/ jueves 12 de mayo de 2016

Piden a Semarnat evidenciar científicamente aumento de emisiones

Ante la emergencia ambiental que enfrenta el país, la Secretaría de Salud (SS) debe dar a conocer la evidencia científica, con pruebas clínicas, químicas, físicas y ambientales, que sustentan que las emisiones generadas por los vehículos en las megalópolis, han causado enfermedades y defunciones y que respaldan las restricciones a la circulación.

Así lo ordenó el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) luego que su pleno por unanimidad, consideró inaceptable que la SS se declaró incompetente y pretendió que la información la entregara la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) o la Comisión Ambiental de la Megalópolis o la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y las secretarías del Medio Ambiente de los estados. Ante la emergencia ambiental que enfrenta el país, la Secretaría de Salud (SS) debe dar a conocer la evidencia científica, con pruebas clínicas, químicas, físicas y ambientales, que sustenten que las emisiones generadas por los vehículos en las megalópolis, han causado enfermedades y defuncio nes; y que respaldan las restricciones a la circulación.

Así lo ordenó el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) luego que su pleno por unanimidad, consideró inaceptable que la SS se declaró incompeten te y pretendió que la información la entregara la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) o la Comisión Ambiental de la Megalópolis o la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y las secretarías del Medio Ambiente de los estados.

El análisis jurídico del expediente, correspondió al comisionado Joel Salas, quien dijo “si las autoridades publican la evidencia científica que han reunido, la población podrá movilizarse para proponer y exigir acciones preventivas y evitar que otras zonas del país enfrenten contingencias ambientales”.

Señaló que ante las contingencias ambientales de las últimas semanas, autoridades de diversos niveles y con distintas atribuciones han tomado medidas, como el doble “hoy no circula”, para reducir los altos niveles de contaminación que se han registrado en la zona metropolitana.

“Es nuestra vida diaria y la de nuestras familias, la que es y será afectada por la contaminación y la información pública ayudará a las autoridades a demostrar que están cumpliendo”. Salas expuso que la transparencia y el acceso a la información pública “son la vía para que la sociedad esté enterada, comprenda la magnitud del problema y esté consciente sobre la necesidad de participar antes, durante y después de la toma de decisiones, en la defensa su derecho a un medio ambiente sano”.

Explicó que el solicitante se inconformó y presentó un recurso de revisión ante el INAI porque la SS se declaró incompetente y la orientó a presentar su petición a otras dependencias.

Cuando en el análisis se determinó que la SS es competente para conocer la información solicitada porque, entre sus facultades, se encuentra investigar, prevenir, controlar y normar los efectos nocivos de los contaminantes en la salud del ser humano.

Aunado a ello, de una búsqueda de información en fuentes oficiales y en medios de comunicación, se advirtió que el titular de la dependencia, José Narro Robles, aseguró que la secretaría ha apoyado a la Comisión Ambiental de la Megalópolis en la toma de decisiones como la de reducir la circulación de los vehículos.

“Y anunció que en breve iniciará un análisis sobre el impacto de la contaminación en enfermedades y de las medidas tomadas para contrarrestar dichas complicaciones, lo cual permite concluir que es competente para responder la solicitud.

Finalmente, se verificó que la secretaría no buscó la información en todas sus unidades administrativas competentes, por lo que el pleno del INAI revocó la respuesta y le ordenó hacer una búsqueda exhaustiva en todas sus unidades administrativas competentes, a fin de entregar al particular la información solicitada.

Ante la emergencia ambiental que enfrenta el país, la Secretaría de Salud (SS) debe dar a conocer la evidencia científica, con pruebas clínicas, químicas, físicas y ambientales, que sustentan que las emisiones generadas por los vehículos en las megalópolis, han causado enfermedades y defunciones y que respaldan las restricciones a la circulación.

Así lo ordenó el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) luego que su pleno por unanimidad, consideró inaceptable que la SS se declaró incompetente y pretendió que la información la entregara la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) o la Comisión Ambiental de la Megalópolis o la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y las secretarías del Medio Ambiente de los estados. Ante la emergencia ambiental que enfrenta el país, la Secretaría de Salud (SS) debe dar a conocer la evidencia científica, con pruebas clínicas, químicas, físicas y ambientales, que sustenten que las emisiones generadas por los vehículos en las megalópolis, han causado enfermedades y defuncio nes; y que respaldan las restricciones a la circulación.

Así lo ordenó el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) luego que su pleno por unanimidad, consideró inaceptable que la SS se declaró incompeten te y pretendió que la información la entregara la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat) o la Comisión Ambiental de la Megalópolis o la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y las secretarías del Medio Ambiente de los estados.

El análisis jurídico del expediente, correspondió al comisionado Joel Salas, quien dijo “si las autoridades publican la evidencia científica que han reunido, la población podrá movilizarse para proponer y exigir acciones preventivas y evitar que otras zonas del país enfrenten contingencias ambientales”.

Señaló que ante las contingencias ambientales de las últimas semanas, autoridades de diversos niveles y con distintas atribuciones han tomado medidas, como el doble “hoy no circula”, para reducir los altos niveles de contaminación que se han registrado en la zona metropolitana.

“Es nuestra vida diaria y la de nuestras familias, la que es y será afectada por la contaminación y la información pública ayudará a las autoridades a demostrar que están cumpliendo”. Salas expuso que la transparencia y el acceso a la información pública “son la vía para que la sociedad esté enterada, comprenda la magnitud del problema y esté consciente sobre la necesidad de participar antes, durante y después de la toma de decisiones, en la defensa su derecho a un medio ambiente sano”.

Explicó que el solicitante se inconformó y presentó un recurso de revisión ante el INAI porque la SS se declaró incompetente y la orientó a presentar su petición a otras dependencias.

Cuando en el análisis se determinó que la SS es competente para conocer la información solicitada porque, entre sus facultades, se encuentra investigar, prevenir, controlar y normar los efectos nocivos de los contaminantes en la salud del ser humano.

Aunado a ello, de una búsqueda de información en fuentes oficiales y en medios de comunicación, se advirtió que el titular de la dependencia, José Narro Robles, aseguró que la secretaría ha apoyado a la Comisión Ambiental de la Megalópolis en la toma de decisiones como la de reducir la circulación de los vehículos.

“Y anunció que en breve iniciará un análisis sobre el impacto de la contaminación en enfermedades y de las medidas tomadas para contrarrestar dichas complicaciones, lo cual permite concluir que es competente para responder la solicitud.

Finalmente, se verificó que la secretaría no buscó la información en todas sus unidades administrativas competentes, por lo que el pleno del INAI revocó la respuesta y le ordenó hacer una búsqueda exhaustiva en todas sus unidades administrativas competentes, a fin de entregar al particular la información solicitada.