/ viernes 16 de junio de 2023

Calor en el Metro supera al que se siente en las calles

En un tren de la Línea 3, un termómetro comercial marcó 34.2 grados y en una unidad de la Línea 1 del Metrobús alcanzó 35 grados

La temperatura que alcanza el interior del Metro de la Ciudad de México es mayor a la máxima registrada desde 1998 en la capital del país.

Ayer, durante la ola de calor que afecta al país, el andén de la estación Hidalgo de la Línea 3 del Metro y un tren que circulaba ahí, rebasaron la temperatura máxima registrada en la ciudad el 9 de mayo de 1998, que fue de 33.9 grados centígrados.

Te puede pasar: Ola de calor hace estragos en concierto de Danna Paola; ¿qué le pasó a la cantante?

Meditante un ejercicio que El Sol de México llevó a cabo con un termómetro comercial de ambiente, se comprobó que la temperatura a las 19:44 horas en el andén de la estación Hidalgo, dirección Indios Verdes, llegó a 34.1 grados.



Dentro del vagón y sólo entre las estaciones Hidalgo y Guerrero, la temperatura volvió a subir y marcó 34.2 grados. Algunas personas sudaban y otras se echaban aire agitando la mano frente a su rostro.

También se replicó a las 14:00 horas en la estación Zapata, de la Línea 12, con 34 grados dentro de los trenes que corren de Mixcoac a Tláhuac, pero que brinda servicio hasta Atlalilco por trabajos de rehabilitación tras el colapso del tramo elevado en mayo de 2021.

Afuera de la estación el termómetro marcó la misma temperatura, 34 grados, mientras que en andén y transbordo bajó un grado, debido a que la ventilación es mayor por la alta estructura de la llamada línea dorada.

De las 10:00 a las 14:00 horas, este diario también comparó la diferencia de temperatura entre la calle y las líneas subterráneas de este transporte.

Temperatura al exterior del metro Bellas Artes | Foto: Romina Solís /El Sol de México

Frente al Palacio de Bellas Artes el termómetro registró 30 grados centígrados a las 10:00 horas, pero incrementó dos grados dentro del vagón de la estación que lleva el mismo nombre en donde había aproximadamente 25 personas. En el andén bajó a 29 grados debido a la ventilación de las entradas y salidas.

Minutos más tarde, al llegar a la estación Hidalgo de la Línea 3 la temperatura alcanzó los 32 grados, que aumenta por alta afluencia de usuarios que saturan el transporte y hacen imposible la salida del vagón sin empujar a los pasajeros.

La mayoría de los ventiladores de los trenes de las líneas, así como sus ventanas, están en funcionamiento y disminuyen la sensación de calor, pero los usuarios cargan abanicos, ventiladores eléctricos portátiles y utilizan hojas para darse aire.

Estación Hidalgo del Metro de la CDMX | Foto: Romina Solís /El Sol de México

“Los ventiladores normalmente sirven, pero quién sabe por qué no están ahorita. El calor ya es sofocante”, relató Octavio Villalba, usuario frecuente de la Línea 3 del Metro.

Ayer, el Sistema de Transporte Colectivo confirmó que reactivó los ventiladores que había dejado de usar durante la pandemia, pues su uso no estaba recomendado sanitariamente.

Hay otras líneas que, por la hora y la afluencia de usuarios, no rebasaron la intensidad registrada en la calle.

Al mediodía, afuera de la estación Tacuba de la Línea 2, el termómetro registró 34 grados, mientras que adentro marcó 32 grados. Una hora después, en Tacubaya de la Línea 7 que va de El Rosario a Barranca del Muerto, la temperatura se mantuvo en 32 grados dentro del tren, mientras que en el exterior alcanzó 33 grados centígrados.

A pesar de que la Línea 1, que va de Observatorio a Pantitlán y que brinda servicio de Observatorio a Balderas, no tenía gran afluencia pues había alrededor de 30 personas en el vagón, registró 33 grados en la estación Balderas, la misma que se registró afuera del transporte.

Del 1 de junio al 12 de junio, el Metro tiene un registro de seis usuarios que han requerido auxilio por el llamado golpe de calor, el cual se origina cuando el cuerpo registra un alza veloz de su temperatura.

En la calle, personas buscan una sombra, cargan sombrillas y botellas de agua para aminorar las altas temperaturas que, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, podrían superar los 45 grados en algunas entidades del país.

Más calor dentro que fuera

A diferencia del Metro, el Metrobús registró alrededor de un grado más de calor dentro de las unidades que en la calle.

Dentro de la unidad de la Línea 1 del Metrobús, que corre de Indios Verdes a El Caminero, la temperatura registró 35 grados entre la estación Insurgentes y Durango pasadas 15:00 horas, mientras que fuera la temperatura fue de 34 grados.


El aumento de la temperatura al interior de la unidad es por la demanda de pasajeros que hay en el sur de la ciudad, así como por la falta de ventilación, pues algunas unidades, como la 1086B, no tiene en función el aire acondicionado.

De acuerdo con la doctora en Ciencias Atmosféricas, Graciela B. Raga, recordó que en 2009, el científico Ernesto Jáuregui, definió las ondas de calor en la Ciudad de México como periodos de tres o más días con temperaturas máximas mayores a 30 grados centígrados y temperaturas medias más altas que 24 centígrados.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

La científica dijo en conferencia, el pasado miércoles, que el estudio evidenció que los meses con mayor número de olas de calor son abril y mayo, seguidos por marzo y junio.

Expertos del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM coincidieron que la ola de calor que se vive en el territorio nacional podría durar 15 días más.


La temperatura que alcanza el interior del Metro de la Ciudad de México es mayor a la máxima registrada desde 1998 en la capital del país.

Ayer, durante la ola de calor que afecta al país, el andén de la estación Hidalgo de la Línea 3 del Metro y un tren que circulaba ahí, rebasaron la temperatura máxima registrada en la ciudad el 9 de mayo de 1998, que fue de 33.9 grados centígrados.

Te puede pasar: Ola de calor hace estragos en concierto de Danna Paola; ¿qué le pasó a la cantante?

Meditante un ejercicio que El Sol de México llevó a cabo con un termómetro comercial de ambiente, se comprobó que la temperatura a las 19:44 horas en el andén de la estación Hidalgo, dirección Indios Verdes, llegó a 34.1 grados.



Dentro del vagón y sólo entre las estaciones Hidalgo y Guerrero, la temperatura volvió a subir y marcó 34.2 grados. Algunas personas sudaban y otras se echaban aire agitando la mano frente a su rostro.

También se replicó a las 14:00 horas en la estación Zapata, de la Línea 12, con 34 grados dentro de los trenes que corren de Mixcoac a Tláhuac, pero que brinda servicio hasta Atlalilco por trabajos de rehabilitación tras el colapso del tramo elevado en mayo de 2021.

Afuera de la estación el termómetro marcó la misma temperatura, 34 grados, mientras que en andén y transbordo bajó un grado, debido a que la ventilación es mayor por la alta estructura de la llamada línea dorada.

De las 10:00 a las 14:00 horas, este diario también comparó la diferencia de temperatura entre la calle y las líneas subterráneas de este transporte.

Temperatura al exterior del metro Bellas Artes | Foto: Romina Solís /El Sol de México

Frente al Palacio de Bellas Artes el termómetro registró 30 grados centígrados a las 10:00 horas, pero incrementó dos grados dentro del vagón de la estación que lleva el mismo nombre en donde había aproximadamente 25 personas. En el andén bajó a 29 grados debido a la ventilación de las entradas y salidas.

Minutos más tarde, al llegar a la estación Hidalgo de la Línea 3 la temperatura alcanzó los 32 grados, que aumenta por alta afluencia de usuarios que saturan el transporte y hacen imposible la salida del vagón sin empujar a los pasajeros.

La mayoría de los ventiladores de los trenes de las líneas, así como sus ventanas, están en funcionamiento y disminuyen la sensación de calor, pero los usuarios cargan abanicos, ventiladores eléctricos portátiles y utilizan hojas para darse aire.

Estación Hidalgo del Metro de la CDMX | Foto: Romina Solís /El Sol de México

“Los ventiladores normalmente sirven, pero quién sabe por qué no están ahorita. El calor ya es sofocante”, relató Octavio Villalba, usuario frecuente de la Línea 3 del Metro.

Ayer, el Sistema de Transporte Colectivo confirmó que reactivó los ventiladores que había dejado de usar durante la pandemia, pues su uso no estaba recomendado sanitariamente.

Hay otras líneas que, por la hora y la afluencia de usuarios, no rebasaron la intensidad registrada en la calle.

Al mediodía, afuera de la estación Tacuba de la Línea 2, el termómetro registró 34 grados, mientras que adentro marcó 32 grados. Una hora después, en Tacubaya de la Línea 7 que va de El Rosario a Barranca del Muerto, la temperatura se mantuvo en 32 grados dentro del tren, mientras que en el exterior alcanzó 33 grados centígrados.

A pesar de que la Línea 1, que va de Observatorio a Pantitlán y que brinda servicio de Observatorio a Balderas, no tenía gran afluencia pues había alrededor de 30 personas en el vagón, registró 33 grados en la estación Balderas, la misma que se registró afuera del transporte.

Del 1 de junio al 12 de junio, el Metro tiene un registro de seis usuarios que han requerido auxilio por el llamado golpe de calor, el cual se origina cuando el cuerpo registra un alza veloz de su temperatura.

En la calle, personas buscan una sombra, cargan sombrillas y botellas de agua para aminorar las altas temperaturas que, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua, podrían superar los 45 grados en algunas entidades del país.

Más calor dentro que fuera

A diferencia del Metro, el Metrobús registró alrededor de un grado más de calor dentro de las unidades que en la calle.

Dentro de la unidad de la Línea 1 del Metrobús, que corre de Indios Verdes a El Caminero, la temperatura registró 35 grados entre la estación Insurgentes y Durango pasadas 15:00 horas, mientras que fuera la temperatura fue de 34 grados.


El aumento de la temperatura al interior de la unidad es por la demanda de pasajeros que hay en el sur de la ciudad, así como por la falta de ventilación, pues algunas unidades, como la 1086B, no tiene en función el aire acondicionado.

De acuerdo con la doctora en Ciencias Atmosféricas, Graciela B. Raga, recordó que en 2009, el científico Ernesto Jáuregui, definió las ondas de calor en la Ciudad de México como periodos de tres o más días con temperaturas máximas mayores a 30 grados centígrados y temperaturas medias más altas que 24 centígrados.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

La científica dijo en conferencia, el pasado miércoles, que el estudio evidenció que los meses con mayor número de olas de calor son abril y mayo, seguidos por marzo y junio.

Expertos del Instituto de Ciencias de la Atmósfera y Cambio Climático de la UNAM coincidieron que la ola de calor que se vive en el territorio nacional podría durar 15 días más.


Mundo

Kamala Harris buscará ser candidata a la presidencia de EU por los demócratas

Kamala Harris agradeció este domingo el apoyo del presidente Joe Biden para que sea su sustituta en la carrera a la Casa Blanca

Mundo

Joe Biden no era "apto para ser candidato" ni presidente: Donald Trump

Donald Trump criticó la política migratoria de Biden, que, a su juicio, ha permitido la entrada de millones de migrantes "sin control"

Sociedad

Grupos armados cortan suministro eléctrico y líneas telefónicas en Chicomuselo, Chiapas

En las últimas horas el municipio de Chicomuselo ha quedado sin suministro de energía eléctrica y telefonía celular, según reportan los residentes locales

CDMX

Inundación en Tláhuac deja 60 viviendas dañadas

Vecinos de la colonia Nopalera, en la alcadía Tláhuac, reclamaron que cada año hay inundaciones durante la temporada de lluvias

Política

Abuchean a Mauricio Kuri durante evento de AMLO y Sheinbaum en Querétaro

Claudia Sheinbaum y el presidente Andrés Manuel López Obrador tuvieron que intervenir para detener el abucheo contra Mauricio Kuri, gobernador de Querétaro

Sociedad

Caravana con 3 mil migrantes sale de Ciudad Hidalgo, Chiapas

Según activistas, este contingente es el más numeroso de los últimos meses y está compuesto en su mayoría de familias con menores en brazos