/ domingo 26 de junio de 2016

Se aferra López Obrador al Zócalo, acusa PRD-DF; anuncian marcha para hoy

  • Advierte que no estará exclusivamente para Morena

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) está más aferrado en llegar hoy al Zócalo, en lugar de demandar justicia para las víctimas de los hechos violentos registrados en Nochixtlan, Oaxaca, criticó ayer Raúl Flores, líder perredista local.

En entrevista, se refirió a la manifestación convocada por ese partido en apoyo a la disidencia magisterial y precisó que el Gobierno de la Ciudad de México nunca le negó llegar hasta la Plaza de la Constitución, la cual estará ocupada con una feria de servicio, y a cambio le propuso ocupar los espacios diferentes al circuito.

El asambleísta capitalino opinó que Morena "lucha contra molinos de viento", porque no hay ningún problema en que lleguen al Zócalo, pero no estará dispuesta exclusivamente para ellos, porque las condiciones y actividades de la Ciudad de México no las marca Andrés Manuel López Obrador ni están a su capricho, la marcan los diferentes actos y necesidades.

Recordó que cuando el tabasqueño fue jefe de Gobierno del Distrito Federal y hacia conciertos masivos, no ponía el Zócalo a disposición de las organizaciones sociales y mucho menos lo consultaba con alguien.

"Aunque Martí Batres quisiera tener la foto de granaderos reprimiendo a manifestantes o de algún tipo de provocación, para seguir denostando al Gobierno de la Ciudad, no la va a conseguir, porque aquí en la Ciudad de México la ciudadanía, como lo hizo hoy (ayer) durante la marcha del orgullo gay, puede manifestarse libremente y en paz, gracias a la propia responsabilidad y comportamiento de los protestantes".

  • Advierte que no estará exclusivamente para Morena

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) está más aferrado en llegar hoy al Zócalo, en lugar de demandar justicia para las víctimas de los hechos violentos registrados en Nochixtlan, Oaxaca, criticó ayer Raúl Flores, líder perredista local.

En entrevista, se refirió a la manifestación convocada por ese partido en apoyo a la disidencia magisterial y precisó que el Gobierno de la Ciudad de México nunca le negó llegar hasta la Plaza de la Constitución, la cual estará ocupada con una feria de servicio, y a cambio le propuso ocupar los espacios diferentes al circuito.

El asambleísta capitalino opinó que Morena "lucha contra molinos de viento", porque no hay ningún problema en que lleguen al Zócalo, pero no estará dispuesta exclusivamente para ellos, porque las condiciones y actividades de la Ciudad de México no las marca Andrés Manuel López Obrador ni están a su capricho, la marcan los diferentes actos y necesidades.

Recordó que cuando el tabasqueño fue jefe de Gobierno del Distrito Federal y hacia conciertos masivos, no ponía el Zócalo a disposición de las organizaciones sociales y mucho menos lo consultaba con alguien.

"Aunque Martí Batres quisiera tener la foto de granaderos reprimiendo a manifestantes o de algún tipo de provocación, para seguir denostando al Gobierno de la Ciudad, no la va a conseguir, porque aquí en la Ciudad de México la ciudadanía, como lo hizo hoy (ayer) durante la marcha del orgullo gay, puede manifestarse libremente y en paz, gracias a la propia responsabilidad y comportamiento de los protestantes".