/ lunes 20 de febrero de 2017

Prevé la AMIB crecimiento de 8.0 por ciento en fondos de inversión en 2017

  • Intermediarios, bancos, aseguradoras y Afores se unen para pedir incentivos al ahorro voluntario

Durante 2017, los recursos administrados en fondos de inversión crecerán 8.0 por ciento respecto al año pasado, a pesar del entorno económico complejo, estimó el presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), José Méndez Fabre.

Al cierre de 2016, los activos en este sector rondaron los dos billones 040 mil millones de pesos, con lo que mantuvo crecimientos a tasa anual positivos, aunque menores a lo de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores).

No obstante, consideró que a diferencia del ahorro en las Afores, que es obligatorio y también supera los dos billones de pesos, los recursos en los fondos de inversión son aportaciones voluntarias.

“Deberíamos de crecer alrededor de un 8.0 por ciento. Yo estoy optimista, menos que las Afores, pero sí estoy muy optimista porque estamos buscando homologar varias cosas”, dijo Méndez Fabre en entrevista.

Destacó que las Asociaciones de Bancos de México (ABM), de Intermediarios Bursátiles (AMIB), de Instituciones de Seguros (AMIS) y Mexicana de Afores (Amafore), realizaron un estudio conjunto sobre ahorro voluntario, el cual presentaron a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a fin de lograr incentivos y permitir que el ahorro sea portable entre instituciones.

“Estamos tratando que se den incentivos para que en general el ahorro voluntario pueda crecer más en México. Conforme más crezca el ahorro interno aumentará y no dependeremos del ahorro externo para crecer”, destacó.

En los últimos 10 años, hubo un incremento importante del ahorro externo, la tenencia de extranjeros y la deuda, mientras que el ahorro interno creció a tasas más bajas, y se buscará revertir esa situación, lo que contribuiría a tener un sistema financiero más sólido.

“Lo que estamos tratando de hacer es incentivar el ahorro interno por medio de más competencia; de que sea portable entre una casa de cambio y una compañía de seguros o un banco, y que se ponga a competir a todo el sector financiero por ese ahorro voluntario en los mismo términos”, subrayó.

Asimismo resaltó que la reforma financiera fue muy buena para los fondos de inversión porque hará que sean más baratos en la operación y más fácil su manejo, a lo que se sumarían regulaciones fiscales que se buscarán. (Notimex)

  • Intermediarios, bancos, aseguradoras y Afores se unen para pedir incentivos al ahorro voluntario

Durante 2017, los recursos administrados en fondos de inversión crecerán 8.0 por ciento respecto al año pasado, a pesar del entorno económico complejo, estimó el presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), José Méndez Fabre.

Al cierre de 2016, los activos en este sector rondaron los dos billones 040 mil millones de pesos, con lo que mantuvo crecimientos a tasa anual positivos, aunque menores a lo de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores).

No obstante, consideró que a diferencia del ahorro en las Afores, que es obligatorio y también supera los dos billones de pesos, los recursos en los fondos de inversión son aportaciones voluntarias.

“Deberíamos de crecer alrededor de un 8.0 por ciento. Yo estoy optimista, menos que las Afores, pero sí estoy muy optimista porque estamos buscando homologar varias cosas”, dijo Méndez Fabre en entrevista.

Destacó que las Asociaciones de Bancos de México (ABM), de Intermediarios Bursátiles (AMIB), de Instituciones de Seguros (AMIS) y Mexicana de Afores (Amafore), realizaron un estudio conjunto sobre ahorro voluntario, el cual presentaron a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a fin de lograr incentivos y permitir que el ahorro sea portable entre instituciones.

“Estamos tratando que se den incentivos para que en general el ahorro voluntario pueda crecer más en México. Conforme más crezca el ahorro interno aumentará y no dependeremos del ahorro externo para crecer”, destacó.

En los últimos 10 años, hubo un incremento importante del ahorro externo, la tenencia de extranjeros y la deuda, mientras que el ahorro interno creció a tasas más bajas, y se buscará revertir esa situación, lo que contribuiría a tener un sistema financiero más sólido.

“Lo que estamos tratando de hacer es incentivar el ahorro interno por medio de más competencia; de que sea portable entre una casa de cambio y una compañía de seguros o un banco, y que se ponga a competir a todo el sector financiero por ese ahorro voluntario en los mismo términos”, subrayó.

Asimismo resaltó que la reforma financiera fue muy buena para los fondos de inversión porque hará que sean más baratos en la operación y más fácil su manejo, a lo que se sumarían regulaciones fiscales que se buscarán. (Notimex)