/ lunes 10 de abril de 2023

La historia de Brooke Shields: el retrato de una niña convertida en símbolo sexual

Brooke Shields revela cómo Hollywood sexualizó su imagen; presenta un documental donde habla de los pasajes oscuros de su vida, y cómo estos influyeron en el desarrollo de su carrera

"Es la primera vez en 56 años que realmente tomo el control total de mi identidad”, dice la actriz Brooke Shields años al final de su documental “La historia de Brooke Shields”, el cual a lo largo de dos episodios de una hora de duración cada uno, hace un repaso por su carrera.

Vestida con un sueter negro, y mirando fijamente a la cámara con sus penetrantes ojos azules, la también modelo comienza a recordar cómo desde pequeña poseía una belleza que captaba las miradas, hecho que fue aprovechado por su madre, Teri Shields, para introducirla al mundo artístico haciendo comerciales de todo tipo.

Sigue leyendo: De cantante a sirena: Dua Lipa confirma su aparición en la película de Barbie

A pesar de ser una niña, Hollywood rápidamente la convirtió en un símbolo sexual, al hacerla aparecer en revistas con cada vez menos ropa, y poses que buscaban resaltar los atributos femeninos, que todavía no poseía por su corta edad.

Sin embargo, eso era sólo la punta de un iceberg que la llevaría a ella y a su madre a ser víctimas de fuertes críticas. En 1978 apareció en la cinta “Pretty baby”, dirigida por Louis Malle, donde dio vida a “Violet”, una pequeña de 12 años que se convierte en prostituta.

Aunque ni el director, ni su mamá, ni los demás actores parecían encontrar el daño en que una menor de edad realizara esos papeles, la sociedad las señaló por haber permitido que Brooke participara, especialmente por el hecho de que en la cinta se vio obligada a besar en la boca con su coestrella Keith Carradine, quien era 16 años mayor que ella.

Con testimonios de amigos y colegas, entre los que se encuentran Laura Linney , quien la conoce desde niña, y Drew Barrymore, se van dibujando este y otros pasajes complejos de la vida de la también modelo, quien en 1980 volvió a ser víctima de la sexualización de Hollywood con la cinta “Laguna azul”.

Por medio de estas entrevistas, se deja ver que el alcoholismo de su madre fue una pieza clave para construir un vínculo codependiente, que además llegó a afectar a Brooke durante su adolescencia.

Con un semblante serio, y los ojos vidriosos, la actriz recuerda la vez que realizó una intervención para llevarla a rehabilitación, algo que no duró mucho, pues a las pocas semanas volvió a beber como si nada hubiera pasado.

Conforme avanza el documental se observa el cambio en la mentalidad de la también escritora, pues según recuerda, después de haber realizado sus estudios profesionales en la Universidad de Princeton, se percató que ella tenía libre albedrío y podía ejercer sus propias opiniones, sin preocuparse por la aprobación de los que la rodean.

Entre lágrimas, Brooke narra también la violación que sufrió en manos de un productor mientras buscaba regresar al cine. “Ya estaba acostumbrada a disociarme de mi cuerpo, sabía cómo hacerlo”, cuenta al terminar la narración de ese crimen, el cual le tomó tiempo procesar y aceptar.

El documental dirigido por Lana Wilson relata parte de su lucha por volver al mundo artístico en su etapa adulta, y después de haberse graduado de la universidad. Cómo su primer esposo, el tenista Andrea Agassi, primero se mostró como alguien dispuesto a ayudarla, y posteriormente la afectó con sus celos y actitudes violentas, que llevaron a su divorcio en 1999.

Años más tarde, conoció a Chris Henchy, con quien se casó y tuvo dos hijas. Este pasaje de su vida da pie a plasmar su etapa como madre, que estuvo afectada en un principio por la depresión post parto y un enfrentamiento mediático con el actor Tom Cruise, quien la criticó por hablar abiertamente sobre salud mental, e invitar a las mujeres a recibir atención cuando lo necesiten.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo


El documental culmina con una Brooke optimista, y feliz de finalmente contar su historia en sus propios términos, aunque se observa también un momento de reflexión que tuvo junto con su familia, y cómo sus hijas le expresan sus impresiones sobre la sexualización de la que fue víctima.

“La historia de Brooke Shields” está disponible en la plataforma Star +, es apto para adolescentes y adultos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

"Es la primera vez en 56 años que realmente tomo el control total de mi identidad”, dice la actriz Brooke Shields años al final de su documental “La historia de Brooke Shields”, el cual a lo largo de dos episodios de una hora de duración cada uno, hace un repaso por su carrera.

Vestida con un sueter negro, y mirando fijamente a la cámara con sus penetrantes ojos azules, la también modelo comienza a recordar cómo desde pequeña poseía una belleza que captaba las miradas, hecho que fue aprovechado por su madre, Teri Shields, para introducirla al mundo artístico haciendo comerciales de todo tipo.

Sigue leyendo: De cantante a sirena: Dua Lipa confirma su aparición en la película de Barbie

A pesar de ser una niña, Hollywood rápidamente la convirtió en un símbolo sexual, al hacerla aparecer en revistas con cada vez menos ropa, y poses que buscaban resaltar los atributos femeninos, que todavía no poseía por su corta edad.

Sin embargo, eso era sólo la punta de un iceberg que la llevaría a ella y a su madre a ser víctimas de fuertes críticas. En 1978 apareció en la cinta “Pretty baby”, dirigida por Louis Malle, donde dio vida a “Violet”, una pequeña de 12 años que se convierte en prostituta.

Aunque ni el director, ni su mamá, ni los demás actores parecían encontrar el daño en que una menor de edad realizara esos papeles, la sociedad las señaló por haber permitido que Brooke participara, especialmente por el hecho de que en la cinta se vio obligada a besar en la boca con su coestrella Keith Carradine, quien era 16 años mayor que ella.

Con testimonios de amigos y colegas, entre los que se encuentran Laura Linney , quien la conoce desde niña, y Drew Barrymore, se van dibujando este y otros pasajes complejos de la vida de la también modelo, quien en 1980 volvió a ser víctima de la sexualización de Hollywood con la cinta “Laguna azul”.

Por medio de estas entrevistas, se deja ver que el alcoholismo de su madre fue una pieza clave para construir un vínculo codependiente, que además llegó a afectar a Brooke durante su adolescencia.

Con un semblante serio, y los ojos vidriosos, la actriz recuerda la vez que realizó una intervención para llevarla a rehabilitación, algo que no duró mucho, pues a las pocas semanas volvió a beber como si nada hubiera pasado.

Conforme avanza el documental se observa el cambio en la mentalidad de la también escritora, pues según recuerda, después de haber realizado sus estudios profesionales en la Universidad de Princeton, se percató que ella tenía libre albedrío y podía ejercer sus propias opiniones, sin preocuparse por la aprobación de los que la rodean.

Entre lágrimas, Brooke narra también la violación que sufrió en manos de un productor mientras buscaba regresar al cine. “Ya estaba acostumbrada a disociarme de mi cuerpo, sabía cómo hacerlo”, cuenta al terminar la narración de ese crimen, el cual le tomó tiempo procesar y aceptar.

El documental dirigido por Lana Wilson relata parte de su lucha por volver al mundo artístico en su etapa adulta, y después de haberse graduado de la universidad. Cómo su primer esposo, el tenista Andrea Agassi, primero se mostró como alguien dispuesto a ayudarla, y posteriormente la afectó con sus celos y actitudes violentas, que llevaron a su divorcio en 1999.

Años más tarde, conoció a Chris Henchy, con quien se casó y tuvo dos hijas. Este pasaje de su vida da pie a plasmar su etapa como madre, que estuvo afectada en un principio por la depresión post parto y un enfrentamiento mediático con el actor Tom Cruise, quien la criticó por hablar abiertamente sobre salud mental, e invitar a las mujeres a recibir atención cuando lo necesiten.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo


El documental culmina con una Brooke optimista, y feliz de finalmente contar su historia en sus propios términos, aunque se observa también un momento de reflexión que tuvo junto con su familia, y cómo sus hijas le expresan sus impresiones sobre la sexualización de la que fue víctima.

“La historia de Brooke Shields” está disponible en la plataforma Star +, es apto para adolescentes y adultos.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Elecciones 2024

OEA condena el asesinato de Alfredo Cabrera, candidato de Coyuca de Benítez

Cabrera había solicitado mayor resguardo de agentes de la Guardia Nacional, Policía Estatal, Ministerial, como de la Marina

CDMX

Se registra incendio en una plaza comercial del Centro Histórico

La SGIRPC dijo que probablemente el siniestro fue causado por un corto circuito

Finanzas

Siguen sin empleo 1.6 millones de personas

De acuerdo con el Inegi, 47.7 por ciento de las personas desocupadas buscaron trabajo por más de un mes

Mundo

ONU rinde homenaje póstumo Ebrahim Raisí, presidente iraní que murió en un accidente aéreo

Opositores iraníes se congregaron a las afueras de la sede con carteles cuestionando el homenaje al "carnicero de Teherán"

Sociedad

Llegada de los restos de Orión Hernández a México se retrasa un día: SRE

Los restos de Orión Hernández partieron de Tel Aviv en un avión comercial, pero no llegarán este jueves como se tenía previsto

Sociedad

Se mantiene tercera onda de calor; se prevén temperaturas de 45 grados

Además de las altas temperaturas también se pronostican lluvias fuertes