/ jueves 22 de octubre de 2015

Terror y humor negro en escena

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- Una mujer que envenena a sus inquilinos y una abuela que compite con su nieta por el amor de un hombre más joven, hasta que una de las dos introduce los dedos en una licuadora. Historias como estas son las que forman parte de la puesta en escena La Invención de la Histeria, a punto de estrenarse.

El autor y director, Luis Alcocer, levantó el proyecto debido a su interés por traer a los escenarios teatrales una puesta en escena de terror y humor negro,  inspirado en el cine de Darío Argento, Georges Franju y Mario Brava.

La abundancia de imágenes del inconsciente colectivo y la intensidad emocional de estas cintas son el punto de partida para contar la historia de un extraño terapeuta que obliga a sus pacientes a representar historias de terror.

“Aquí no hay monstruos ni seres sobrenaturales, el horror nace de la vida misma. Yo diría que es una obra que habla más bien de la locura”, explica Alcocer. “Es una puesta en escena muy violenta, pero esta violencia no es la de los noticieros. No se trata de lo que ocurre entre gente que se odia, sino de la violencia silenciosa que se da entre personas que se aman”.

* Cine psicotrónico

Los textos dramáticos son reelaboraciones muy personales de la dramaturgia del Théâtre du Grand-Guignol (el teatro parisino de terror de principios del siglo XX) y del cine psicotrónico. Eso explica su carácter excesivo y sangriento, su violencia, su erotismo, su poesía y su sentido del humor. Los textos de La invención de la histeria fueron publicadas como libro en Florilegio de Teatro Psicotrónico, a través de la editorial El Milagro.

Para que este montaje fuera posible, Alcocer recurrió a Fondeadora.Mx, una plataforma digital que permite que la gente realice donaciones económicas para solventar los gastos de producción. Estos se reciben en el sitio https://fondeadora.mx/projects/la-invencion-de-la-histeria

En recompensa y dependiendo del monto, la compañía obsequiará diversos premios que van desde cortesías para ver La Invención de la Histeria, camisetas diseñadas por el artista gráfico Carlos Pérez Bucio, la oportunidad de ingresar al coctel de estreno y, como estímulo principal, que los donadores que más dinero aporten, se les hará una máscara de yeso personalizada, con la forma de su cara, que juega un papel determinante en una de las escenas.

El proyecto cuenta con el patrocinio de Fundación Cultural Boing.

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- Una mujer que envenena a sus inquilinos y una abuela que compite con su nieta por el amor de un hombre más joven, hasta que una de las dos introduce los dedos en una licuadora. Historias como estas son las que forman parte de la puesta en escena La Invención de la Histeria, a punto de estrenarse.

El autor y director, Luis Alcocer, levantó el proyecto debido a su interés por traer a los escenarios teatrales una puesta en escena de terror y humor negro,  inspirado en el cine de Darío Argento, Georges Franju y Mario Brava.

La abundancia de imágenes del inconsciente colectivo y la intensidad emocional de estas cintas son el punto de partida para contar la historia de un extraño terapeuta que obliga a sus pacientes a representar historias de terror.

“Aquí no hay monstruos ni seres sobrenaturales, el horror nace de la vida misma. Yo diría que es una obra que habla más bien de la locura”, explica Alcocer. “Es una puesta en escena muy violenta, pero esta violencia no es la de los noticieros. No se trata de lo que ocurre entre gente que se odia, sino de la violencia silenciosa que se da entre personas que se aman”.

* Cine psicotrónico

Los textos dramáticos son reelaboraciones muy personales de la dramaturgia del Théâtre du Grand-Guignol (el teatro parisino de terror de principios del siglo XX) y del cine psicotrónico. Eso explica su carácter excesivo y sangriento, su violencia, su erotismo, su poesía y su sentido del humor. Los textos de La invención de la histeria fueron publicadas como libro en Florilegio de Teatro Psicotrónico, a través de la editorial El Milagro.

Para que este montaje fuera posible, Alcocer recurrió a Fondeadora.Mx, una plataforma digital que permite que la gente realice donaciones económicas para solventar los gastos de producción. Estos se reciben en el sitio https://fondeadora.mx/projects/la-invencion-de-la-histeria

En recompensa y dependiendo del monto, la compañía obsequiará diversos premios que van desde cortesías para ver La Invención de la Histeria, camisetas diseñadas por el artista gráfico Carlos Pérez Bucio, la oportunidad de ingresar al coctel de estreno y, como estímulo principal, que los donadores que más dinero aporten, se les hará una máscara de yeso personalizada, con la forma de su cara, que juega un papel determinante en una de las escenas.

El proyecto cuenta con el patrocinio de Fundación Cultural Boing.