/ lunes 3 de mayo de 2021

Testigos protegidos fallan a FGR en caso del Güero Palma

Los testigos protegidos con nombre clave “Cesar” y “Julio” no acudieron a ratificar sus declaraciones ante el juez

Los testigos protegidos que la Fiscalía General de la República (FGR) presentó en el caso de Héctor El Güero Palma, para demostrar que era integrante del cártel de Sinaloa y fincarle delitos de delincuencia organizada en su hipótesis de delitos contra la salud, no acudieron a ratificar sus declaraciones ante el juez, lo que fue clave para que el capo obtuviera su libertad.

Así se lee en la sentencia firmada por Víctor Francisco Chávez Romero, secretario en funciones del juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales del estado de Jalisco, quien el pasado sábado resolvió absolver a Palma del delito de delincuencia organizada que le imputaba el ministerio público federal.

En el expediente de 279 páginas, y al que El Sol de México tuvo acceso, el juez explica que las declaraciones de los testigos protegidos con nombre clave “Cesar” y “Julio”, no se presentaron a carearse con el Güero Palma, debido a que no fueron localizados, ni fueron presentados por el fiscal federal para reiterar, ratificar o aclara sus declaraciones.

En el caso del Julio declaró en agosto de 2001 que, en 1989, conoció a “El Colo”, por medio del Chapo Guzmán cuando éste era socio de “El Güero Palma”, quien cobraba cuentas y mataba gente por órdenes de Palma y el Chapo.

Sostiene que en 1996 “El Güero Palma” mandó a “El Colo” a matar al subdirector de la Policía Judicial del Estado de Nayarit por sospecha de que quería entregar a su gente a los Arellano Félix.

Menciona también a “El Pony”, a quien lo vio de 1994 a 2000, en compañía de “El Colo”, quien quedó a cargo de los negocios del tráfico de droga luego de la detención de “El Güero Palma”, quien manejan el negocio de narcotráfico en Nayarit, Guadalajara y Michoacán.

En la narración se develan traiciones y complicidades, como el robo de cargamentos de cocaína lo que desató una guerra entre carteles de la droga.

“En atención a todas esas manifestaciones, debe destacarse que las copias autorizadas de las declaraciones ministeriales de los testigos colaborados antes aludidas, en las que generan imputaciones directas contra el acusado, no fueron sostenidas ni ratificadas en la preinstrucción e instrucción de la causa, y tampoco se desahogaron sus ampliaciones o careos con el activo del delito, ante la imposibilidad material de lograr su comparecencia ante la sede judicial” señaló el juzgado.

Aunado a que, señala el juez, se advierte que los hechos que imputan al justiciable, fueron conocidos por inducciones y referencias de otros, incluso a través de los medios de comunicación, lo cual, tampoco se robustece con los hechos ilícitos que fueron materia de juzgamiento por parte de autoridades judiciales en los expedientes 103/1999, 136/2016, 332/2009 y 165/1997.

Destaca que aun cuando los defensores particulares del acusado ofrecieron la ampliación de declaración de los testigos "Cesar", "Julio" y otros más, dichas diligencia no tuvieron verificativo, pues, no obstante haber realizado la búsqueda respectiva, éstos no fueron localizados, ni fueron presentados por el fiscal federal para reiterar, ratificar o aclara sus declaraciones.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

La sentencia absolutoria señala que los testimonios de otros testigos presentados por escrito por la FGR, no pudieron vincularse al caso, debido a que fueron aportados en procesos diferentes al seguido contra Palma Salazar.

“En consecuencia, se absuelve al acusado de la acusación formulada en su contra por el representante social de la Federación adscrito, al no haberse demostrado los elementos constitutivos de delito delincuencia organizada, previsto en el artículo 2, fracción I (hipótesis contra la salud) y sancionado por el numeral 4, fracción I, inciso a), de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada”, señala el expediente.

Los testigos protegidos que la Fiscalía General de la República (FGR) presentó en el caso de Héctor El Güero Palma, para demostrar que era integrante del cártel de Sinaloa y fincarle delitos de delincuencia organizada en su hipótesis de delitos contra la salud, no acudieron a ratificar sus declaraciones ante el juez, lo que fue clave para que el capo obtuviera su libertad.

Así se lee en la sentencia firmada por Víctor Francisco Chávez Romero, secretario en funciones del juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales del estado de Jalisco, quien el pasado sábado resolvió absolver a Palma del delito de delincuencia organizada que le imputaba el ministerio público federal.

En el expediente de 279 páginas, y al que El Sol de México tuvo acceso, el juez explica que las declaraciones de los testigos protegidos con nombre clave “Cesar” y “Julio”, no se presentaron a carearse con el Güero Palma, debido a que no fueron localizados, ni fueron presentados por el fiscal federal para reiterar, ratificar o aclara sus declaraciones.

En el caso del Julio declaró en agosto de 2001 que, en 1989, conoció a “El Colo”, por medio del Chapo Guzmán cuando éste era socio de “El Güero Palma”, quien cobraba cuentas y mataba gente por órdenes de Palma y el Chapo.

Sostiene que en 1996 “El Güero Palma” mandó a “El Colo” a matar al subdirector de la Policía Judicial del Estado de Nayarit por sospecha de que quería entregar a su gente a los Arellano Félix.

Menciona también a “El Pony”, a quien lo vio de 1994 a 2000, en compañía de “El Colo”, quien quedó a cargo de los negocios del tráfico de droga luego de la detención de “El Güero Palma”, quien manejan el negocio de narcotráfico en Nayarit, Guadalajara y Michoacán.

En la narración se develan traiciones y complicidades, como el robo de cargamentos de cocaína lo que desató una guerra entre carteles de la droga.

“En atención a todas esas manifestaciones, debe destacarse que las copias autorizadas de las declaraciones ministeriales de los testigos colaborados antes aludidas, en las que generan imputaciones directas contra el acusado, no fueron sostenidas ni ratificadas en la preinstrucción e instrucción de la causa, y tampoco se desahogaron sus ampliaciones o careos con el activo del delito, ante la imposibilidad material de lograr su comparecencia ante la sede judicial” señaló el juzgado.

Aunado a que, señala el juez, se advierte que los hechos que imputan al justiciable, fueron conocidos por inducciones y referencias de otros, incluso a través de los medios de comunicación, lo cual, tampoco se robustece con los hechos ilícitos que fueron materia de juzgamiento por parte de autoridades judiciales en los expedientes 103/1999, 136/2016, 332/2009 y 165/1997.

Destaca que aun cuando los defensores particulares del acusado ofrecieron la ampliación de declaración de los testigos "Cesar", "Julio" y otros más, dichas diligencia no tuvieron verificativo, pues, no obstante haber realizado la búsqueda respectiva, éstos no fueron localizados, ni fueron presentados por el fiscal federal para reiterar, ratificar o aclara sus declaraciones.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

La sentencia absolutoria señala que los testimonios de otros testigos presentados por escrito por la FGR, no pudieron vincularse al caso, debido a que fueron aportados en procesos diferentes al seguido contra Palma Salazar.

“En consecuencia, se absuelve al acusado de la acusación formulada en su contra por el representante social de la Federación adscrito, al no haberse demostrado los elementos constitutivos de delito delincuencia organizada, previsto en el artículo 2, fracción I (hipótesis contra la salud) y sancionado por el numeral 4, fracción I, inciso a), de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada”, señala el expediente.

Sociedad

En defensa del valor del periodismo digital

En desplegado, asociaciones de medios de comunicación consideran que en un ecosistema digital equilibrado, los algoritmos no deciden qué información es relevante

Sociedad

Haitianos piden asilo: “Moriremos como hombres, no como basura”

Los migrantes llegan a gastar hasta mil 600 dólares en su viaje de la ciudad de Tapachula, Chiapas, a Acuña, en el estado de Coahuila

Sociedad

Atentado en Salamanca: Le mandan bomba el día de su cumpleaños

Aunque aún no se conoce la causa, el gobernador de Guanajuato calificó el ataque como “un acto terrorista”

Sociedad

En defensa del valor del periodismo digital

En desplegado, asociaciones de medios de comunicación consideran que en un ecosistema digital equilibrado, los algoritmos no deciden qué información es relevante

Mundo

Bajo Observación | El mundo se olvida de África

Mientras en algunos países ya se plantea una tercera dosis de la vacuna anticovid, en África apenas el 4% de la población ha sido vacunada

CDMX

#Data | El metro y metrobús, por debajo de su uso prepandemia

Durante junio pasado, el sistema de transporte público más grande del país, contabilizó un total de 85 millones de usuarios atendidos

Finanzas

Recorta Hacienda 30% apoyo a Pymes

El gasto para respaldar a micronegocios, a través de la Secretaría de Economía, caerá 126 mdp en 2022

Mundo

Trudeau, reelecto en Canadá, promete un "futuro mejor"

Trudeau obtuvo el lunes un tercer mandato tras una difícil campaña en elecciones anticipadas que él mismo había convocado

Sociedad

Haitianos piden asilo: “Moriremos como hombres, no como basura”

Los migrantes llegan a gastar hasta mil 600 dólares en su viaje de la ciudad de Tapachula, Chiapas, a Acuña, en el estado de Coahuila