/ viernes 3 de febrero de 2017

3 de febrero, el día que la música murió por accidente

La música murió un día como hoy de hace 58 años...

¿Dónde se originó esto? a raíz del accidente aéreo que acabó con la vida de Ritchie Valens, Budy Holly y J.P. Richardson, el “Big Bopper”.

Lo que sucedió la madrugada del 3 de febrero de 1959 conmocionó al mundo de la música, tres jóvenes promesas de la música murieron al estrellarse la avioneta en la que viajaban.

Buddy Holly había rentado una avioneta, luego de que el autobús en el que viajaban sufrió fallas en la calefacción, detalle que era difícil de sobrellevar ya que era un terrible frío invernal. Así que los tres decidieron compartir gastos y usar el avión para emprender el viaje hacia Fargo, Dakota del Norte, la siguiente parada de su gira Winter Dance Party.

Los tres artistas ya contaban con pocos pero grandes hits como “Peggy Sue”, “Chantilly Lace”, “Donna”, “La Bamba” y “That’ll Be the Day”.

Otro de los músicos que viajaban con ellos era Waylong Jennings, músico acompañante de Holly, le cedió su lugar al “Big Bopper” pues tenía gripa y fiebre. Holly le dijo a Jennings en tono de burla: “Bueno, ¡espero que tu viejo camión se congele!”. Jennings le respondió: “Bueno, ¡espero que tu avión se estrelle!”. Esta inocente broma entre amigos, perseguiría a Jennings por el resto de su vida, fue algo que jamás se pudo perdonar.

El avión se estrelló pasada la 1 de la mañana, envueltos en una terrible tormenta de nieve que nubló toda la visibilidad, causando que el piloto Roger Peterson se desorientara y perdiera la noción del espacio en el que volaba, aparte de que no estaba facultado para volar con esas condiciones climáticas. Los aparatos del la aeronave tampoco estaban en buenas condiciones, de hecho, el indicador de altitud marcaba ascenso cuando en realidad iban descendiendo.

Poco después de despegar, el piloto perdió el control del avión. El aparato dio varias vueltas por el suelo proyectando a los tres jóvenes músicos fuera de él, quienes murieron instantáneamente. Los cuerpos de Buddy y Valens yacían cerca del avión, el “Big Bopper” con la fuerza del impacto atravesó la cerca de una granja y terminó dentro de un sembradío de maíz. Sólo el piloto permaneció en el interior atrapado entre los fierros retorcidos.

El trágico evento conmocionó a los fans de estos tres artistas (la esposa de Buddy, al escuchar la noticia en televisión sufrió un aborto por el estrés que le provocó) y desató toda una serie homenajes a la vez que abrió las puertas para que muchos otros artistas tomaran los lugares de estos prometedores músicos. Don McLean plasmaría lo que causó este momento crucial en la historia del Rock en la popular canción “American Pie”, y lo calificó como “El Día Que Murió la Música".

Cabe destacar que a Valens le daba miedo volar y esa fue la única vez que lo hizo.

Estos tres músicos influiyeron en generaciones futuras, como los Beatles o los Rolling Stones. Tanto Buddy Holly, Valens y 'Bopper' se convirtieron en leyendas a raíz de su dramático fallecimiento.

/cpg

La música murió un día como hoy de hace 58 años...

¿Dónde se originó esto? a raíz del accidente aéreo que acabó con la vida de Ritchie Valens, Budy Holly y J.P. Richardson, el “Big Bopper”.

Lo que sucedió la madrugada del 3 de febrero de 1959 conmocionó al mundo de la música, tres jóvenes promesas de la música murieron al estrellarse la avioneta en la que viajaban.

Buddy Holly había rentado una avioneta, luego de que el autobús en el que viajaban sufrió fallas en la calefacción, detalle que era difícil de sobrellevar ya que era un terrible frío invernal. Así que los tres decidieron compartir gastos y usar el avión para emprender el viaje hacia Fargo, Dakota del Norte, la siguiente parada de su gira Winter Dance Party.

Los tres artistas ya contaban con pocos pero grandes hits como “Peggy Sue”, “Chantilly Lace”, “Donna”, “La Bamba” y “That’ll Be the Day”.

Otro de los músicos que viajaban con ellos era Waylong Jennings, músico acompañante de Holly, le cedió su lugar al “Big Bopper” pues tenía gripa y fiebre. Holly le dijo a Jennings en tono de burla: “Bueno, ¡espero que tu viejo camión se congele!”. Jennings le respondió: “Bueno, ¡espero que tu avión se estrelle!”. Esta inocente broma entre amigos, perseguiría a Jennings por el resto de su vida, fue algo que jamás se pudo perdonar.

El avión se estrelló pasada la 1 de la mañana, envueltos en una terrible tormenta de nieve que nubló toda la visibilidad, causando que el piloto Roger Peterson se desorientara y perdiera la noción del espacio en el que volaba, aparte de que no estaba facultado para volar con esas condiciones climáticas. Los aparatos del la aeronave tampoco estaban en buenas condiciones, de hecho, el indicador de altitud marcaba ascenso cuando en realidad iban descendiendo.

Poco después de despegar, el piloto perdió el control del avión. El aparato dio varias vueltas por el suelo proyectando a los tres jóvenes músicos fuera de él, quienes murieron instantáneamente. Los cuerpos de Buddy y Valens yacían cerca del avión, el “Big Bopper” con la fuerza del impacto atravesó la cerca de una granja y terminó dentro de un sembradío de maíz. Sólo el piloto permaneció en el interior atrapado entre los fierros retorcidos.

El trágico evento conmocionó a los fans de estos tres artistas (la esposa de Buddy, al escuchar la noticia en televisión sufrió un aborto por el estrés que le provocó) y desató toda una serie homenajes a la vez que abrió las puertas para que muchos otros artistas tomaran los lugares de estos prometedores músicos. Don McLean plasmaría lo que causó este momento crucial en la historia del Rock en la popular canción “American Pie”, y lo calificó como “El Día Que Murió la Música".

Cabe destacar que a Valens le daba miedo volar y esa fue la única vez que lo hizo.

Estos tres músicos influiyeron en generaciones futuras, como los Beatles o los Rolling Stones. Tanto Buddy Holly, Valens y 'Bopper' se convirtieron en leyendas a raíz de su dramático fallecimiento.

/cpg