/ jueves 21 de marzo de 2019

Visa se suma en contra del uso de efectivo

La directora de la empresa en México, asegura que un mayor uso de pagos electrónicos puede ayudar al crecimiento de 4%

Visa ve a México con gran potencial para su negocio. La nueva administración trae una fuerte orientación al desplazamiento del efectivo y esto abre oportunidades, advierte Adriana Ramírez, directora general de la empresa en el país.

El efectivo está aún presente en 85 por ciento de las transacciones, una cifra alta en comparación con el 45 por ciento en los países desarrollados.

La adopción de pagos electrónicos en los programas sociales tiene el potencial de impulsar la economía formal y el crecimiento económico de cuatro por ciento que busca el gobierno, dice en entrevista con motivo de la 82 Convención Bancaria.

“Apoyar a los programas sociales y a la dispersión es muy relevante. Estamos buscando tener otros 500 millones de tarjetahabientes para 2020 que sean justamente las personas más desfavorecidas a nivel mundial.

En México estamos ya participando en estos programas sociales de la mano de Banorte y Banco Azteca, y sin lugar a dudas con mucho enfoque en esto”.

¿Qué falta para aumentar la adopción de estos servicios?

Estamos trabajando en nuevas tecnologías como la de pago sin contacto o contactless, que es muy relevante porque en el mundo ha sido uno de los impulsores del mayor uso de los mecanismos electrónicos de pago, sean con tarjetas u otros dispositivos, es más rápido y seguro.

Este mecanismo tiene muchos elementos convenientes, pero sobre todo que va creando estos hábitos para el uso de pagos electrónicos. Los hábitos se generan en los comercios de uso diario, en las pequeñas tiendas, en el transporte, parquímetros, estas cosas que usamos muchas veces al día y si lo vamos haciendo con nuestro dispositivo electrónico vamos generando ese desplazamiento del efectivo, para eso tecnologías como el contactless son grandes impulsores y en el mundo han demostrado ser un éxito.

Foto: Roberto Hernández

¿México tiene potencial para la adopción de estos mecanismos?

Así lo vemos. Esta nueva administración viene con una orientación fuerte al desplazamiento del efectivo, sobre todo por efectos de transparencia, combate a la corrupción y ataque de la economía informal, y esto por supuesto podría representar una gran oportunidad. Además, los pagos electrónicos representan mayor eficiencia y traen a las economías mayor crecimiento.

Tenemos un estudio que se llama Cashless Cities, donde se demuestra que si la Ciudad de México tuviera un nivel mínimo de efectivo, o sea que toda la población utilizara los pagos electrónicos de la misma manera que lo hace el 10 por ciento de la población más activo, traería esto un beneficio de 12 mil millones de dólares. Siete mil 500 millones para los comercios y tres mil 500 millones para el gobierno y también para los consumidores, así como crecimiento en el PIB.

Está claramente demostrado que los pagos electrónicos y su penetración traen consigo un claro beneficio a la economía.

¿Es viable la meta del gobierno de crecer al cuatro por ciento con el impulso de los pagos electrónicos?

Que los diferentes sectores puedan entrar a la economía formal, que los pagos electrónicos pueden transparentar el flujo de dinero, esto lleva una correlación con el crecimiento del PIB.

En muchos países del mundo se dan grandes incentivos por parte del gobierno para los pagos electrónicos, también se dan mandatos para que la aceptación se dé en todos los comercios.

Es un tema que hemos estados platicando con el nuevo gobierno, que tiene mucho interés y sin lugar a dudas vemos grandes oportunidades.

¿Qué tecnologías de pago están disponibles en México?

Son varias. La de pagos sin contacto, contactlesss, que hoy en día ya usan bancos como HSCB, Banco Azteca o Banregio.

De la base completa de terminales de México que es alrededor de 1.4 millones, cerca de 40 por ciento ya están habilitadas para pago sin contacto y como industria estamos trabajando para que el total de la base esté habilitada.

También hemos realizado la tokenización en términos de seguridad, que es uno de los factores más relevantes para que el número de cuenta de un consumidor no se vea comprometido.

Visa invierte cantidades muy importantes de dinero para construir diferentes capas de seguridad, tanto en el mundo físico con la tarjeta presente, como en el mundo digital de tarjeta no presente.

Foto: Roberto Hernández

¿Cómo ven la banca del futuro?

Estamos innovando principalmente derivado de tres grandes tendencias: el consumidor que hoy tiene más altas expectativas, que busca una gratificación instantánea porque es un consumidor más empoderado. La segunda tiene que ver porque toda la industria en sí se está transformando y está colaborando y en la innovación y, la tercera, por la cantidad de equipos interconectados, no sólo los teléfonos inteligentes, sino todos los equipos desde relojes hasta enceres que tenemos en casa, que al estar conectados se convierten en potenciales puntos de venta.

Estas tendencias nos han obligado a ponernos al día e ir mirando en cuál es este futuro, no sólo de la banca, yo hablaría del consumidor del futuro y por ende todos los que estamos detrás para poderle seguir el paso.

En lo que estamos enfocados es en la experiencia del consumidor, independientemente de en qué forma lleguemos, puede ser multicanal, pero que tenga el consumidor una experiencia sin fricción, conveniente, rápida y, sobre todo, segura.

Estamos trabajando e invirtiendo fuertemente de la mano de nuestros socios de negocio en construir infraestructura del lado de aceptación. Hoy existen en México 10 terminales de punto de venta por cada mil habitantes, cuando el promedio de la región son 16 y en Brasil son más de 30. Estamos invirtiendo y cooperando mucho para que esta infraestructura crezca junto con nuestros adquirientes y socios.

Visa ve a México con gran potencial para su negocio. La nueva administración trae una fuerte orientación al desplazamiento del efectivo y esto abre oportunidades, advierte Adriana Ramírez, directora general de la empresa en el país.

El efectivo está aún presente en 85 por ciento de las transacciones, una cifra alta en comparación con el 45 por ciento en los países desarrollados.

La adopción de pagos electrónicos en los programas sociales tiene el potencial de impulsar la economía formal y el crecimiento económico de cuatro por ciento que busca el gobierno, dice en entrevista con motivo de la 82 Convención Bancaria.

“Apoyar a los programas sociales y a la dispersión es muy relevante. Estamos buscando tener otros 500 millones de tarjetahabientes para 2020 que sean justamente las personas más desfavorecidas a nivel mundial.

En México estamos ya participando en estos programas sociales de la mano de Banorte y Banco Azteca, y sin lugar a dudas con mucho enfoque en esto”.

¿Qué falta para aumentar la adopción de estos servicios?

Estamos trabajando en nuevas tecnologías como la de pago sin contacto o contactless, que es muy relevante porque en el mundo ha sido uno de los impulsores del mayor uso de los mecanismos electrónicos de pago, sean con tarjetas u otros dispositivos, es más rápido y seguro.

Este mecanismo tiene muchos elementos convenientes, pero sobre todo que va creando estos hábitos para el uso de pagos electrónicos. Los hábitos se generan en los comercios de uso diario, en las pequeñas tiendas, en el transporte, parquímetros, estas cosas que usamos muchas veces al día y si lo vamos haciendo con nuestro dispositivo electrónico vamos generando ese desplazamiento del efectivo, para eso tecnologías como el contactless son grandes impulsores y en el mundo han demostrado ser un éxito.

Foto: Roberto Hernández

¿México tiene potencial para la adopción de estos mecanismos?

Así lo vemos. Esta nueva administración viene con una orientación fuerte al desplazamiento del efectivo, sobre todo por efectos de transparencia, combate a la corrupción y ataque de la economía informal, y esto por supuesto podría representar una gran oportunidad. Además, los pagos electrónicos representan mayor eficiencia y traen a las economías mayor crecimiento.

Tenemos un estudio que se llama Cashless Cities, donde se demuestra que si la Ciudad de México tuviera un nivel mínimo de efectivo, o sea que toda la población utilizara los pagos electrónicos de la misma manera que lo hace el 10 por ciento de la población más activo, traería esto un beneficio de 12 mil millones de dólares. Siete mil 500 millones para los comercios y tres mil 500 millones para el gobierno y también para los consumidores, así como crecimiento en el PIB.

Está claramente demostrado que los pagos electrónicos y su penetración traen consigo un claro beneficio a la economía.

¿Es viable la meta del gobierno de crecer al cuatro por ciento con el impulso de los pagos electrónicos?

Que los diferentes sectores puedan entrar a la economía formal, que los pagos electrónicos pueden transparentar el flujo de dinero, esto lleva una correlación con el crecimiento del PIB.

En muchos países del mundo se dan grandes incentivos por parte del gobierno para los pagos electrónicos, también se dan mandatos para que la aceptación se dé en todos los comercios.

Es un tema que hemos estados platicando con el nuevo gobierno, que tiene mucho interés y sin lugar a dudas vemos grandes oportunidades.

¿Qué tecnologías de pago están disponibles en México?

Son varias. La de pagos sin contacto, contactlesss, que hoy en día ya usan bancos como HSCB, Banco Azteca o Banregio.

De la base completa de terminales de México que es alrededor de 1.4 millones, cerca de 40 por ciento ya están habilitadas para pago sin contacto y como industria estamos trabajando para que el total de la base esté habilitada.

También hemos realizado la tokenización en términos de seguridad, que es uno de los factores más relevantes para que el número de cuenta de un consumidor no se vea comprometido.

Visa invierte cantidades muy importantes de dinero para construir diferentes capas de seguridad, tanto en el mundo físico con la tarjeta presente, como en el mundo digital de tarjeta no presente.

Foto: Roberto Hernández

¿Cómo ven la banca del futuro?

Estamos innovando principalmente derivado de tres grandes tendencias: el consumidor que hoy tiene más altas expectativas, que busca una gratificación instantánea porque es un consumidor más empoderado. La segunda tiene que ver porque toda la industria en sí se está transformando y está colaborando y en la innovación y, la tercera, por la cantidad de equipos interconectados, no sólo los teléfonos inteligentes, sino todos los equipos desde relojes hasta enceres que tenemos en casa, que al estar conectados se convierten en potenciales puntos de venta.

Estas tendencias nos han obligado a ponernos al día e ir mirando en cuál es este futuro, no sólo de la banca, yo hablaría del consumidor del futuro y por ende todos los que estamos detrás para poderle seguir el paso.

En lo que estamos enfocados es en la experiencia del consumidor, independientemente de en qué forma lleguemos, puede ser multicanal, pero que tenga el consumidor una experiencia sin fricción, conveniente, rápida y, sobre todo, segura.

Estamos trabajando e invirtiendo fuertemente de la mano de nuestros socios de negocio en construir infraestructura del lado de aceptación. Hoy existen en México 10 terminales de punto de venta por cada mil habitantes, cuando el promedio de la región son 16 y en Brasil son más de 30. Estamos invirtiendo y cooperando mucho para que esta infraestructura crezca junto con nuestros adquirientes y socios.

Mundo

y Trump le desea suerte, pero promete "regresar de alguna manera"

Al salir se remitió a decir que su mandato fueron "cuatro años fantásticos" y que para él representan el gran "honor" de su vida

Mundo

Investigan amenaza de bomba en Corte Suprema de EU

En estos momentos, fuerzas de seguridad están realizando la inspección a la sede de la Corte

Mundo

Pandemia y estatus internacional: los primeros retos de Joe Biden

Entre sus primeras decisiones, Biden deberá redirigir el combate a la emergencia sanitaria y económica, así como poner fin a políticas de Trump

Sociedad

México redujo en 2020 los homicidios por primera vez en cinco años

El país cerró 2020 con 34 mil 515 homicidios dolosos, lo que supone una leve caída del 0.4% respecto a 2019

Política

"Que le vaya bien" a Anaya: AMLO

El Presidente se limitó a desearle, a Ricardo Anaya, que le vaya bien en sus aspiraciones presidenciales

Mundo

Investigan amenaza de bomba en Corte Suprema de EU

En estos momentos, fuerzas de seguridad están realizando la inspección a la sede de la Corte

Política

Cooperación pero sin "injerencismo": AMLO a EU

López Obrador exigió al gobierno estadunidense que no haya "injerencismo" en los asuntoTransición presidencial EU - Joe Biden llega a la Casa Blancas de México, particularmente en temas de seguridad

Mundo

Trump sí dejó una carta para Joe Biden: portavoz

La carta dejada en la Oficina Oval por el presidente saliente al entrante es una tradición estadounidense