/ martes 3 de marzo de 2020

Venden en el súper hielo por pescado; acusan fraude

En autoservicios, hasta 57% del kilo de camarón congelado es hielo. Las empresas no informan el contenido de agua en la etiqueta, dice Oceana

Un kilo de camarón congelado que se compra en un autoservicio de la Ciudad de México puede contener hasta 57 por ciento de hielo, por lo que “pagamos el hielo a precio de pescado”, acusó Renata Terrazas, directora de Campañas de Transparencia de la Organización No Gubernamental, Oceana.

Esta capa de hielo, explica, se conoce como glaseado, que es una cubierta que protege al pescado para evitar que se descongele y se eche a perder.

“Es una medida que se hace a los filetes de pescado y a los camarones para protegerlos cuando los vas a transportar largas distancias. No hay ninguna regulación que te diga cuánto (porcentaje de glaseado) le puedes poner. Sabíamos que existía este fenómeno, pero queríamos saber qué tanta agua añadida había en el producto y si te informaban”.

Según cifras del Inegi, un mexicano consume en promedio 12 kilos de pescados y mariscos en un año y de acuerdo con el Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca 2017 de Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), la producción nacional de ese año fue de dos millones 154 mil 855 toneladas.

El estudio Gato por liebre: agua por pescado de la ONG internacional que se dedica a proteger la biodiversidad y la vida marina señala que no está prohibido el glaseado, pero las empresas que venden el producto no informan al consumidor sobre los porcentajes.

“Tomamos 85 muestras en 10 marcas de supermercados diferentes en la Ciudad de México. Y luego si te digo que 98 por ciento de las muestras tenían glaseado y no te informaban, te das cuenta que es una práctica generalizada”, dijo Terrazas en entrevista con El Sol de México.

De acuerdo con el documento en poder de este rotativo, entre las muestras, el porcentaje de glaseado se ubica entre cuatro y 57 por ciento de un kilo de filetes de baza, tilapia y otras 13 especies, así como camarón. El promedio del glaseado es de alrededor de 30 por ciento del peso.

Fuente: OCEANA / Gráfico: Rodolfo Gómez

“El problema no es que integren el glaseado, sino que no informen al consumidor. Esto sucede bajo el descuido de las autoridades. Podemos coincidir que esto es un fraude: si le estás vendiendo un kilo de pescado a la gente y la mitad es agua, es un fraude. Pero legalmente no hay nada que diga eso. Entonces, hay una autoridad responsable que está siendo omisa. En este caso es la Profeco. No está atendiéndose el problema”, acusó Renata Terrazas.

La Procuraduría Federal del Consumidor señaló a este diario que el glaseado permite conservar el producto hasta por tres meses en condiciones de consumo, principalmente el importado, pero el producto es pesado antes del método de glaseado y luego empacado.

“El peso tanto neto como escurrido debe ser el indicado en etiqueta”, añade. La representante de la ONG señaló que durante la cuaresma, Profeco hace campañas para comparar los precios de pescados y mariscos. “A mí de qué me sirve que salgan a hablar de precios de pescados y mariscos, y lo que no están viendo es que me estén vendiendo es exactamente lo que me están intentando vender que es pescado y la mitad es agua”, dijo.

La Profeco señaló que Oceana intentó contactar a la subprocuradora de Verificación, Talía Vázquez, quien los atendió y les indicó que la dependencia no podría pronunciarse sobre temas que no están regulados, como la trazabilidad. Renata Terrazas añadió que casi la mitad de las ventas de pescados en el año ocurren en la cuaresma, y señaló que la propuesta de la ONG es hacer la trazabilidad del pescado, es decir, rastrear todo lo que ocurre del puerto a la mesa, para lo cual ya trabajan con la Conapesca.

Para la cuaresma, Profeco invitó a los consumidores a comprar pescado fresco y nacional, que se puede encontrar en centros de abasto y mercados públicos.

Además, recomendó evitar pescados congelados “y, sobre todo, aquellos que notoriamente estén elevados en tamaño, ya que podrían estar inflados por agua inyectada y al cocinarse esa agua se pierde y se reduce el tamaño real del pescado”.

Un kilo de camarón congelado que se compra en un autoservicio de la Ciudad de México puede contener hasta 57 por ciento de hielo, por lo que “pagamos el hielo a precio de pescado”, acusó Renata Terrazas, directora de Campañas de Transparencia de la Organización No Gubernamental, Oceana.

Esta capa de hielo, explica, se conoce como glaseado, que es una cubierta que protege al pescado para evitar que se descongele y se eche a perder.

“Es una medida que se hace a los filetes de pescado y a los camarones para protegerlos cuando los vas a transportar largas distancias. No hay ninguna regulación que te diga cuánto (porcentaje de glaseado) le puedes poner. Sabíamos que existía este fenómeno, pero queríamos saber qué tanta agua añadida había en el producto y si te informaban”.

Según cifras del Inegi, un mexicano consume en promedio 12 kilos de pescados y mariscos en un año y de acuerdo con el Anuario Estadístico de Acuacultura y Pesca 2017 de Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), la producción nacional de ese año fue de dos millones 154 mil 855 toneladas.

El estudio Gato por liebre: agua por pescado de la ONG internacional que se dedica a proteger la biodiversidad y la vida marina señala que no está prohibido el glaseado, pero las empresas que venden el producto no informan al consumidor sobre los porcentajes.

“Tomamos 85 muestras en 10 marcas de supermercados diferentes en la Ciudad de México. Y luego si te digo que 98 por ciento de las muestras tenían glaseado y no te informaban, te das cuenta que es una práctica generalizada”, dijo Terrazas en entrevista con El Sol de México.

De acuerdo con el documento en poder de este rotativo, entre las muestras, el porcentaje de glaseado se ubica entre cuatro y 57 por ciento de un kilo de filetes de baza, tilapia y otras 13 especies, así como camarón. El promedio del glaseado es de alrededor de 30 por ciento del peso.

Fuente: OCEANA / Gráfico: Rodolfo Gómez

“El problema no es que integren el glaseado, sino que no informen al consumidor. Esto sucede bajo el descuido de las autoridades. Podemos coincidir que esto es un fraude: si le estás vendiendo un kilo de pescado a la gente y la mitad es agua, es un fraude. Pero legalmente no hay nada que diga eso. Entonces, hay una autoridad responsable que está siendo omisa. En este caso es la Profeco. No está atendiéndose el problema”, acusó Renata Terrazas.

La Procuraduría Federal del Consumidor señaló a este diario que el glaseado permite conservar el producto hasta por tres meses en condiciones de consumo, principalmente el importado, pero el producto es pesado antes del método de glaseado y luego empacado.

“El peso tanto neto como escurrido debe ser el indicado en etiqueta”, añade. La representante de la ONG señaló que durante la cuaresma, Profeco hace campañas para comparar los precios de pescados y mariscos. “A mí de qué me sirve que salgan a hablar de precios de pescados y mariscos, y lo que no están viendo es que me estén vendiendo es exactamente lo que me están intentando vender que es pescado y la mitad es agua”, dijo.

La Profeco señaló que Oceana intentó contactar a la subprocuradora de Verificación, Talía Vázquez, quien los atendió y les indicó que la dependencia no podría pronunciarse sobre temas que no están regulados, como la trazabilidad. Renata Terrazas añadió que casi la mitad de las ventas de pescados en el año ocurren en la cuaresma, y señaló que la propuesta de la ONG es hacer la trazabilidad del pescado, es decir, rastrear todo lo que ocurre del puerto a la mesa, para lo cual ya trabajan con la Conapesca.

Para la cuaresma, Profeco invitó a los consumidores a comprar pescado fresco y nacional, que se puede encontrar en centros de abasto y mercados públicos.

Además, recomendó evitar pescados congelados “y, sobre todo, aquellos que notoriamente estén elevados en tamaño, ya que podrían estar inflados por agua inyectada y al cocinarse esa agua se pierde y se reduce el tamaño real del pescado”.

Finanzas

Reforma eléctrica debe ir sin cambios, insiste Bartlett

”Nosotros estamos dispuestos a sacar nuestra iniciativa toda ella y tenemos los argumentos para exigirlo", dijo el director de la CFE

Justicia

Detienen al presunto autor de la emboscada contra policías en Coatepec Harinas

El detenido, conocido como “El Chaparro”, aparentemente es miembro de la Familia Michoacana

Justicia

Fiscalía abre investigación por balacera en AICM

La balacera con saldo de un muerto y dos heridos, tuvo lugar en las inmediaciones de la Terminal II del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

Sociedad

La comida que desperdicias también contamina el planeta

Los alimentos que terminan en la basura son causantes de ocho a 10 por ciento de la emisión de gases de efecto invernadero

Ecología

Así cuida Gabriel a sus 10 mascotas exóticas

Recuerdo que me gustaba mucho ir al serpentario que estaba por el Paseo Bravo, ubicado en la capital poblana, platica al mostrar a sus mascotas

Cultura

Ray Fernández y Eduardo Sosa ofrecerán show interactivo en el Cervantino

La crítica social y el humor son parte de este dueto cubano en el cual se musicalizará con “música de la calle”

OMG!

Teo González se encuentra estable tras ser hospitalizado por un infarto

El comediante dio una entrevista al programa Hoy desde el nosocomio, donde detalló su estado de salud

Justicia

Detienen al presunto autor de la emboscada contra policías en Coatepec Harinas

El detenido, conocido como “El Chaparro”, aparentemente es miembro de la Familia Michoacana

Política

López Obrador asegura que se mantendrán los beneficios para la frontera durante gira por BC

A su llegada a Baja California, el mandatario también dio paso a la inauguración de un cuartel de la Guardia Nacional