/ viernes 4 de septiembre de 2015

Debemos modernizar el modelo económico: Putin

ENTREVISTA REALIZADA AL PRESIDENTE RUSO EN FEBRERO DE 2008

* Introducir tecnologías innovadoras de desarrollo

* Prioritario, incrementar índices de productividad

* Cobran importancia otros sectores de la industria

* A programas sociales, los excedentes del petróleo

Por Mario Vázquez Raña

Primera de Dos Partes

MOSCÚ, Rusia. 20 de febrero de 2008. (OEM-Informex).- Todos los seres humanos tenemos satisfacciones en la vida que se nos quedan grabadas para siempre, y estoy seguro de que esta visita a Rusia será para mí imborrable.

Confieso sentirme orgulloso del doble honor que me supuso realizar la última entrevista exclusiva a Vladimir Putin como Presidente de la Federación Rusa, por un lado, y por otro haber recibido de sus manos la Orden de la Amistad que otorga el Gobierno ruso; también en este caso se trata de la última condecoración que impone Vladimir Putin en su calidad de Presidente, pues no hay que olvidar que el próximo 2 de marzo hay elecciones en este inmenso país, que sigue siendo una de las mayores potencias del mundo.

Entrevistar a jefes de Estado, primeros ministros, presidentes, reyes y líderes de todo el mundo es una experiencia única en cada caso, y de la que siempre aprendo algo, pese a que en tal actividad llevo ya 18 años, y me ha permitido conversar con más de 300 altos dignatarios de todos los continentes.

En esta ocasión, la visita al Kremlim, el poder conversar con Vladimir Putin durante más de tres horas forma parte de esos momentos que se sienten y se atesoran como irrepetibles, y no solo por hablar con el Presidente de la Federación Rusa, sino por estar en contacto con el líder y con el hombre.

Hay muchos presidentes, pero no todos merecen el calificativo de líder; sin embargo, el día de hoy si hay alguien que pueda ser considerado así es Vladimir Putin, reconocimiento que le otorgan incluso sus mayores enemigos.

Sabe de las críticas que a veces recibe por algunas declaraciones o medidas que instrumenta, pero es consciente y se siente orgulloso del resurgimiento que ha tenido Rusia bajo su mandato, y sin ninguna falsa modestia enumera los logros de su Gobierno en todos los campos y entre los que destaca haber pasado de una economía en ruinas, a ubicar a Rusia en el séptimo lugar mundial de crecimiento económico.

En sus gestos, en su forma de hablar, de caminar, y sobre todo, en su mirada, deja patente su tremenda personalidad: hombre firme y seguro, jamás titubea ante ninguna pregunta, responde inmediatamente y con aplomo.

La imagen que se tiene de él es de una persona un tanto distante y seca, aunque he de decir que fuera de protocolo, en el trato directo y en confianza, resulta un hombre cálido y con un sorprendente sentido del humor.

Pulcro en su forma de vestir y preocupado por su apariencia física, no en vano es un gran deportista, no da, sin embargo, mucha importancia a la opinión que puedan tener los demás de su persona; tiene muy claro quién es y qué quiere hacer por lo menos en el futuro inmediato, porque Vladimir Putin, quien me honra con su amistad, en lo personal no hace planes a largo plazo. Señor presidente Vladimir Putin, usted ha fijado el objetivo de convertir a Rusia en una potencia económica y en una sociedad de bienestar para 2020. ¿Qué medidas será necesario instrumentar para alcanzar dicha meta?

Bueno, Mario, en los últimos años hemos alcanzado resultados económicos muy, muy considerables, y lo hicimos gracias a las condiciones favorables de la economía internacional, porque somos grandes exportadores de petróleo y gas, y los precios para estos productos han ido en aumento en el mercado internacional.

Hemos acumulado grandes reservas monetarias, hace ocho años nuestras reservas eran de 12 mil millones de dólares, y nuestra deuda soberana era de 200 mil millones de dólares; ahora esta correlación del Producto Interno Bruto a la deuda exterior es mucho más buena, hemos pagado ya casi toda nuestra deuda, hemos acumulado grandes reservas monetarias, de casi 475 mil millones de dólares, para ser más precisos.

En los últimos tres años, el crecimiento del PIB en gran medida no se debe al campo de energía, sino a otras industrias; el papel y la importancia de otros sectores de la industria han aumentado, también esta situación se explica por el trabajo llevado a cabo por el Gobierno, aunque se tuvieron que crear condiciones fiscales y arancelarias para fortalecer el desarrollo de la industria de la transformación.

No obstante, creemos que no podemos seguir desarrollando nuestra economía con estos mismos métodos, creemos que hoy, la tarea principal es modernizar nuestra economía a gran escala; tenemos que introducir tecnologías innovadoras de desarrollo y debemos incrementar los índices de productividad.

Estas cifras deben aumentar en cuatro o cinco veces su valor actual, todo ello se llevará a cabo instrumentando diversas acciones de parte del Gobierno, incluyendo medidas en el tema fiscal.

La política del Gobierno en el campo fiscal, de los impuestos, tiene que alentar a las empresas a invertir en tecnología de punta, innovadoras, lo que debe ser de gran provecho para este sector de la industria; sin embargo, estas tareas no pueden ser resueltas por personas con mala salud y falta de educación, por ello es prioritario para nuestro Gobierno la atención social, en el desarrollo de la educación y la salud de nuestros ciudadanos.

En los últimos años hemos desplegado un trabajo a gran escala, y ahora lo llevamos a cabo como proyectos nacionales, en educación, en el campo de la salud, principalmente, y en otras esferas. Señor Presidente, durante su Gobierno las inversiones extranjeras en la economía rusa aumentaron siete veces. ¿Cuáles son los atractivos rusos para el capital externo?

Mario, es difícil explicarlo con palabras, la economía tiene que ser abierta; como se sabe, las inversiones extranjeras suelen ser “tímidas”, el dinero viene, pero se debe tener la certeza de que los capitales podrán salir nuevamente.

El año pasado adoptamos la ley sobre la liberalización de nuestro mercado financiero, lo que ha dado algunos resultados; se han implementado medidas para el libre movimiento de capitales, eliminando todas las limitaciones para su movimiento, incluyendo reservas que se hacían durante la transmisión del dinero que se hacía de nuestro territorio a otros países, lo cual nos ha dado un buen resultado.

Hace 10 o 15 años siempre perdíamos capitales que huían del país, llegando a alcanzar cifras cercanas a los 25 mil millones de dólares; el año antepasado hubo una llegada de capitales a gran escala, de aproximadamente 41 mil millones de dólares, y en 2007, el volumen neto de los capitales que llegaron a Rusia fue de 82.3 mil millones de dólares, esto no solo son inversiones de los que trabajan en portafolios o actividades especulativas, como para llegar al mercado y después marcharse, sino también inversiones directas del extranjero; muchos expertos reconocen hoy en día que la economía rusa es estable y segura, así como redituable. ¿Es decir, Señor Presidente, que en Rusia las leyes definitivamente protegen el capital extranjero?

No hacemos diferencias entre el capital extranjero o el capital nacional, Mario, las leyes son las mismas que se aplican a ambas; esto no quiere decir que no tengamos problemas, y uno de ellos es, sin duda, el reforzamiento del sistema legal y del sistema judicial; sin embargo, si las empresas extranjeras utilizan los servicios de buenos abogados, tampoco tienen problemas, y al referirme a problemas, son los mismos que enfrentan las empresas de capital nacional.

Creo que no hay ninguna economía en el mundo que no tenga problemas; un aspecto que podría ser interesante para México, Mario, y no quiero decir que haya que hacerlo así, pero como México es un país productor de petróleo, como nosotros, hasta ahora quitamos ingresos excesivos de compañías petroleras y lo hacemos por dos métodos: tenemos impuestos de aduana para las importaciones y esta cifra cambia de acuerdo con el precio del petróleo en el mercado internacional, y también tenemos un impuesto para la extracción de recursos naturales.

Estos ingresos excesivos van a nuestro presupuesto y lo aplicamos en programas sociales y en el apoyo de la industria de la transformación; sin embargo, esta política también tiene sus limitaciones, no se puede matar la gallina de los huevos de oro.

Ahora vemos ciertos problemas que tienen que ver con la necesidad de promover la industria transformadora de recursos naturales; para que las compañías petroleras y de gas puedan solucionar esta tarea, debemos apoyarles con más dinero, porque este trabajo requiere de una gran inversión.

¿Señor Presidente, por lo que usted afirma, ¿se permite libremente la inversión extranjera en el campo del petróleo en Rusia?

Sí, Mario, no tenemos ningún tipo de restricción; aquí tenemos presentes a las compañías más importantes del mundo, como Exxon Mobil, Shell, British Petroleum.

Tenemos compañías de China, de India, y ahora tenemos compañías europeas muy importantes en el campo de la electricidad, la compañía alemana OEN, la italiana ENI, que invierten decenas de miles de millones de dólares, y ellos adquieren participación de control en compañías que son muy importantes para nosotros, muy sensibles, y las empresas extranjeras pueden tener participación al 100 por ciento de capital extranjero, pueden establecer empresas con participación de compañías rusas, no tenemos limitación alguna.

Tenemos ciertas ideas para introducir regulaciones especiales para las reservas más importantes, se trata de campos, yacimientos más importantes que pertenecen a toda la nación, pero tampoco vamos a impedir que las compañías extranjeras participen en su explotación.

Solo queremos establecer un control más riguroso en la expedición de licencias; al mismo tiempo, quisiéramos pasar estas actividades de expedición de licencias del campo administrativo al campo del derecho civil. Señor presidente Putin, ¿qué tanto ha influido en el auge de la economía rusa el elevado precio del petróleo?

Creo que el precio va bajando con el crecimiento de Rusia, claro que Rusia contribuye mucho a la estabilidad de mercados globales de energía, cada año hemos aumentado la producción, tanto de petróleo como de gas; por ejemplo, en el campo del gas tenemos contratos a largo plazo, y eso contribuye a una mayor estabilidad en los mercados mundiales de energía.

También prestamos mucha atención a cuestiones de logística y de desarrollo de transporte, y en muchas de las regiones de Rusia hemos construido puertos para recargar petróleo y lo hicimos desde el principio; pudimos aumentar el volumen desde cero hasta los más altos niveles en Rusia, hemos iniciado la construcción de nuevos oleoductos y gasoductos.

Me refiero a los nuevos gasoductos que van del Mar Báltico y del Mar Negro, el gasoducto que va por el fondo del Mar Negro llega hasta Turquía y ya está funcionando, y hemos iniciado la construcción del oleoducto que va del este al oeste de Siberia y se dirige a la costa del Océano Pacífico.

Rusia es muy activa en sus estudios científicos en el campo nuclear y también hay desarrollo en el campo de las medicinas, somos uno de los mayores proveedores de recursos nucleares y, en este sentido, contribuimos a reforzar el marco legal.

Hace dos años que se celebró la cumbre de los países del G8, uno de los temas principales de los debates fue el orden legal en el campo de la energía, sacamos conclusiones comunes muy importantes sobre el hecho de que todos los países que transportan o consumen energía tienen la misma responsabilidad.

(Continuará)

ENTREVISTA REALIZADA AL PRESIDENTE RUSO EN FEBRERO DE 2008

* Introducir tecnologías innovadoras de desarrollo

* Prioritario, incrementar índices de productividad

* Cobran importancia otros sectores de la industria

* A programas sociales, los excedentes del petróleo

Por Mario Vázquez Raña

Primera de Dos Partes

MOSCÚ, Rusia. 20 de febrero de 2008. (OEM-Informex).- Todos los seres humanos tenemos satisfacciones en la vida que se nos quedan grabadas para siempre, y estoy seguro de que esta visita a Rusia será para mí imborrable.

Confieso sentirme orgulloso del doble honor que me supuso realizar la última entrevista exclusiva a Vladimir Putin como Presidente de la Federación Rusa, por un lado, y por otro haber recibido de sus manos la Orden de la Amistad que otorga el Gobierno ruso; también en este caso se trata de la última condecoración que impone Vladimir Putin en su calidad de Presidente, pues no hay que olvidar que el próximo 2 de marzo hay elecciones en este inmenso país, que sigue siendo una de las mayores potencias del mundo.

Entrevistar a jefes de Estado, primeros ministros, presidentes, reyes y líderes de todo el mundo es una experiencia única en cada caso, y de la que siempre aprendo algo, pese a que en tal actividad llevo ya 18 años, y me ha permitido conversar con más de 300 altos dignatarios de todos los continentes.

En esta ocasión, la visita al Kremlim, el poder conversar con Vladimir Putin durante más de tres horas forma parte de esos momentos que se sienten y se atesoran como irrepetibles, y no solo por hablar con el Presidente de la Federación Rusa, sino por estar en contacto con el líder y con el hombre.

Hay muchos presidentes, pero no todos merecen el calificativo de líder; sin embargo, el día de hoy si hay alguien que pueda ser considerado así es Vladimir Putin, reconocimiento que le otorgan incluso sus mayores enemigos.

Sabe de las críticas que a veces recibe por algunas declaraciones o medidas que instrumenta, pero es consciente y se siente orgulloso del resurgimiento que ha tenido Rusia bajo su mandato, y sin ninguna falsa modestia enumera los logros de su Gobierno en todos los campos y entre los que destaca haber pasado de una economía en ruinas, a ubicar a Rusia en el séptimo lugar mundial de crecimiento económico.

En sus gestos, en su forma de hablar, de caminar, y sobre todo, en su mirada, deja patente su tremenda personalidad: hombre firme y seguro, jamás titubea ante ninguna pregunta, responde inmediatamente y con aplomo.

La imagen que se tiene de él es de una persona un tanto distante y seca, aunque he de decir que fuera de protocolo, en el trato directo y en confianza, resulta un hombre cálido y con un sorprendente sentido del humor.

Pulcro en su forma de vestir y preocupado por su apariencia física, no en vano es un gran deportista, no da, sin embargo, mucha importancia a la opinión que puedan tener los demás de su persona; tiene muy claro quién es y qué quiere hacer por lo menos en el futuro inmediato, porque Vladimir Putin, quien me honra con su amistad, en lo personal no hace planes a largo plazo. Señor presidente Vladimir Putin, usted ha fijado el objetivo de convertir a Rusia en una potencia económica y en una sociedad de bienestar para 2020. ¿Qué medidas será necesario instrumentar para alcanzar dicha meta?

Bueno, Mario, en los últimos años hemos alcanzado resultados económicos muy, muy considerables, y lo hicimos gracias a las condiciones favorables de la economía internacional, porque somos grandes exportadores de petróleo y gas, y los precios para estos productos han ido en aumento en el mercado internacional.

Hemos acumulado grandes reservas monetarias, hace ocho años nuestras reservas eran de 12 mil millones de dólares, y nuestra deuda soberana era de 200 mil millones de dólares; ahora esta correlación del Producto Interno Bruto a la deuda exterior es mucho más buena, hemos pagado ya casi toda nuestra deuda, hemos acumulado grandes reservas monetarias, de casi 475 mil millones de dólares, para ser más precisos.

En los últimos tres años, el crecimiento del PIB en gran medida no se debe al campo de energía, sino a otras industrias; el papel y la importancia de otros sectores de la industria han aumentado, también esta situación se explica por el trabajo llevado a cabo por el Gobierno, aunque se tuvieron que crear condiciones fiscales y arancelarias para fortalecer el desarrollo de la industria de la transformación.

No obstante, creemos que no podemos seguir desarrollando nuestra economía con estos mismos métodos, creemos que hoy, la tarea principal es modernizar nuestra economía a gran escala; tenemos que introducir tecnologías innovadoras de desarrollo y debemos incrementar los índices de productividad.

Estas cifras deben aumentar en cuatro o cinco veces su valor actual, todo ello se llevará a cabo instrumentando diversas acciones de parte del Gobierno, incluyendo medidas en el tema fiscal.

La política del Gobierno en el campo fiscal, de los impuestos, tiene que alentar a las empresas a invertir en tecnología de punta, innovadoras, lo que debe ser de gran provecho para este sector de la industria; sin embargo, estas tareas no pueden ser resueltas por personas con mala salud y falta de educación, por ello es prioritario para nuestro Gobierno la atención social, en el desarrollo de la educación y la salud de nuestros ciudadanos.

En los últimos años hemos desplegado un trabajo a gran escala, y ahora lo llevamos a cabo como proyectos nacionales, en educación, en el campo de la salud, principalmente, y en otras esferas. Señor Presidente, durante su Gobierno las inversiones extranjeras en la economía rusa aumentaron siete veces. ¿Cuáles son los atractivos rusos para el capital externo?

Mario, es difícil explicarlo con palabras, la economía tiene que ser abierta; como se sabe, las inversiones extranjeras suelen ser “tímidas”, el dinero viene, pero se debe tener la certeza de que los capitales podrán salir nuevamente.

El año pasado adoptamos la ley sobre la liberalización de nuestro mercado financiero, lo que ha dado algunos resultados; se han implementado medidas para el libre movimiento de capitales, eliminando todas las limitaciones para su movimiento, incluyendo reservas que se hacían durante la transmisión del dinero que se hacía de nuestro territorio a otros países, lo cual nos ha dado un buen resultado.

Hace 10 o 15 años siempre perdíamos capitales que huían del país, llegando a alcanzar cifras cercanas a los 25 mil millones de dólares; el año antepasado hubo una llegada de capitales a gran escala, de aproximadamente 41 mil millones de dólares, y en 2007, el volumen neto de los capitales que llegaron a Rusia fue de 82.3 mil millones de dólares, esto no solo son inversiones de los que trabajan en portafolios o actividades especulativas, como para llegar al mercado y después marcharse, sino también inversiones directas del extranjero; muchos expertos reconocen hoy en día que la economía rusa es estable y segura, así como redituable. ¿Es decir, Señor Presidente, que en Rusia las leyes definitivamente protegen el capital extranjero?

No hacemos diferencias entre el capital extranjero o el capital nacional, Mario, las leyes son las mismas que se aplican a ambas; esto no quiere decir que no tengamos problemas, y uno de ellos es, sin duda, el reforzamiento del sistema legal y del sistema judicial; sin embargo, si las empresas extranjeras utilizan los servicios de buenos abogados, tampoco tienen problemas, y al referirme a problemas, son los mismos que enfrentan las empresas de capital nacional.

Creo que no hay ninguna economía en el mundo que no tenga problemas; un aspecto que podría ser interesante para México, Mario, y no quiero decir que haya que hacerlo así, pero como México es un país productor de petróleo, como nosotros, hasta ahora quitamos ingresos excesivos de compañías petroleras y lo hacemos por dos métodos: tenemos impuestos de aduana para las importaciones y esta cifra cambia de acuerdo con el precio del petróleo en el mercado internacional, y también tenemos un impuesto para la extracción de recursos naturales.

Estos ingresos excesivos van a nuestro presupuesto y lo aplicamos en programas sociales y en el apoyo de la industria de la transformación; sin embargo, esta política también tiene sus limitaciones, no se puede matar la gallina de los huevos de oro.

Ahora vemos ciertos problemas que tienen que ver con la necesidad de promover la industria transformadora de recursos naturales; para que las compañías petroleras y de gas puedan solucionar esta tarea, debemos apoyarles con más dinero, porque este trabajo requiere de una gran inversión.

¿Señor Presidente, por lo que usted afirma, ¿se permite libremente la inversión extranjera en el campo del petróleo en Rusia?

Sí, Mario, no tenemos ningún tipo de restricción; aquí tenemos presentes a las compañías más importantes del mundo, como Exxon Mobil, Shell, British Petroleum.

Tenemos compañías de China, de India, y ahora tenemos compañías europeas muy importantes en el campo de la electricidad, la compañía alemana OEN, la italiana ENI, que invierten decenas de miles de millones de dólares, y ellos adquieren participación de control en compañías que son muy importantes para nosotros, muy sensibles, y las empresas extranjeras pueden tener participación al 100 por ciento de capital extranjero, pueden establecer empresas con participación de compañías rusas, no tenemos limitación alguna.

Tenemos ciertas ideas para introducir regulaciones especiales para las reservas más importantes, se trata de campos, yacimientos más importantes que pertenecen a toda la nación, pero tampoco vamos a impedir que las compañías extranjeras participen en su explotación.

Solo queremos establecer un control más riguroso en la expedición de licencias; al mismo tiempo, quisiéramos pasar estas actividades de expedición de licencias del campo administrativo al campo del derecho civil. Señor presidente Putin, ¿qué tanto ha influido en el auge de la economía rusa el elevado precio del petróleo?

Creo que el precio va bajando con el crecimiento de Rusia, claro que Rusia contribuye mucho a la estabilidad de mercados globales de energía, cada año hemos aumentado la producción, tanto de petróleo como de gas; por ejemplo, en el campo del gas tenemos contratos a largo plazo, y eso contribuye a una mayor estabilidad en los mercados mundiales de energía.

También prestamos mucha atención a cuestiones de logística y de desarrollo de transporte, y en muchas de las regiones de Rusia hemos construido puertos para recargar petróleo y lo hicimos desde el principio; pudimos aumentar el volumen desde cero hasta los más altos niveles en Rusia, hemos iniciado la construcción de nuevos oleoductos y gasoductos.

Me refiero a los nuevos gasoductos que van del Mar Báltico y del Mar Negro, el gasoducto que va por el fondo del Mar Negro llega hasta Turquía y ya está funcionando, y hemos iniciado la construcción del oleoducto que va del este al oeste de Siberia y se dirige a la costa del Océano Pacífico.

Rusia es muy activa en sus estudios científicos en el campo nuclear y también hay desarrollo en el campo de las medicinas, somos uno de los mayores proveedores de recursos nucleares y, en este sentido, contribuimos a reforzar el marco legal.

Hace dos años que se celebró la cumbre de los países del G8, uno de los temas principales de los debates fue el orden legal en el campo de la energía, sacamos conclusiones comunes muy importantes sobre el hecho de que todos los países que transportan o consumen energía tienen la misma responsabilidad.

(Continuará)