/ viernes 28 de abril de 2017

Exigen jefes delegacionales de Morena que se les dé trato igualitario

La Contraloría General de la Ciudad de México recibió ayer una solicitud de los jefes delegacionales postulados por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con excepción de Ricardo Monreal, para que no se politicen sus funciones y se dé un trato igualitario a las 16 jurisdicciones capitalinas.

En compañía de Pablo Moctezuma, Rigoberto Salgado y Avelino Méndez, titulares de las jurisdicciones de Azcapotzalco, Tláhuac y Xochimilco, respectivamente, Claudia Sheinbaum Pardo, jefa delegacional de Tlalpan, aseguró que las contralorías internas de dichas demarcaciones han solicitado información excesiva e insistentemente, lo cual ha llegado a entorpecer el ejercicio de Gobierno.

“Estamos de acuerdo en entregar toda la información, pero que nos permitan operar y que no se politice la relación que tenemos. La preocupación es esa insistencia de las contralorías internas que solicitan documentos cada semana”, expuso Sheinbaum Pardo, al salir de la Contraloría.

Luego de sostener una reunión con el contralor general de la Ciudad de México, Eduardo Rovelo Pico, manifestó que sus administraciones están abiertas a la transparencia, pero que es necesario establecer esquemas de trabajo para no entorpecer las actividades propias de cada delegación.

Asimismo, informó que el funcionario se comprometió a realizar una revisión de las 16 contralorías Internas.

“El acuerdo al que se llegó con la Contraloría General de la Ciudad de México es que se abran mesas de trabajo y mantener una comunicación permanente”.

La Contraloría General de la Ciudad de México recibió ayer una solicitud de los jefes delegacionales postulados por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con excepción de Ricardo Monreal, para que no se politicen sus funciones y se dé un trato igualitario a las 16 jurisdicciones capitalinas.

En compañía de Pablo Moctezuma, Rigoberto Salgado y Avelino Méndez, titulares de las jurisdicciones de Azcapotzalco, Tláhuac y Xochimilco, respectivamente, Claudia Sheinbaum Pardo, jefa delegacional de Tlalpan, aseguró que las contralorías internas de dichas demarcaciones han solicitado información excesiva e insistentemente, lo cual ha llegado a entorpecer el ejercicio de Gobierno.

“Estamos de acuerdo en entregar toda la información, pero que nos permitan operar y que no se politice la relación que tenemos. La preocupación es esa insistencia de las contralorías internas que solicitan documentos cada semana”, expuso Sheinbaum Pardo, al salir de la Contraloría.

Luego de sostener una reunión con el contralor general de la Ciudad de México, Eduardo Rovelo Pico, manifestó que sus administraciones están abiertas a la transparencia, pero que es necesario establecer esquemas de trabajo para no entorpecer las actividades propias de cada delegación.

Asimismo, informó que el funcionario se comprometió a realizar una revisión de las 16 contralorías Internas.

“El acuerdo al que se llegó con la Contraloría General de la Ciudad de México es que se abran mesas de trabajo y mantener una comunicación permanente”.