/ martes 11 de octubre de 2016

Discutirá Senado reforma de Justicia Cotidiana Laboral

Será este martes cuando el Pleno del Senado discuta la reforma de Justicia Cotidiana Laboral, pero ya sin el “añadido’’ que mutila la conquista histórica de la huelga a que tienen derecho constitucional los trabajadores. En lo anterior, coincidieron los senadores Luis Humberto Fernández Fuentes y Pablo Escudero Morales, este último presidente del Senado. 

Fernández fuentes reconoció que el haber dejado tal reforma, habría provocado el rechazo de sindicados y federaciones de trabajadores y consecuentemente generado movilización social; “era un riesgo inminente que el país no necesita en estos momentos’’.

Destacó que el intento de “colocar un añadido’’ que anulaba la posibilidad de la huelga fue quitado, pues en las últimas negociaciones impero la racionalidad y el acuerdo.

Dijo que con estos ajustes “nosotros lo veríamos muy bien porque ofrece tras grandes ventajas: lo primero, pasamos de un sistema de justicia que eran actos administrativos, a un mecanismo judicial de juicios pertenecientes al Poder Judicial, lo que dará mayor certidumbre y mayor claridad”.

Segundo, se pasó de un modelo litigioso y de control político, a un modelo de conciliación, que va a ejercerse a través de los centros especializados de conciliación.

Y por último, dijo el senador perredista, no se toca ninguno de los derechos fundamentales, ni de los ciudadanos, ni el derecho a huelga, tampoco la contratación colectiva, por lo que en términos que se acordó, si no hay ningún cambio, será una reforma conveniente y favorable.

-¿Este martes se sube a Pleno y se discute?

-Así es. Nosotros estaríamos de acuerdo en que se suba este martes, debe haber un acuerdo que beneficia a todos desde empresarios, trabajadores y a toda la parte social.

Fernández Fuentes dijo que la iniciativa como la envió el Presidente de la República es perfectible; estos añadidos desafortunados ¿por qué?, porque la materia de la reforma, que es la justicia laboral, como se armonizan los factores de la producción de una manera institucional. Esa es la materia. Y cuando a eso le metemos un derecho, que es tan sensible para los mexicanos, como es el derecho a huelga y el derecho a la contratación colectiva, era muy desafortunado.

Pero hay que reconocer, declaró el senador, que hubo la sensatez y la sensibilidad para que esto no pasara y encontrar una solución que no merme el derecho de huelga.

Será este martes cuando el Pleno del Senado discuta la reforma de Justicia Cotidiana Laboral, pero ya sin el “añadido’’ que mutila la conquista histórica de la huelga a que tienen derecho constitucional los trabajadores. En lo anterior, coincidieron los senadores Luis Humberto Fernández Fuentes y Pablo Escudero Morales, este último presidente del Senado. 

Fernández fuentes reconoció que el haber dejado tal reforma, habría provocado el rechazo de sindicados y federaciones de trabajadores y consecuentemente generado movilización social; “era un riesgo inminente que el país no necesita en estos momentos’’.

Destacó que el intento de “colocar un añadido’’ que anulaba la posibilidad de la huelga fue quitado, pues en las últimas negociaciones impero la racionalidad y el acuerdo.

Dijo que con estos ajustes “nosotros lo veríamos muy bien porque ofrece tras grandes ventajas: lo primero, pasamos de un sistema de justicia que eran actos administrativos, a un mecanismo judicial de juicios pertenecientes al Poder Judicial, lo que dará mayor certidumbre y mayor claridad”.

Segundo, se pasó de un modelo litigioso y de control político, a un modelo de conciliación, que va a ejercerse a través de los centros especializados de conciliación.

Y por último, dijo el senador perredista, no se toca ninguno de los derechos fundamentales, ni de los ciudadanos, ni el derecho a huelga, tampoco la contratación colectiva, por lo que en términos que se acordó, si no hay ningún cambio, será una reforma conveniente y favorable.

-¿Este martes se sube a Pleno y se discute?

-Así es. Nosotros estaríamos de acuerdo en que se suba este martes, debe haber un acuerdo que beneficia a todos desde empresarios, trabajadores y a toda la parte social.

Fernández Fuentes dijo que la iniciativa como la envió el Presidente de la República es perfectible; estos añadidos desafortunados ¿por qué?, porque la materia de la reforma, que es la justicia laboral, como se armonizan los factores de la producción de una manera institucional. Esa es la materia. Y cuando a eso le metemos un derecho, que es tan sensible para los mexicanos, como es el derecho a huelga y el derecho a la contratación colectiva, era muy desafortunado.

Pero hay que reconocer, declaró el senador, que hubo la sensatez y la sensibilidad para que esto no pasara y encontrar una solución que no merme el derecho de huelga.