/ sábado 1 de abril de 2017

SIP señala a policías entre principales agresores a periodistas en México

GUATEMALA.- La policía es una de las principales instituciones responsables de las agresiones a periodistas en México, advierte un informe de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) hecho público hoy en Guatemala.

En el texto, preliminar y que aún debe ser aprobado, se afirma que las autoridades mexicanas son responsables en muchos casos de las agresiones contra la prensa, que superan "a los atentados provocados por el crimen organizado".

En este contexto, la policía se ha convertido en uno de los principales responsables de las agresiones contra la prensa, que recurre a la "autocensura" para garantizar su seguridad en un clima de violencia, pues al menos cinco periodistas fueron asesinados en el último semestre y se perpetraron cuatro atentados este año.

Debido a esta situación, explica el informe, varios medios de comunicación mexicanos han optado "por omitir información" y las redes sociales se han convertido en fuentes de información alternativa.

Además, añade, ante las presiones del Estado la prensa omite en gran medida las denuncias de atentados o acoso a comunicadores y medios locales.

Con todo ello, la SIP señala que México está considerado como el lugar más peligroso para ejercer el periodismo en las Américas.

Desde el año 2000 se han registrado en México 119 asesinatos de periodistas, de los cuales 12 corresponden a mujeres, según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y Puebla sigue siendo uno de los cinco estados "más agresivos" contra el ejercicio del periodismo.

En el informe se menciona que el exgobernador de Puebla Rafael Moreno Valle atacó, amenazó y denunció a través de terceros a comunicadores, "afectando su estabilidad personal, patrimonio y libertad", y que varios periodistas denunciaron que financia con dinero público su candidatura a la presidencia del país.

En los últimos seis años, de 798 investigaciones por agresiones de este tipo solo hay tres condenados, y 30 son los periodistas asesinados desde que Enrique Peña Nieto asumió la presidencia de México el 1 de diciembre de 2012.

Entre los asesinatos de periodistas que cita el informe de la SIP figuran los de Miroslava Breach Velducea, corresponsal de La Jornada, el 23 de marzo; Ricardo Monlui Cabrera -editor de la columna Crisol, que se publicaba en El Sol de Córdoba, y dueño del portal digital elpolitico.com.mx- el 19 del mismo mes, y Cecilio Pineda Brito, colaborador de La Jornada Guerrero, el 2 de marzo.

GUATEMALA.- La policía es una de las principales instituciones responsables de las agresiones a periodistas en México, advierte un informe de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) hecho público hoy en Guatemala.

En el texto, preliminar y que aún debe ser aprobado, se afirma que las autoridades mexicanas son responsables en muchos casos de las agresiones contra la prensa, que superan "a los atentados provocados por el crimen organizado".

En este contexto, la policía se ha convertido en uno de los principales responsables de las agresiones contra la prensa, que recurre a la "autocensura" para garantizar su seguridad en un clima de violencia, pues al menos cinco periodistas fueron asesinados en el último semestre y se perpetraron cuatro atentados este año.

Debido a esta situación, explica el informe, varios medios de comunicación mexicanos han optado "por omitir información" y las redes sociales se han convertido en fuentes de información alternativa.

Además, añade, ante las presiones del Estado la prensa omite en gran medida las denuncias de atentados o acoso a comunicadores y medios locales.

Con todo ello, la SIP señala que México está considerado como el lugar más peligroso para ejercer el periodismo en las Américas.

Desde el año 2000 se han registrado en México 119 asesinatos de periodistas, de los cuales 12 corresponden a mujeres, según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y Puebla sigue siendo uno de los cinco estados "más agresivos" contra el ejercicio del periodismo.

En el informe se menciona que el exgobernador de Puebla Rafael Moreno Valle atacó, amenazó y denunció a través de terceros a comunicadores, "afectando su estabilidad personal, patrimonio y libertad", y que varios periodistas denunciaron que financia con dinero público su candidatura a la presidencia del país.

En los últimos seis años, de 798 investigaciones por agresiones de este tipo solo hay tres condenados, y 30 son los periodistas asesinados desde que Enrique Peña Nieto asumió la presidencia de México el 1 de diciembre de 2012.

Entre los asesinatos de periodistas que cita el informe de la SIP figuran los de Miroslava Breach Velducea, corresponsal de La Jornada, el 23 de marzo; Ricardo Monlui Cabrera -editor de la columna Crisol, que se publicaba en El Sol de Córdoba, y dueño del portal digital elpolitico.com.mx- el 19 del mismo mes, y Cecilio Pineda Brito, colaborador de La Jornada Guerrero, el 2 de marzo.