/ miércoles 24 de agosto de 2016

Rescatan a 6 mujeres que eran explotadas sexualmente

La Procuraduría de Justicia capitalina llegó ayer a una vivienda de la calle de República de Guatemala, en el Centro Histórico, donde al parecer se practicaba la prostitución y “rescató” a seis mujeres que “eran obligadas” a ejercer el sexoservicio, aunque algunas de ellas manifestaron que estaban por su voluntad, que era su trabajo y de ahí mantenían a sus familias.

Aseguraron las mujeres que nunca pidieron que las “rescataran” y que tampoco hicieron algún tipo de denuncia previa, porque no estaban secuestradas y que ahora la Procuraduría de Justicia las dejó sin empleo.

La dependencia señaló en un boletín que detuvo a la encargada del lugar, como probable responsable del delito de trata de personas, en su modalidad de explotación sexual. Fue identificada como María del Carmen Somera Trejo.

Se indicó que los hechos fueron resultado de un cateo cumplimentado por agentes investigadores, adscritos a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas, en seguimiento a las denuncias recibidas que referían que en una vivienda de la calle Guatemala, colonia Centro, varias mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución, por lo que se solicitó al juez 49 Penal, del Reclusorio Preventivo Oriente la medida cautelar.

Durante la integración de la averiguación previa, se estableció que la mecánica de la explotación consistía en que las afectadas se colocaban en el pasillo del inmueble donde eran observadas por los clientes, quienes les pedían el servicio y pasaban a alguno de los cuartos para tener relaciones sexuales. Del dinero que las agraviadas ganaban por estas acciones, un porcentaje era para la indiciada.

El horario de servicio del negocio, que funcionaba desde hace aproximadamente tres años, era de las 15:00 a las 19:00 horas. Al momento de cumplimentar la orden judicial, se encontró a cinco de las víctimas ejerciendo el sexoservicio en las habitaciones, por lo que se dio intervención a peritos en materia de genética forense, criminalística y fotografía.

Con las pruebas recabadas y la imputación directa, el agente del Ministerio Público determinó consignar a María del Carmen Somera Trejo a un Juez Penal, con sede en el Centro Femenil de Readaptación Social Santa Martha Acatitla, por el delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual.

Luego de su liberación, las afectadas recibieron atención médica y psicológica resultando con factores predisponentes que las colocan en estado de vulnerabilidad, por lo cual la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad intervino para brindarles apoyo integral.

Finalmente, además, el inmueble utilizado para cometer el ilícito, será propuesto para el ejercicio de la Ley de Extinción de Dominio.

La Procuraduría de Justicia capitalina llegó ayer a una vivienda de la calle de República de Guatemala, en el Centro Histórico, donde al parecer se practicaba la prostitución y “rescató” a seis mujeres que “eran obligadas” a ejercer el sexoservicio, aunque algunas de ellas manifestaron que estaban por su voluntad, que era su trabajo y de ahí mantenían a sus familias.

Aseguraron las mujeres que nunca pidieron que las “rescataran” y que tampoco hicieron algún tipo de denuncia previa, porque no estaban secuestradas y que ahora la Procuraduría de Justicia las dejó sin empleo.

La dependencia señaló en un boletín que detuvo a la encargada del lugar, como probable responsable del delito de trata de personas, en su modalidad de explotación sexual. Fue identificada como María del Carmen Somera Trejo.

Se indicó que los hechos fueron resultado de un cateo cumplimentado por agentes investigadores, adscritos a la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas, en seguimiento a las denuncias recibidas que referían que en una vivienda de la calle Guatemala, colonia Centro, varias mujeres eran obligadas a ejercer la prostitución, por lo que se solicitó al juez 49 Penal, del Reclusorio Preventivo Oriente la medida cautelar.

Durante la integración de la averiguación previa, se estableció que la mecánica de la explotación consistía en que las afectadas se colocaban en el pasillo del inmueble donde eran observadas por los clientes, quienes les pedían el servicio y pasaban a alguno de los cuartos para tener relaciones sexuales. Del dinero que las agraviadas ganaban por estas acciones, un porcentaje era para la indiciada.

El horario de servicio del negocio, que funcionaba desde hace aproximadamente tres años, era de las 15:00 a las 19:00 horas. Al momento de cumplimentar la orden judicial, se encontró a cinco de las víctimas ejerciendo el sexoservicio en las habitaciones, por lo que se dio intervención a peritos en materia de genética forense, criminalística y fotografía.

Con las pruebas recabadas y la imputación directa, el agente del Ministerio Público determinó consignar a María del Carmen Somera Trejo a un Juez Penal, con sede en el Centro Femenil de Readaptación Social Santa Martha Acatitla, por el delito de trata de personas en su modalidad de explotación sexual.

Luego de su liberación, las afectadas recibieron atención médica y psicológica resultando con factores predisponentes que las colocan en estado de vulnerabilidad, por lo cual la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad intervino para brindarles apoyo integral.

Finalmente, además, el inmueble utilizado para cometer el ilícito, será propuesto para el ejercicio de la Ley de Extinción de Dominio.