/ miércoles 15 de noviembre de 2017

Un buen negociador: el perfil para triunfar

Sobresale en la temporada de rebajas, no dejes que nadie te gane la última pantalla

Ser un buen negociador te da ventajas, sobre todo si en una tienda queda una pantalla y más de 10 compradores quieren llevársela a casa. Para estar prevenido, Andrés Báez, experto asesor en negocios de la empresa ac novus, nos comparte las características que tiene una persona exitosa en los negocios:

- Empatía. Busca entender a la otra persona para conocer sus necesidades y contrastarlas con las propias para así, encontrar un punto medio y llegar a un buen acuerdo. Escuchar y preguntar, son la base de la empatía y se pueden conseguir grandes logros, si se desarrolla esta capacidad cognitiva.

-Autoconfianza. Una de las bases de los seres humanos para alcanzar sus objetivos, pues es el convencimiento íntimo para realizar diferentes tareas o actividades exitosamente. Si no se tiene confianza en uno mismo, el miedo se apodera y las metas podrían no alcanzarse de la forma deseada.

Foto: Cuartoscuro



-Control de emociones. Forman parte de nuestra persona, sin embargo, se debe saber separar entre las cuestiones personales y las dadas en un ámbito de negocios. Además, a pesar de las contradicciones que puedan darse, nunca debe perderse el ambiente de cordialidad.

-Respeto. Por último, no estar a la defensiva durante una negociación muestra una figura de comprensión, respeto y empatía, una buena argumentación, sea a favor o en contra de la postura defendida, es un indicador de cómo hacer buenos negocios.

DESTACADO

ENTRA EN PERSONAJE

La película “El Padrino”, una referencia sobre las lecciones de negocios.

Ser un buen negociador te da ventajas, sobre todo si en una tienda queda una pantalla y más de 10 compradores quieren llevársela a casa. Para estar prevenido, Andrés Báez, experto asesor en negocios de la empresa ac novus, nos comparte las características que tiene una persona exitosa en los negocios:

- Empatía. Busca entender a la otra persona para conocer sus necesidades y contrastarlas con las propias para así, encontrar un punto medio y llegar a un buen acuerdo. Escuchar y preguntar, son la base de la empatía y se pueden conseguir grandes logros, si se desarrolla esta capacidad cognitiva.

-Autoconfianza. Una de las bases de los seres humanos para alcanzar sus objetivos, pues es el convencimiento íntimo para realizar diferentes tareas o actividades exitosamente. Si no se tiene confianza en uno mismo, el miedo se apodera y las metas podrían no alcanzarse de la forma deseada.

Foto: Cuartoscuro



-Control de emociones. Forman parte de nuestra persona, sin embargo, se debe saber separar entre las cuestiones personales y las dadas en un ámbito de negocios. Además, a pesar de las contradicciones que puedan darse, nunca debe perderse el ambiente de cordialidad.

-Respeto. Por último, no estar a la defensiva durante una negociación muestra una figura de comprensión, respeto y empatía, una buena argumentación, sea a favor o en contra de la postura defendida, es un indicador de cómo hacer buenos negocios.

DESTACADO

ENTRA EN PERSONAJE

La película “El Padrino”, una referencia sobre las lecciones de negocios.