/ miércoles 15 de noviembre de 2017

El buen vestir: la ropa se ve mejor en el probador

Luce espectacular, contempla estos elementos para lucir bien tus prendas fuera del vestidor

Alguna vez te ha pasado que llegas de compras a casa con la ilusión de estrenar tu blusa nueva, te la pones y ¡oh, sorpresa!, no se ve igual que como lo viste en la tienda. Existen algunos elementos que hacen que esto suceda, no dejes que te pase en las compras del Buen Fin. Aquí te contamos qué contemplar desde el vestidor:

Foto: Creative commons

 

Experiencia dentro del probador

Luz

Si la iluminación principal se ubica arriba y es muy contrastante, hará que tu reflejo se vea mal.

  • Si se distribuye de manera vertical en ambos lados del espejo y es suave, te vas a enamorar de cómo te ves.
    • Mientras más brillante sea la luz y genere mayor contraste, puede afectar incluso en cómo te sientas y al final salir sin nada.
    • Busca un espacio de la tienda donde la luz sea lo más natural posible
    • Si se juega con claroscuros, se genera un juego de sombras que suelen generar una imagen más esbelta.

Espacio

  • Si tienen un montón de ganchos y ropa tirada, te sentirás incómodo y buscarás salir lo más rápido posible.
    • Si tiene un clima agradable, mejora la experiencia y eso influye en tu relación con la ropa en ese momento. Pero si hace mucho frío o calor, tu experiencia sin duda se verá afectada de manera negativa.
    • Si son muy pequeños o con la cortina no sientes tener ningún tipo de intimidad, sin duda te harán salir corriendo.
    • Un fondo negro sirve para que nada te distraiga de cómo se ve la prenda
    • Una cortina roja te hace sentir en un espacio glamuroso.
    • Los espejos esquineros, mientras más lejos, te adelgazan.

      El olor es agradable y suave, te hace sentir relajada seguro compras.
    • La luz es tenue
    • Sientes privacidad
    • La música es tranquila

INFORMACIÓN DESTACADA

La música incita a que los clientes caminen más rápido o lento en una tienda departamental

Alguna vez te ha pasado que llegas de compras a casa con la ilusión de estrenar tu blusa nueva, te la pones y ¡oh, sorpresa!, no se ve igual que como lo viste en la tienda. Existen algunos elementos que hacen que esto suceda, no dejes que te pase en las compras del Buen Fin. Aquí te contamos qué contemplar desde el vestidor:

Foto: Creative commons

 

Experiencia dentro del probador

Luz

Si la iluminación principal se ubica arriba y es muy contrastante, hará que tu reflejo se vea mal.

  • Si se distribuye de manera vertical en ambos lados del espejo y es suave, te vas a enamorar de cómo te ves.
    • Mientras más brillante sea la luz y genere mayor contraste, puede afectar incluso en cómo te sientas y al final salir sin nada.
    • Busca un espacio de la tienda donde la luz sea lo más natural posible
    • Si se juega con claroscuros, se genera un juego de sombras que suelen generar una imagen más esbelta.

Espacio

  • Si tienen un montón de ganchos y ropa tirada, te sentirás incómodo y buscarás salir lo más rápido posible.
    • Si tiene un clima agradable, mejora la experiencia y eso influye en tu relación con la ropa en ese momento. Pero si hace mucho frío o calor, tu experiencia sin duda se verá afectada de manera negativa.
    • Si son muy pequeños o con la cortina no sientes tener ningún tipo de intimidad, sin duda te harán salir corriendo.
    • Un fondo negro sirve para que nada te distraiga de cómo se ve la prenda
    • Una cortina roja te hace sentir en un espacio glamuroso.
    • Los espejos esquineros, mientras más lejos, te adelgazan.

      El olor es agradable y suave, te hace sentir relajada seguro compras.
    • La luz es tenue
    • Sientes privacidad
    • La música es tranquila

INFORMACIÓN DESTACADA

La música incita a que los clientes caminen más rápido o lento en una tienda departamental