/ lunes 29 de mayo de 2023

Aceleran una agricultura sustentable

Hace ocho años esta empresa comenzó a investigar y desarrollar una fertilizante que fuera amigable con el medio ambiente

Para el próximo trimestre, la empresa canadiense de agrotecnología Lucent BioSciences comenzará pruebas de un nuevo biofertilizante en México, además de que buscará construir una de cinco plantas globales para producción masiva de este producto en territorio nacional.

José Godoy, cofundador de la compañía, cuenta a El Sol de México que el plan de la empresa es construir una planta para la producción de este biofertilizante en el país entre 2024 y 2025.

Son cinco los complejos que la empresa planea abrir en todo el mundo, uno de ellos ya opera en Canadá, otro estará en México, uno más en Sudamérica, así como en Estados Unidos y Sudáfrica.

Te puede interesar: Los fríos no refutan la idea del calentamiento global

Godoy contó que hace ocho años esta empresa comenzó a investigar y desarrollar un fertilizante que fuera amigable con el medio ambiente, a base del reciclaje de cáscaras de lentejas, avena y arroz entre otros guisantes, que fuera capaz de fortalecer la tierra, mejorar la calidad actual de los productos alimenticios, cuidar las aguas residuales e incrementar la rentabilidad de los agricultores a corto plazo.

A la fecha ya estamos entre las 20 y 30 toneladas de fertilizante diarias

Tras obtener buenos resultados con sus experimentos, la empresa ha obtenido fondos del gobierno de Canadá por un total de 11.5 millones de dólares y ha logrado disparar su producción.

En 2019 conseguimos producir media libra de nuestro fertilizante al día (unos 220 gramos) y a la fecha ya estamos entre las 20 y 30 toneladas diarias”, cuenta el directivo.

Añade que la fábrica con la que cuentan actualmente en Coquitlam, Canadá, tiene la capacidad de producir 200 toneladas para cubrir el 1.5 millones de acres, pero para el siguiente año prevén duplicar esta oferta hasta cubrir tres millones de acres.

Godoy explica que a diferencia de otros fertilizantes, el producto de Lucent BioSciences no requiere agua, sólo se nutre de la tierra, y por ello resulta más amigable con el medio ambiente.

Estamos viviendo una situación lamentable en la que tenemos más y más sequías en el mundo debido al cambio climático. Hace dos años, cuando tuvimos que la sequía más grande en Norteamérica hicimos muchas pruebas con nuestro producto –hemos hecho más de cinco mil pruebas- y lo que vimos es que funcionaba de la misma manera con y sin lluvia; otros no podían activarse porque no había agua y nuestro fertilizante sí actuó y tuvimos resultados espectaculares”, refiere.

Ante una mayor demanda de alimentos y más gente viviendo en ciudades en unos años, Godoy junto con su socio, Michael Riedijk, se plantearon la manera de aportar a una agricultura más sustentable.

Datos de la ONU estiman que hacia 2050 siete de cada 10 personas en el mundo vivirán en ciudades además de que la demanda de alimentos aumentará 70 por ciento.

A lo anterior hay que agregarle que el cambio en la temperatura de la tierra se ha vuelto un obstáculo para la siembra de cultivos y la producción de alimentos a nivel global.

José Godoy, cofundador de la empresa expresa su preocupación por la posible crisis alimentaria |

En los próximos 30 años ya no podremos alimentar a la población, estamos desgastando todo, por eso tenemos que usar la tecnología como puente para reparar esto. La tecnología es algo positivo si se usa de forma correcta”, dice Godoy.

El cofundador de Lucent BioSciences recuerda que comenzaron el proyecto con la misión específica de acelerar una agricultura sustentable.

El concepto era muy claro: teníamos que encontrar una forma de generar un impacto social positivo para que podamos tener una tierra más sana y para que nuestros hijos puedan tener una mejor comida con mejores nutrientes”, comentó.

Abogado de profesión, Godoy se ha preocupado por las causas sociales. Con su despacho en Vancouver se ha enfocado en el apoyo a migrantes y, ahora, busca aportar su granito de arena en la conservación del planeta y la alimentación mundial.

Nuestra nutrición fue uno de los grandes problemas que salió a la luz durante la pandemia; la gente que no tenía una nutrición balanceada y suficiente, sabemos la obesidad fue un problema con la pandemia, todo esto debido a los alimentos que hemos estado comiendo durante las últimas seis o siete décadas, en los que ha ido disminuyendo en el factor nutricional”, considera Godoy.

De acuerdo con el cofundador de Lucent, el próximo año la empresa estará produciendo entre 50 y 100 toneladas al día de su biofertilizante, y continuarán creciendo en adelante conforme vayan terminando las plantas.

Esto es totalmente escalable, lo hemos podido demostrar y eso es un punto muy importante

Este producto ha posicionado a Lucent BioSciences como una de las principales compañías de AgriTech, apoyada con fondos públicos canadienses y privados para ampliar la producción y alcance del proyecto.

Lucent BioSciences, recuerda el también vicepresidente de la empresa, se creó para ayudar a revolucionar la agricultura y potenciar el trabajo de los agricultores para adoptar prácticas sostenibles y que al mismo tiempo mejoren la rentabilidad de sus propios cultivos.

Asimismo, la empresa contribuye a la economía circular a través de un modelo de negocio que involucra la fabricación limpia de biofertilizantes que convierte los coproductos ricos en celulosa de la agricultura y el procesamiento de alimentos en una fuente sostenible de nutrientes para los cultivos.

Siempre he sido emprendedor, pero ahora queríamos invertir en un área que fuera de impacto y lo que más nos interesaba era tener una tierra limpia, que nuestros hijos disfruten lo que tenemos hoy en día”, dice Godoy.


EMPRESA CON ADN LATINO

José Godoy ha vivido casi cinco décadas en Canadá. Llegó a ese país muy pequeño y es ahí donde ha fundado todos sus emprendimientos, desde su despacho de abogados hasta Lucent BioSciences.

Pero este disruptor nació en Chile y su familia tiene orígenes en el país sudamericano, por ello considera que todo su trabajo tiene ADN latino, y la empresa de biofertilizantes no es la excepción.

También ese sentido de pertenencia lo ha llevado a buscar la manera de compartir su innovación con la región de América Latina, la cual además, dice, tiene un enorme potencial por sus extensiones de tierra y vocación agrícola.


La importancia para nosotros de México, Brasil, Argentina y Chile es por la cantidad de tierra y también por el nicho que tienen. Por ejemplo, la importancia de la agricultura mexicana para Norteamérica es fundamental, los norteamericanos dependemos de ella para alimentarnos.

Es por eso que nuestro enfoque en México es tan importante al mismo tiempo que Brasil o Argentina, por su capacidad de producción son países que estratégicamente también tienen un beneficio”, explica.

La empresa se ha enfocado los últimos ochos años a la investigación y desarrollo del producto, pero a partir de este año ya comenzaron a comercializar su biofertilizante en Canadá y Estados Unidos.

La meta, explica Godoy, es comenzar con ensayos en América Latina este año para demostrar que su producto tiene la capacidad de funcionar en cualquier territorio, para ello ya comenzaron los acercamientos con autoridades sanitarias, regulatorias y agrícolas en cada país.

Hemos tenido pláticas con las autoridades de Chile y otros países. En el caso de México, la embajada de Canadá nos está ayudando para tocar puertas y lograr nuestro primer objetivo que es hacer estos ensayos en el país”.

Asimismo, refiere que buscan alianzas con grandes productores como Grupo Bimbo, con quien han sostenido reuniones, que puedan estar interesados en su producto para colaborar, como clientes o aliados, en la apertura de una planta en el país.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Más que inversionistas buscamos socios que estén en la industria agro, y los más grandes están en México, queremos tener aliados como ellos”, concluye.

Para México, la proyección de la compañía en el corto plazo es generar una de las primeras plantas de producción del biofertilizante en América Latina y convertirlo en un centro de suministro tecnológico agrícola para la región con un mayor compromiso en innovación y cuidado de la tierra a través de una economía circular y coadyuvar con el objetivo de asegurar a la población alimentos para los próximos años.


Para el próximo trimestre, la empresa canadiense de agrotecnología Lucent BioSciences comenzará pruebas de un nuevo biofertilizante en México, además de que buscará construir una de cinco plantas globales para producción masiva de este producto en territorio nacional.

José Godoy, cofundador de la compañía, cuenta a El Sol de México que el plan de la empresa es construir una planta para la producción de este biofertilizante en el país entre 2024 y 2025.

Son cinco los complejos que la empresa planea abrir en todo el mundo, uno de ellos ya opera en Canadá, otro estará en México, uno más en Sudamérica, así como en Estados Unidos y Sudáfrica.

Te puede interesar: Los fríos no refutan la idea del calentamiento global

Godoy contó que hace ocho años esta empresa comenzó a investigar y desarrollar un fertilizante que fuera amigable con el medio ambiente, a base del reciclaje de cáscaras de lentejas, avena y arroz entre otros guisantes, que fuera capaz de fortalecer la tierra, mejorar la calidad actual de los productos alimenticios, cuidar las aguas residuales e incrementar la rentabilidad de los agricultores a corto plazo.

A la fecha ya estamos entre las 20 y 30 toneladas de fertilizante diarias

Tras obtener buenos resultados con sus experimentos, la empresa ha obtenido fondos del gobierno de Canadá por un total de 11.5 millones de dólares y ha logrado disparar su producción.

En 2019 conseguimos producir media libra de nuestro fertilizante al día (unos 220 gramos) y a la fecha ya estamos entre las 20 y 30 toneladas diarias”, cuenta el directivo.

Añade que la fábrica con la que cuentan actualmente en Coquitlam, Canadá, tiene la capacidad de producir 200 toneladas para cubrir el 1.5 millones de acres, pero para el siguiente año prevén duplicar esta oferta hasta cubrir tres millones de acres.

Godoy explica que a diferencia de otros fertilizantes, el producto de Lucent BioSciences no requiere agua, sólo se nutre de la tierra, y por ello resulta más amigable con el medio ambiente.

Estamos viviendo una situación lamentable en la que tenemos más y más sequías en el mundo debido al cambio climático. Hace dos años, cuando tuvimos que la sequía más grande en Norteamérica hicimos muchas pruebas con nuestro producto –hemos hecho más de cinco mil pruebas- y lo que vimos es que funcionaba de la misma manera con y sin lluvia; otros no podían activarse porque no había agua y nuestro fertilizante sí actuó y tuvimos resultados espectaculares”, refiere.

Ante una mayor demanda de alimentos y más gente viviendo en ciudades en unos años, Godoy junto con su socio, Michael Riedijk, se plantearon la manera de aportar a una agricultura más sustentable.

Datos de la ONU estiman que hacia 2050 siete de cada 10 personas en el mundo vivirán en ciudades además de que la demanda de alimentos aumentará 70 por ciento.

A lo anterior hay que agregarle que el cambio en la temperatura de la tierra se ha vuelto un obstáculo para la siembra de cultivos y la producción de alimentos a nivel global.

José Godoy, cofundador de la empresa expresa su preocupación por la posible crisis alimentaria |

En los próximos 30 años ya no podremos alimentar a la población, estamos desgastando todo, por eso tenemos que usar la tecnología como puente para reparar esto. La tecnología es algo positivo si se usa de forma correcta”, dice Godoy.

El cofundador de Lucent BioSciences recuerda que comenzaron el proyecto con la misión específica de acelerar una agricultura sustentable.

El concepto era muy claro: teníamos que encontrar una forma de generar un impacto social positivo para que podamos tener una tierra más sana y para que nuestros hijos puedan tener una mejor comida con mejores nutrientes”, comentó.

Abogado de profesión, Godoy se ha preocupado por las causas sociales. Con su despacho en Vancouver se ha enfocado en el apoyo a migrantes y, ahora, busca aportar su granito de arena en la conservación del planeta y la alimentación mundial.

Nuestra nutrición fue uno de los grandes problemas que salió a la luz durante la pandemia; la gente que no tenía una nutrición balanceada y suficiente, sabemos la obesidad fue un problema con la pandemia, todo esto debido a los alimentos que hemos estado comiendo durante las últimas seis o siete décadas, en los que ha ido disminuyendo en el factor nutricional”, considera Godoy.

De acuerdo con el cofundador de Lucent, el próximo año la empresa estará produciendo entre 50 y 100 toneladas al día de su biofertilizante, y continuarán creciendo en adelante conforme vayan terminando las plantas.

Esto es totalmente escalable, lo hemos podido demostrar y eso es un punto muy importante

Este producto ha posicionado a Lucent BioSciences como una de las principales compañías de AgriTech, apoyada con fondos públicos canadienses y privados para ampliar la producción y alcance del proyecto.

Lucent BioSciences, recuerda el también vicepresidente de la empresa, se creó para ayudar a revolucionar la agricultura y potenciar el trabajo de los agricultores para adoptar prácticas sostenibles y que al mismo tiempo mejoren la rentabilidad de sus propios cultivos.

Asimismo, la empresa contribuye a la economía circular a través de un modelo de negocio que involucra la fabricación limpia de biofertilizantes que convierte los coproductos ricos en celulosa de la agricultura y el procesamiento de alimentos en una fuente sostenible de nutrientes para los cultivos.

Siempre he sido emprendedor, pero ahora queríamos invertir en un área que fuera de impacto y lo que más nos interesaba era tener una tierra limpia, que nuestros hijos disfruten lo que tenemos hoy en día”, dice Godoy.


EMPRESA CON ADN LATINO

José Godoy ha vivido casi cinco décadas en Canadá. Llegó a ese país muy pequeño y es ahí donde ha fundado todos sus emprendimientos, desde su despacho de abogados hasta Lucent BioSciences.

Pero este disruptor nació en Chile y su familia tiene orígenes en el país sudamericano, por ello considera que todo su trabajo tiene ADN latino, y la empresa de biofertilizantes no es la excepción.

También ese sentido de pertenencia lo ha llevado a buscar la manera de compartir su innovación con la región de América Latina, la cual además, dice, tiene un enorme potencial por sus extensiones de tierra y vocación agrícola.


La importancia para nosotros de México, Brasil, Argentina y Chile es por la cantidad de tierra y también por el nicho que tienen. Por ejemplo, la importancia de la agricultura mexicana para Norteamérica es fundamental, los norteamericanos dependemos de ella para alimentarnos.

Es por eso que nuestro enfoque en México es tan importante al mismo tiempo que Brasil o Argentina, por su capacidad de producción son países que estratégicamente también tienen un beneficio”, explica.

La empresa se ha enfocado los últimos ochos años a la investigación y desarrollo del producto, pero a partir de este año ya comenzaron a comercializar su biofertilizante en Canadá y Estados Unidos.

La meta, explica Godoy, es comenzar con ensayos en América Latina este año para demostrar que su producto tiene la capacidad de funcionar en cualquier territorio, para ello ya comenzaron los acercamientos con autoridades sanitarias, regulatorias y agrícolas en cada país.

Hemos tenido pláticas con las autoridades de Chile y otros países. En el caso de México, la embajada de Canadá nos está ayudando para tocar puertas y lograr nuestro primer objetivo que es hacer estos ensayos en el país”.

Asimismo, refiere que buscan alianzas con grandes productores como Grupo Bimbo, con quien han sostenido reuniones, que puedan estar interesados en su producto para colaborar, como clientes o aliados, en la apertura de una planta en el país.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Más que inversionistas buscamos socios que estén en la industria agro, y los más grandes están en México, queremos tener aliados como ellos”, concluye.

Para México, la proyección de la compañía en el corto plazo es generar una de las primeras plantas de producción del biofertilizante en América Latina y convertirlo en un centro de suministro tecnológico agrícola para la región con un mayor compromiso en innovación y cuidado de la tierra a través de una economía circular y coadyuvar con el objetivo de asegurar a la población alimentos para los próximos años.


Finanzas

México tiene que revisar su comercio con China porque no es recíproco: SHCP

En el mismo tenor, hizo hincapié en que “estamos dependiendo demasiado de productos básicos de nuestros hogares de China”

CDMX

Activan alerta amarilla en 8 alcaldías por fuertes lluvias

También se esperan fuertes lluvias en Toluca, Valle de Bravo, Chimalhuacán, Naucalpan, Cuautitlán Izcalli, Zumpango y Ecatepec

CDMX

Cumplimentan dos órdenes de captura contra Miguel N, presunto feminicida serial de Iztacalco

También se le formuló la imputación y se obtuvo su vinculación a proceso con la medida cautelar de prisión preventiva

Finanzas

Microsoft dice que unos 8.5 millones de dispositivos se vieron afectados por interrupción

La afectación de Microsoft desencadenó problemas en los aeropuertos y obligaron a las cadenas de televisión a dejar de emitir

Política

Por primera vez se negocia con EU en igualdad y sin subordinación: Sheinbaum

"“Por primera vez se negocia en condiciones de igualdad, no de subordinación, con Estados Unidos, porque somos iguales, somos un país soberano, un país autónomo", dijo Sheinbaum

CDMX

Sala regional del TEPJF ordena recuento parcial de votos en la alcaldía Cuauhtémoc

Los magistrados avalaron que el recuento solamente se realice en las casillas donde Morena y su candidata, Caty Monreal, señalan irregularidades