/ viernes 21 de junio de 2019

Gobernadores, en riesgo con "Alito": Labastida

Su llegada a la dirigencia nacional del PRI dejaría al partido en manos de Peña Nieto, dijo el excandidato presidencial

Francisco Labastida Ochoa, excandidato a presidencial por el PRI, consideró como un riesgo que Alejandro Moreno Cárdenas gana la dirigencia nacional del PRI y acusó que los gobernadores que lo apoyan corren un riesgo ante las diferencias que tuvo Moreno con López Obrador durante la pasada campaña presidencial.

Previo a la renuncia al PRI de José Narro y la dimisión de José Ramón Martell, el también exgobernador de Sinaloa aseveró que el campechano dejaría al partido en manos de Enrique Peña Nieto y Morena.

Con más de medio siglo de militar en sus filas, conocedor a fondo de su instituto político, sentencia:

“El riesgo de que llegue Alito (Alejandro Moreno Cárdenas), es que va a poner al PRI a las órdenes del presidente Enrique Peña y de Morena.

“El expresidente Peña fue el causante de la grave derrota del partido y Morena por tener tan alta presencia en el Legislativo, necesita un contrapeso y eso lo vamos a perder”.

¿Algunos gobernadores dan su apoyo a Alito?

-Sí, porque creen que con ello van a conseguir recursos. Corren un riesgo, porque las diferencias en campaña entre Alito y el Presidente de la República fueron muy serias. Y perdón, son de esas ofensas que no se olvidan.

¿Qué va a ocurrir con el PRI?

-El futuro nadie lo sabe. Soy economista, no soy brujo. Pero sería un error negar los riesgos que corre el partido, dejar de hacer conciencia sobre los mismos; informar a la sociedad. Estamos obligados a ello e invitar a la reflexión.

¿Tiene dos años para transformarse para el 2021?

-Sí. Si hacemos bien las cosas. Sí no, pasaremos a ser un partido testimonial, que ya en alguna medida lo somos, pero más acentuado.

Foto: Laura Lovera

Ahí está el reto: hacer bien las cosas, con un padrón realista, con reglas claras, asentadas, sin dar lugar a que sea el dinero y la compra de votos lo que determine el resultado de la votación. Sería lo ideal.

¿En estas elecciones internas el PRI se juega su futuro?

-Sí, en la medida en que dejemos de tener una opinión y seamos aplaudidores como focas, en ese momento el partido desaparece.

En la quietud de su oficina, en un ambiente rodeado de pinturas, de libros, de buena música, refiere que el Revolucionario Institucional tiene que pasar por un proceso de transformación profunda en donde los pesos que le hacen daño “hay que quitárselos”.

¡El partido tiene que ser reconstruido, tiene que renacer! Enfatiza, que hoy en día, el tricolor enfrenta dos etapas críticas:

“La primera, la elección de quien va a ser el nuevo presidente. Y la segunda, es la definición de para qué queremos al partido, que es al final sólo un instrumento para servirle al país. No es un objetivo en sí mismo, es sólo un instrumento”.

Y suelta: “Los que piensen que ser presidente del partido es la meta final, es un error”. Apunta que el PRI corre el riesgo de una separación muy seria, porque si el padrón de 6.5 millones de simpatizantes tenía múltiples defectos e imperfecciones y no fue admitido por el INE. Lo segundo, que lo complica más todavía, es que le quieren agregar en estas fechas más de 600 mil nuevos militantes.

Francisco Labastida Ochoa, excandidato a presidencial por el PRI, consideró como un riesgo que Alejandro Moreno Cárdenas gana la dirigencia nacional del PRI y acusó que los gobernadores que lo apoyan corren un riesgo ante las diferencias que tuvo Moreno con López Obrador durante la pasada campaña presidencial.

Previo a la renuncia al PRI de José Narro y la dimisión de José Ramón Martell, el también exgobernador de Sinaloa aseveró que el campechano dejaría al partido en manos de Enrique Peña Nieto y Morena.

Con más de medio siglo de militar en sus filas, conocedor a fondo de su instituto político, sentencia:

“El riesgo de que llegue Alito (Alejandro Moreno Cárdenas), es que va a poner al PRI a las órdenes del presidente Enrique Peña y de Morena.

“El expresidente Peña fue el causante de la grave derrota del partido y Morena por tener tan alta presencia en el Legislativo, necesita un contrapeso y eso lo vamos a perder”.

¿Algunos gobernadores dan su apoyo a Alito?

-Sí, porque creen que con ello van a conseguir recursos. Corren un riesgo, porque las diferencias en campaña entre Alito y el Presidente de la República fueron muy serias. Y perdón, son de esas ofensas que no se olvidan.

¿Qué va a ocurrir con el PRI?

-El futuro nadie lo sabe. Soy economista, no soy brujo. Pero sería un error negar los riesgos que corre el partido, dejar de hacer conciencia sobre los mismos; informar a la sociedad. Estamos obligados a ello e invitar a la reflexión.

¿Tiene dos años para transformarse para el 2021?

-Sí. Si hacemos bien las cosas. Sí no, pasaremos a ser un partido testimonial, que ya en alguna medida lo somos, pero más acentuado.

Foto: Laura Lovera

Ahí está el reto: hacer bien las cosas, con un padrón realista, con reglas claras, asentadas, sin dar lugar a que sea el dinero y la compra de votos lo que determine el resultado de la votación. Sería lo ideal.

¿En estas elecciones internas el PRI se juega su futuro?

-Sí, en la medida en que dejemos de tener una opinión y seamos aplaudidores como focas, en ese momento el partido desaparece.

En la quietud de su oficina, en un ambiente rodeado de pinturas, de libros, de buena música, refiere que el Revolucionario Institucional tiene que pasar por un proceso de transformación profunda en donde los pesos que le hacen daño “hay que quitárselos”.

¡El partido tiene que ser reconstruido, tiene que renacer! Enfatiza, que hoy en día, el tricolor enfrenta dos etapas críticas:

“La primera, la elección de quien va a ser el nuevo presidente. Y la segunda, es la definición de para qué queremos al partido, que es al final sólo un instrumento para servirle al país. No es un objetivo en sí mismo, es sólo un instrumento”.

Y suelta: “Los que piensen que ser presidente del partido es la meta final, es un error”. Apunta que el PRI corre el riesgo de una separación muy seria, porque si el padrón de 6.5 millones de simpatizantes tenía múltiples defectos e imperfecciones y no fue admitido por el INE. Lo segundo, que lo complica más todavía, es que le quieren agregar en estas fechas más de 600 mil nuevos militantes.

Elecciones 2024

Abre hoy el sistema de voto electrónico para mexicanos en el extranjero

El voto electrónico por internet es una de las tres modalidades que habilitó el INE para los comicios en los que se renovarán más de 20 mil cargos de elección popular

Metrópoli

Activan contingencia y este domingo se aplica el Hoy No Circula

Los siguientes vehículos deben suspender su circulación en domingo, de las 5 a las 22 horas

CDMX

Instalan puntos de hidratación en la CDMX ante ola de calor

Entre las acciones que se llevan a cabo para enfrentar la temporada de calor, está la colocación de puntos de hidratación en lugares “centrales de circulación”

Finanzas

Siguen las alertas en Cenace por consumo de energía eléctrica

Las alertas continúan a casi dos semanas de que se registraron apagones durante tres días consecutivos en al menos 18 estados del país

Mundo

Papa Francisco abraza a un israelí y palestino víctimas de la guerra en Gaza

El israelí Maoz Inon perdió a sus padres a manos de Hamás y el hermano del palestino Aziz Sarah fue asesinado por las tropas de Israel

Mundo

"¡Todo el mundo con Edmundo!": oposición de Venezuela arranca campaña presidencial

Es el primer acto de masas de este ilustre desconocido que se convirtió en el candidato de la oposición de Venezuela para enfrentar a Nicolás Maduro el 28 de julio