/ jueves 30 de agosto de 2018

Ana y Bruno alucinante animación que llega este viernes a los cines

El director Carlos Carrera explora los miedos y las fantasías sobrenaturales en este filme que corona más de una década de esfuerzo para concretar su primer largometraje animado

El deseo de desarrollar una historia que tocara al espectador fue una inspiración para que el cineasta Carlos Carrera desarrollara la historia de Ana y Bruno. Esta cinta animada, que toca desde la animación distintos temas sobre las relaciones humanas, cuenta la historia de Ana una niña que acompañada de seres fantásticos sale a la búsqueda de su padre, con la intención de rescatar a su mamá de las temibles garras de un médico que la maltrata en un hospital siquiátrico.

Tuvieron que pasar 10 años para que este proyecto llegara a las salas de cine, tiempo en el que Carlos Carrera estrenó otras dos cintas, Backyard y De la infancia. “Así son las películas de animación, se llevan mucho tiempo, y más una que cuesta más del promedio”, afirma el cineasta.

“Lo más difícil es conseguir el dinero”, asegura el mexicano que hace 24 años ganó la Palma de Oro en Cannes por su cortometraje El héroe, que también le llevó varios años de trabajo. “Es complicado hacer cine en México y aún más hacer animación. Es complicado hacer cine o animación en cualquier parte del mundo. Y ya si combinas las cosas pues se vuelve doblemente difícil”, dice.

El caso no fue distinto en la realización de Ana y Bruno, cuyo costo de realización ascendió a los 104 millones de pesos. Carrera tuvo que enfrentar diversos problemas, como la salida de un inversionista justo en plena producción.

“Así pasa cuando uno tiene una historia que no se puede encasillar en una fórmula conocida para asegurar el éxito comercial; que no tiene albures, no es un melodrama, no es romántica ni tiene superhéroes”, menciona sobre esta cinta que aborda temas como la esperanza y el adiós a los seres queridos.

Lo cierto es que los años de espera y trabajo le han dejado como resultado una cinta que fue reconocida en los premios Quirino, en España, como el mejor Largometraje de Animación Iberoamericano, además de ser la película de clausura en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

Parte del éxito se debe al trabajo de los actores que prestan sus voces a los personajes, pues según el cineasta ellos fueron quienes complementaron y le dieron otro sentido a la historia. “Hay cosas que no están escritas en el guion, que son producto de su trabajo, de su intuición, de la convivencia entre unos y otros, de reaccionar y contestarse entre ellos”, explica el ganador de 8 premios Ariel y quien fue nominado al Oscar a Mejor Película extranjera por su filme El crimen del padre Amaro.

Como apasionado a su trabajo, Carlos Carrera se siente satisfecho por el resultado de Ana y Bruno, aunque no oculta su inquietud perfeccionista. “Es bonito ver el resultado, pero de repente sí reviso bocetos y digo ‘ay, esto estaba más padre de cómo quedó’. Pero eso es normal en todas las películas, te surgen dudas de ‘bueno, tal vez esto hubiera estado mejor hacerlo así’, pero es muy ocioso”, concluye.

Ana y Bruno cuenta con el doblaje de Marina de Tavira, Regina Orozco, Galia Mayer, Daniel Carrera, Silverio Palacios, Damián Alcázar y Héctor Bonilla, y llegará a cine este viernes.

El deseo de desarrollar una historia que tocara al espectador fue una inspiración para que el cineasta Carlos Carrera desarrollara la historia de Ana y Bruno. Esta cinta animada, que toca desde la animación distintos temas sobre las relaciones humanas, cuenta la historia de Ana una niña que acompañada de seres fantásticos sale a la búsqueda de su padre, con la intención de rescatar a su mamá de las temibles garras de un médico que la maltrata en un hospital siquiátrico.

Tuvieron que pasar 10 años para que este proyecto llegara a las salas de cine, tiempo en el que Carlos Carrera estrenó otras dos cintas, Backyard y De la infancia. “Así son las películas de animación, se llevan mucho tiempo, y más una que cuesta más del promedio”, afirma el cineasta.

“Lo más difícil es conseguir el dinero”, asegura el mexicano que hace 24 años ganó la Palma de Oro en Cannes por su cortometraje El héroe, que también le llevó varios años de trabajo. “Es complicado hacer cine en México y aún más hacer animación. Es complicado hacer cine o animación en cualquier parte del mundo. Y ya si combinas las cosas pues se vuelve doblemente difícil”, dice.

El caso no fue distinto en la realización de Ana y Bruno, cuyo costo de realización ascendió a los 104 millones de pesos. Carrera tuvo que enfrentar diversos problemas, como la salida de un inversionista justo en plena producción.

“Así pasa cuando uno tiene una historia que no se puede encasillar en una fórmula conocida para asegurar el éxito comercial; que no tiene albures, no es un melodrama, no es romántica ni tiene superhéroes”, menciona sobre esta cinta que aborda temas como la esperanza y el adiós a los seres queridos.

Lo cierto es que los años de espera y trabajo le han dejado como resultado una cinta que fue reconocida en los premios Quirino, en España, como el mejor Largometraje de Animación Iberoamericano, además de ser la película de clausura en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

Parte del éxito se debe al trabajo de los actores que prestan sus voces a los personajes, pues según el cineasta ellos fueron quienes complementaron y le dieron otro sentido a la historia. “Hay cosas que no están escritas en el guion, que son producto de su trabajo, de su intuición, de la convivencia entre unos y otros, de reaccionar y contestarse entre ellos”, explica el ganador de 8 premios Ariel y quien fue nominado al Oscar a Mejor Película extranjera por su filme El crimen del padre Amaro.

Como apasionado a su trabajo, Carlos Carrera se siente satisfecho por el resultado de Ana y Bruno, aunque no oculta su inquietud perfeccionista. “Es bonito ver el resultado, pero de repente sí reviso bocetos y digo ‘ay, esto estaba más padre de cómo quedó’. Pero eso es normal en todas las películas, te surgen dudas de ‘bueno, tal vez esto hubiera estado mejor hacerlo así’, pero es muy ocioso”, concluye.

Ana y Bruno cuenta con el doblaje de Marina de Tavira, Regina Orozco, Galia Mayer, Daniel Carrera, Silverio Palacios, Damián Alcázar y Héctor Bonilla, y llegará a cine este viernes.

Justicia

Emilio Lozoya seguirá en prisión por caso Odebrecht

Un juez federal determinó mantener al exdirector de Pemex en la cárcel por todo lo que dure el proceso en su contra

Sociedad

Destituyen a director del penal de Huauchinango, Puebla, tras destapar irregularidades

El alcalde Rogelio López Angulo señaló que la decisión fue tomada directamente desde la Subsecretaría de Centros de Reinserción Social de la SSP

Sociedad

México reporta 48 mil 627 casos de Covid-19 en las últimas 24 horas

Las entidades que más casos positivos acumulan son: CDMX, Edomex, Nuevo León, Guanajuato y Jalisco

Finanzas

Aldana no puede contender al STPRM por ser empleado de confianza en Pemex: Rubén Choreño

Ricardo Aldana también tiene cuentas pendientes por el saqueo que está notariado por 56 mil millones de pesos

Sociedad

Localizan a segundo fallecido por explosión de gas en vivienda de Puebla

El cuerpo aún no ha sido extraído por completo y se desconoce si corresponde a un varón o una mujer

Tecnología

El truco para colocarle contraseña a tus chats de WhatsApp y asegurar tu privacidad

Actualmente muchas personas utilizan el Whatsapp para conversaciones con familia y amigos, o para el trabajo, por es es importante asegurar tu privacidad

Justicia

Cártel de Los Pelones, los asesinos del gerente de Mamitas Beach Club

El Fiscal General del Estado, Óscar Montes de Oca Rosales, confirmó el nombre del grupo criminal que sería responsable de la muerte de Federico Mazzoni

Mundo

¿Qué está pasando entre Rusia y Ucrania? las principales claves del conflicto

De acuerdo con el Ministerio de Defensa en Ucrania se han registrado un promedio de 114 mil soldados rusos desplegados en las zonas fronterizas de la región

Salud

La razón por la que no debes lavar los huevos antes de consumirlos

Según la OCU, es preferible consumir el huevo que tenga la cáscara sucia a uno que haya sido lavado