estos días ha sido fundamental. De verdad soluciona un problema muy puntual que tenemos en la Ciudad de México que es el tráfico, el estacionamiento, y qué mejor que no teniendo un impacto en el medio ambiente sino siendo completamente sustentable", destaca Alejandro.

Lime comparte el mercado de patines eléctricos en México con los servicios Bird y Grind. Según Weiland, la suya es la empresa que más rápido ha crecido en términos de usuarios y flotilla, la cual tiene una capacidad para realizar 15 mil viajes en un día.

"Sabemos que (Lime) ha sido adoptado de forma más rápida en las últimas semanas. Semana tras semana recibimos nuevas peticiones de 'por favor lleguen a esta zona, por favor traigan más patines acá' y estamos tratando de llegar a todos lados lo más rápido posible. El recibimiento ha sido fenomenal.

"Realmente creemos que esto va a sustituir de forma importante otro tipo de vehículos de gasolina que son mucho menos eficientes y tienen problemas de tráfico que no tenemos con los scooters", presume Alejandro.

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Valuada en mil millones de dólares y con presencia en 150 ciudades de 50 países, Lime es la creación de los graduados de Berkeley Toby Sun y Brad Bao a inicios de 2017, ambos con experiencia en la inversión de proyectos tecnológicos en el mercado chino como ejecutivos en fondos de capital.

Asociada al mercado millennial, Lime junto con sus competidores han apalancado su crecimiento en la demanda creciente de jóvenes que optan por recurrir a servicios de movilidad en lugar de comprar un auto propio.

Frente a opciones de servicios de renta de bicicletas como Mobike, por ejemplo, Lime dice ser más inclusivo para mujeres y ejecutivos que buscan un medio de transporte barato y cómodo.

Foto: Daniel Galeana

Apenas en julio de 2018 los gigantes Uber y Google anunciaron que lideraban a un grupo de inversionistas que capitalizaron a Lime con 335 millones de dólares para su expansión mundial. Los analistas interpretaron el acercamiento de Uber como un movimiento para diversificar sus servicios y dotarle de una "pata" más económica y sencilla a su modelo de negocio antes de perder mercado.

Así como otros exejecutivos de Uber que están liderando otras empresas tecnológicas, Alejandro pasó tres años y medio como gerente de operaciones y de expansión en esa empresa antes de unirse a Lime. Ahí fue parte del equipo que llevó el modelo al Caribe y Centroamérica. También dentro de Uber Eats colaboró en la optimización de procesos y la solución de problemas de logística.

En Uber –dice Alejandro– conoció de primera mano los problemas de estacionamiento y movilidad a los que se están enfrentando las ciudades, así como las oportunidades que este problema está abriendo en temas de negocio.

A nivel Latinoamérica México fue la cabeza de playa para arribar al mercado, pues desde aquí Lime migró a Chile y está pronto a iniciar operaciones en Colombia y Brasil.

"La experiencia en Uber me ayudó a entender cuáles son los retos de movilidad, a saber cuáles son las zonas conflictivas y saber cuál es el potencial de plataformas como esta. Por eso no tenía dudas de que sería un boom en Ciudad de México, justo por la necesidad de quitar vehículos de la calle".

VOY DERECHO, NO ME QUITO

El modelo de Lime tiene en su núcleo la masividad de vehículos en las calles y la opción de dejarlos estacionados prácticamente en cualquier espacio con la reserva de no entorpecer el flujo en banquetas y calles.

Foto: Federico Xolocotzi

Esto ha llevado a las empresas de patines eléctricos a tener roses con alcaldías en EU por la apropiación del espacio público y en específico por scooters estacionados en lugares inapropiados. En San Francisco, Santa Mónica, Denver y Nashville están prohibido estos servicios.

Alejandro Weiland explica que una sobreregulación por parte de gobiernos locales acabaría por frustrar el modelo de negocio de Lime, pues la facilidad de tomar un scooter sin la necesidad de que haya puntos de anclaje permanentes es una de sus características.

Para eso, dice, Lime ha asumido como responsabilidad la educación de sus usuarios, incentivándolos a no usar banquetas para rodar, portar casco y estacionarse en los sitios correctos.

"(Una sobreregulación) le restaría mucha elasticiadad al modelo. Sin duda hay un reto en temas de educación y lo estamos asumiendo. Tenemos que educar a nuestros usuarios y a la gente que utiliza un Lime a que lo estacione correctamente, motivarlos y darles las herramientas para que utilicen cascos y manejen de forma segura.

Foto: Daniel Galeana

"Así como en su momento las bicis tuvieron el reto de educación, los autos el reto de respetar a otros modos de transporte, ahora nosotros tenemos el reto de educar a nuestros usuarios para que lo hagan de forma segura", dice.

Mientras las fricciones con gobiernos se tranquilizan, el plan de la empresa en México es abarcar todas "las ciudades más grandes", según cuenta Alejandro sin entrar en detalles. Están en pláticas con gobiernos locales de las principales urbes del país para comenzar a operar, asegura.

Además de la Ciudad de México, Lime sólo está en Monterrey y Puerto Vallarta. Esta última ciudad –dice– estableció un marco legal muy atractivo para la empresa y la invitó.

En otras partes del mundo Lime cuenta con bicicletas eléctricas y en Seattle experimenta con carros eléctricos compartidos. Sobre importar estas opciones a México Alejandro dice que no se descarta, aunque no está en el plan inmediato de expansión.

"Es una solución que ha tenido tan buena aceptación que preferimos enfocarnos por ahora en los patines eléctricos antes de introducir un nuevo producto", dice.

También en Seattle la empresa prueba scooters con sensores de colisión, cámaras, pantallas, sensores para identificar el terreno, frenos ABS y GPS más precisos, innovaciones que con el tiempo pueden llegar a México.

Además, la empresa recolecta datos sobre densidad de tráfico para compartirlos con los gobiernos locales y plantear cambios en política pública e infraestructura en movilidad, de manera que se le vea a Lime más como un aliado que una molestia.

Foto: Daniel Galeana

"(Este mercado) lo vemos como la nueva revolución de movilidad como en su momento fue el auto. Así vemos a los patines y a estos medios alternativos porque la densidad crece, el tráfico crece y la capacidad para moverse es difícil aumentarla a menos que optemos por estas alternativas.

"El tráfico es un problema que sigue creciendo, la gente sigue mudándose a las ciudades, para el 2050 estará en ciudades el 60 por ciento de la gente, por lo tanto el problema se sigue acentuando y nosotros lo seguiremos resolviendo", finaliza.

Hace unas semanas, cuando la estrategia antihuachicoleo del gobierno federal derivó en desabasto de gasolina en la capital mexicana pocas personas fueron felices, pero Alejandro Weiland fue una de ellas.

La empresa que dirige, el servicio de scooters eléctricos Lime, registró de la noche a la mañana una explosión en el número de usuarios, quienes decidieron montarse en un patín antes que pasar horas en una fila para cargar gasolina.

"Algunos días hasta se duplicaron los registros en la aplicación y hemos visto un 30 por ciento de incremento en viajes y obviamente en ingresos. Sí fue un boom, pero el crecimiento ya venía, esto lo va a acelerar un poco más y sí, confiamos en que la gran mayoría de estos usuarios nos mantenga como una opción.

"Ya traíamos un crecimiento muy acelerado de doble dígito semanal, esto simplemente invitó a más gente a ver estas soluciones, a conocer que sí hay bicis, sí hay patines eléctricos, sí hay transporte público, a dejar su auto y utilizar estas opciones que pueden tener muchos beneficios", agrega.

Emproblemada por el tráfico y la contaminación, la capital del país se ha convertido en la principal plaza del país donde una nueva raza de empresas, en su mayoría dirigidas por jóvenes, se ha dedicado a comercializar nuevas formas de movilidad sustentable.

Foto: Daniel Galeana

Desde octubre de 2017 los scooters o patines eléctricos de Lime han ido invadiendo las calles de la Ciudad de México para hacerse de un pedazo del pastel de esta emergente economía basada en soluciones de movilidad.

Mediante su aplicación, los usuarios pueden rastrear dónde se encuentran estacionados los patines eléctricos y activarlos, principalmente para realizar traslados menores a 10 kilómetros. De fácil manejo, el usuario sólo opera un pedal para acelerar hasta una velocidad topada como segura por la empresa y frena de manera intuitiva. La aplicación rastrea el tiempo y distancia en que el usuario utilizó el patín y traza un perímetro de calles dentro del cual puede estacionarlo, siempre y cuando no estorbe pasos peatonales y entradas. El usuario termina el viaje y éste se cobra a una tarjeta de crédito previamente registrada.

Un viaje que podría tomar media hora o más en hora pico se reduce a minutos.

"La ventaja es que es fácil, rápido y es sustentable, que en estos días ha sido fundamental. De verdad soluciona un problema muy puntual que tenemos en la Ciudad de México que es el tráfico, el estacionamiento, y qué mejor que no teniendo un impacto en el medio ambiente sino siendo completamente sustentable", destaca Alejandro.

Lime comparte el mercado de patines eléctricos en México con los servicios Bird y Grind. Según Weiland, la suya es la empresa que más rápido ha crecido en términos de usuarios y flotilla, la cual tiene una capacidad para realizar 15 mil viajes en un día.

"Sabemos que (Lime) ha sido adoptado de forma más rápida en las últimas semanas. Semana tras semana recibimos nuevas peticiones de 'por favor lleguen a esta zona, por favor traigan más patines acá' y estamos tratando de llegar a todos lados lo más rápido posible. El recibimiento ha sido fenomenal.

"Realmente creemos que esto va a sustituir de forma importante otro tipo de vehículos de gasolina que son mucho menos eficientes y tienen problemas de tráfico que no tenemos con los scooters", presume Alejandro.

VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Valuada en mil millones de dólares y con presencia en 150 ciudades de 50 países, Lime es la creación de los graduados de Berkeley Toby Sun y Brad Bao a inicios de 2017, ambos con experiencia en la inversión de proyectos tecnológicos en el mercado chino como ejecutivos en fondos de capital.

Asociada al mercado millennial, Lime junto con sus competidores han apalancado su crecimiento en la demanda creciente de jóvenes que optan por recurrir a servicios de movilidad en lugar de comprar un auto propio.

Frente a opciones de servicios de renta de bicicletas como Mobike, por ejemplo, Lime dice ser más inclusivo para mujeres y ejecutivos que buscan un medio de transporte barato y cómodo.

Foto: Daniel Galeana

Apenas en julio de 2018 los gigantes Uber y Google anunciaron que lideraban a un grupo de inversionistas que capitalizaron a Lime con 335 millones de dólares para su expansión mundial. Los analistas interpretaron el acercamiento de Uber como un movimiento para diversificar sus servicios y dotarle de una "pata" más económica y sencilla a su modelo de negocio antes de perder mercado.

Así como otros exejecutivos de Uber que están liderando otras empresas tecnológicas, Alejandro pasó tres años y medio como gerente de operaciones y de expansión en esa empresa antes de unirse a Lime. Ahí fue parte del equipo que llevó el modelo al Caribe y Centroamérica. También dentro de Uber Eats colaboró en la optimización de procesos y la solución de problemas de logística.

En Uber –dice Alejandro– conoció de primera mano los problemas de estacionamiento y movilidad a los que se están enfrentando las ciudades, así como las oportunidades que este problema está abriendo en temas de negocio.

A nivel Latinoamérica México fue la cabeza de playa para arribar al mercado, pues desde aquí Lime migró a Chile y está pronto a iniciar operaciones en Colombia y Brasil.

"La experiencia en Uber me ayudó a entender cuáles son los retos de movilidad, a saber cuáles son las zonas conflictivas y saber cuál es el potencial de plataformas como esta. Por eso no tenía dudas de que sería un boom en Ciudad de México, justo por la necesidad de quitar vehículos de la calle".

VOY DERECHO, NO ME QUITO

El modelo de Lime tiene en su núcleo la masividad de vehículos en las calles y la opción de dejarlos estacionados prácticamente en cualquier espacio con la reserva de no entorpecer el flujo en banquetas y calles.

Foto: Federico Xolocotzi

Esto ha llevado a las empresas de patines eléctricos a tener roses con alcaldías en EU por la apropiación del espacio público y en específico por scooters estacionados en lugares inapropiados. En San Francisco, Santa Mónica, Denver y Nashville están prohibido estos servicios.

Alejandro Weiland explica que una sobreregulación por parte de gobiernos locales acabaría por frustrar el modelo de negocio de Lime, pues la facilidad de tomar un scooter sin la necesidad de que haya puntos de anclaje permanentes es una de sus características.

Para eso, dice, Lime ha asumido como responsabilidad la educación de sus usuarios, incentivándolos a no usar banquetas para rodar, portar casco y estacionarse en los sitios correctos.

"(Una sobreregulación) le restaría mucha elasticiadad al modelo. Sin duda hay un reto en temas de educación y lo estamos asumiendo. Tenemos que educar a nuestros usuarios y a la gente que utiliza un Lime a que lo estacione correctamente, motivarlos y darles las herramientas para que utilicen cascos y manejen de forma segura.

Foto: Daniel Galeana

"Así como en su momento las bicis tuvieron el reto de educación, los autos el reto de respetar a otros modos de transporte, ahora nosotros tenemos el reto de educar a nuestros usuarios para que lo hagan de forma segura", dice.

Mientras las fricciones con gobiernos se tranquilizan, el plan de la empresa en México es abarcar todas "las ciudades más grandes", según cuenta Alejandro sin entrar en detalles. Están en pláticas con gobiernos locales de las principales urbes del país para comenzar a operar, asegura.

Además de la Ciudad de México, Lime sólo está en Monterrey y Puerto Vallarta. Esta última ciudad –dice– estableció un marco legal muy atractivo para la empresa y la invitó.

En otras partes del mundo Lime cuenta con bicicletas eléctricas y en Seattle experimenta con carros eléctricos compartidos. Sobre importar estas opciones a México Alejandro dice que no se descarta, aunque no está en el plan inmediato de expansión.

"Es una solución que ha tenido tan buena aceptación que preferimos enfocarnos por ahora en los patines eléctricos antes de introducir un nuevo producto", dice.

También en Seattle la empresa prueba scooters con sensores de colisión, cámaras, pantallas, sensores para identificar el terreno, frenos ABS y GPS más precisos, innovaciones que con el tiempo pueden llegar a México.

Además, la empresa recolecta datos sobre densidad de tráfico para compartirlos con los gobiernos locales y plantear cambios en política pública e infraestructura en movilidad, de manera que se le vea a Lime más como un aliado que una molestia.

Foto: Daniel Galeana

"(Este mercado) lo vemos como la nueva revolución de movilidad como en su momento fue el auto. Así vemos a los patines y a estos medios alternativos porque la densidad crece, el tráfico crece y la capacidad para moverse es difícil aumentarla a menos que optemos por estas alternativas.

"El tráfico es un problema que sigue creciendo, la gente sigue mudándose a las ciudades, para el 2050 estará en ciudades el 60 por ciento de la gente, por lo tanto el problema se sigue acentuando y nosotros lo seguiremos resolviendo", finaliza.

Sociedad

Aún le faltan a México 40 años de pobreza

Bajo la actual tendencia, hasta 2060 todos los mexicanos tendrían acceso a la canasta básica

Sociedad

Secretaría de Seguridad alerta por ataques cibernéticos contra redes sociales del Estado

Una vez que toman el control del perfil de Twitter de la dependencia o del funcionario publican un mensaje: "Esta cuenta ha sido hackeada por corrupción"

Mundo

Detienen en Guatemala a 11 mexicanos por narcotráfico

Las unidades de las fuerzas de tierra localizaron una avioneta en una pista clandestina en la Laguna del Tigre

Mundo

Al menos 50 mil personas pierden su casa por incendio en Bangladés

Los bomberos lograron controlar el incendio, que no causó muertos, sin embargo, sí se registraron algunos heridos

Política

Buscan garantizar el derecho a la identidad de hijos de reclusas

Monreal busca que se establezca que las autoridades penitenciarias tengan la obligación de garantizar que el registro y la expedición del acta de nacimiento de estos niños

Sociedad

Recupera Guardia Nacional fusiles robados hace una semana en Tlaxcala

Los dos fusiles fueron encontrados dentro de un costal oculto entre cultivos de maíz

Cine

Festival de Sarajevo reconoce a Alejandro González Iñárritu con el Corazón de Honor

El mexicano recibió este premio especial "en honor a su contribución excepcional al arte del cine"

Política

Juez de Argentina ordena liberación de Carlos Ahumada

Ahumada fue detenido el pasado 16 de agosto en Buenos Aires y es acusado de posible defraudación fiscal

Mundo

Sismo de magnitud 5.1 sacude zona costera de Ecuador

Según el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, el sismo fue sentido en varias poblaciones de la provincia de Guayas