/ martes 14 de marzo de 2017

Muere hombre al resbalar en escaleras del metro Pino Suárez

En instalaciones del metro, un hombre de 60 años de edad murió al caer en las escaleras, en tanto otro que se precipitó a las vías sobrevivió y una niña de siete años extraviada en un andén fue entregada a su madre.

En el primero de los casos, el agente del Ministerio Público de la Agencia 50 A Pantitlán inició carpeta de investigación por el delito de homicidio por otras causas, tras la muerte de un hombre de aproximadamente 60 años de edad. Alrededor de las 14:40 horas, el desafortunado sexagenario, cayó de las escaleras de acceso a la estación Pino Suárez, de la Línea 1 del (STC) Metro.

Por el golpe sufrido en la cabeza falleció instantáneamente. Acudieron socorristas del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), quienes confirmaron el fallecimiento.

Por otro lado por la mañana, un adulto mayor de 60 años, cayó a las vías del metro en la estación Obrera de la Línea 8, tras sufrir un mareo. Afortunadamente reaccionaron rápido los usuarios que vieron el accidente,  al avisar a los policías comisionados a la seguridad, quienes solicitaron el corte de energía correspondiente y detuvieron el paso del convoy para salvarle la vida.

Al lugar, arribaron paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), quienes valoraron el estado de salud del hombre, quien se encontró estable. Asimismo elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), comisionados a la vigilancia en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, auxiliaron a una niña extraviada en la estación Juanacatlán de la Línea 1. Un policía bancario e industrial se percató que una pequeña de aproximadamente siete años caminaba sola en el andén visiblemente asustada, por lo que se acercó para preguntarle su nombre así como datos de sus familiares.

La pequeña le explicó al policía que por la aglomeración no pudo abordar el tren junto a su mamá, por lo que fue trasladada la Jefatura de Estación, donde se voceó a sus familiares y en cuestión de minutos se presentó su mamá, de 24 años de edad, a quien una vez que acreditó el parentesco, le fue entregada la menor.

/amg

En instalaciones del metro, un hombre de 60 años de edad murió al caer en las escaleras, en tanto otro que se precipitó a las vías sobrevivió y una niña de siete años extraviada en un andén fue entregada a su madre.

En el primero de los casos, el agente del Ministerio Público de la Agencia 50 A Pantitlán inició carpeta de investigación por el delito de homicidio por otras causas, tras la muerte de un hombre de aproximadamente 60 años de edad. Alrededor de las 14:40 horas, el desafortunado sexagenario, cayó de las escaleras de acceso a la estación Pino Suárez, de la Línea 1 del (STC) Metro.

Por el golpe sufrido en la cabeza falleció instantáneamente. Acudieron socorristas del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), quienes confirmaron el fallecimiento.

Por otro lado por la mañana, un adulto mayor de 60 años, cayó a las vías del metro en la estación Obrera de la Línea 8, tras sufrir un mareo. Afortunadamente reaccionaron rápido los usuarios que vieron el accidente,  al avisar a los policías comisionados a la seguridad, quienes solicitaron el corte de energía correspondiente y detuvieron el paso del convoy para salvarle la vida.

Al lugar, arribaron paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), quienes valoraron el estado de salud del hombre, quien se encontró estable. Asimismo elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI), comisionados a la vigilancia en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, auxiliaron a una niña extraviada en la estación Juanacatlán de la Línea 1. Un policía bancario e industrial se percató que una pequeña de aproximadamente siete años caminaba sola en el andén visiblemente asustada, por lo que se acercó para preguntarle su nombre así como datos de sus familiares.

La pequeña le explicó al policía que por la aglomeración no pudo abordar el tren junto a su mamá, por lo que fue trasladada la Jefatura de Estación, donde se voceó a sus familiares y en cuestión de minutos se presentó su mamá, de 24 años de edad, a quien una vez que acreditó el parentesco, le fue entregada la menor.

/amg