/ viernes 10 de abril de 2020

Sufren iglesias "viacrucis" económico por Covid-19

Más de 90 por ciento de las ganancias de las iglesias vienen de las donaciones y las limosnas, pero la emergencia sanitaria ha provocado el cierre de estas

La contingencia sanitaria por el Covid-19 le cuesta a la iglesia 90 por ciento de sus ingresos, en un entorno en el que el catolicismo no recibe, como en otros países, apoyos del gobierno.

De acuerdo con una editorial del Consejo Católico Multimedial, más de 90 por ciento de las ganancias de las iglesias vienen de las donaciones y las limosnas.

"Al contrario de otros países donde se ven beneficiadas con impuestos especiales o subvenciones estatales, en el Estado laico mexicano no hay otro tipo de ingresos que no sean de los mismos fieles. Con eso se pagan servicios, impuestos, salarios y obras de caridad, además de mantener el culto vivo", detalló el organismo.

Sólo la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, es el santuario mariano más visitado del mundo, pues recibe cada año a más de 20 millones de personas.

La contingencia sanitaria, que ha puesto el distanciamiento social como la regla máxima para contener el contagio por el coronavirus ha llevado a algunas parroquias, iglesias y capillas a buscar alternativas, tanto para hacer llegar sus mensajes a sus fieles, a través de misas virtuales, como para recaudar dinero.

Alrededor del mundo, una práctica generalizada es la misa virtual, donde los sacerdotes dan las liturgias a través de redes sociales para evitar las congregaciones en las iglesias.

En el otro lado de la balanza, algunos miembros del curato ya innovaron, y piden a los fieles dar limosnas a través de transferencias bancarias. Este es el caso de la parroquia de San Jorge Mártir, en San Nicolás, Nuevo León.

El párroco Sergio Lara transmite la liturgia a través de Facebook Live, donde pide a los creyentes depositar sus limosnas a través de transferencias electrónicas.

Los donativos, añade, se utilizarán para cubrir los gastos de la iglesia, tales como el pago del agua, la electricidad, impuestos, salarios y las obras de caridad que hace la parroquia.

"Pueden pasar a las oficinas parroquiales a dejar su donativo o poder depositarlo directamente a la cuenta bancaria de la parroquia. Agradezco su solidaridad, no olvidemos a los pobre y vulnerables de la comunidad. Dios nos bendiga y nos cuide a todos", dijo el párroco.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

La contingencia sanitaria por el Covid-19 le cuesta a la iglesia 90 por ciento de sus ingresos, en un entorno en el que el catolicismo no recibe, como en otros países, apoyos del gobierno.

De acuerdo con una editorial del Consejo Católico Multimedial, más de 90 por ciento de las ganancias de las iglesias vienen de las donaciones y las limosnas.

"Al contrario de otros países donde se ven beneficiadas con impuestos especiales o subvenciones estatales, en el Estado laico mexicano no hay otro tipo de ingresos que no sean de los mismos fieles. Con eso se pagan servicios, impuestos, salarios y obras de caridad, además de mantener el culto vivo", detalló el organismo.

Sólo la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, es el santuario mariano más visitado del mundo, pues recibe cada año a más de 20 millones de personas.

La contingencia sanitaria, que ha puesto el distanciamiento social como la regla máxima para contener el contagio por el coronavirus ha llevado a algunas parroquias, iglesias y capillas a buscar alternativas, tanto para hacer llegar sus mensajes a sus fieles, a través de misas virtuales, como para recaudar dinero.

Alrededor del mundo, una práctica generalizada es la misa virtual, donde los sacerdotes dan las liturgias a través de redes sociales para evitar las congregaciones en las iglesias.

En el otro lado de la balanza, algunos miembros del curato ya innovaron, y piden a los fieles dar limosnas a través de transferencias bancarias. Este es el caso de la parroquia de San Jorge Mártir, en San Nicolás, Nuevo León.

El párroco Sergio Lara transmite la liturgia a través de Facebook Live, donde pide a los creyentes depositar sus limosnas a través de transferencias electrónicas.

Los donativos, añade, se utilizarán para cubrir los gastos de la iglesia, tales como el pago del agua, la electricidad, impuestos, salarios y las obras de caridad que hace la parroquia.

"Pueden pasar a las oficinas parroquiales a dejar su donativo o poder depositarlo directamente a la cuenta bancaria de la parroquia. Agradezco su solidaridad, no olvidemos a los pobre y vulnerables de la comunidad. Dios nos bendiga y nos cuide a todos", dijo el párroco.


Te recomendamos el podcast ⬇

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Omny

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

CDMX

Van contra turismo sexual en la CDMX

La nueva secretaria de Turismo trabaja contra los feminicidios dentro de hoteles y la trata

Sociedad

Feministas crean el grupo Todas México

Se deslindan de partidos y buscan impulsar políticas para las mujeres a nivel federal, estatal y municipal

Finanzas

#Data Parque veícular no recupera tracción

Antes de la pandemia, cada mes se sumaban al parque vehícular particular de México 108 mil unidades

Política

La Sedena fabricará sus propios cohetes

Para combatir el déficit, la Sedena invertirá en maquinaria para poder fabricarlos en México

Sociedad

La deserción escolar tiene un alto costo

Especialistas coinciden en que es incalculable porque trunca el futuro social y laboral de los estudiantes

CDMX

Van contra turismo sexual en la CDMX

La nueva secretaria de Turismo trabaja contra los feminicidios dentro de hoteles y la trata

Sociedad

Feministas crean el grupo Todas México

Se deslindan de partidos y buscan impulsar políticas para las mujeres a nivel federal, estatal y municipal

Finanzas

Fibra Plus convertirá en bodegas a hoteles, oficinas y plazas impactados por la pandemia

Gustavo Tomé detalla su plan tras la integración con Fibra HD y los ajustes del mercado por la pandemia