/ domingo 2 de julio de 2017

Ochoa Reza debe ser destituido como líder del PRI: Lilia Merodio

“Para sanear al PRI en toda la república, es necesario que el dirigente nacional, Enrique Ochoa, presente su renuncia, pues no conoce nada sobre la vida interna del partido ni de su militancia, pues él ni siquiera ha sido regidor” afirmó la senadora por Chihuahua, Lilia Merodio Reza.

Sobre el proceso para elegir al nuevo dirigente del PRI en Chihuahua, la política chihuahuense dijo que está muy opaco, pues no hay transparencia y desde luego que los “dados” sí están cargados. Asimismo, denunció que se está actuando a favor de Omar Bazán para que llegue a la dirigencia, pero a través de mecanismos y acciones gansteriles, sobre todo por parte del propio delegado del CEN del PRI, Fernando Moreno Peña, quien amedranta y amenaza a integrantes de seccionales para que sólo apoyen a Bazán, que es la imposición del presidente nacional del PRI.

Sobre su actuación en la política, sostiene que no es una “política incómoda, pero sí señalo los errores y desaciertos de muchos actores del partido y eso es lo que se vuelve incómodo para quienes intentan manejar al partido con un par de hilos”.

Merodio Reza advirtió que con ella se equivocaron al tratar de tener a una mujer sumisa y cómoda al momento de tomar las decisiones, así lo declaró durante una entrevista exclusiva para El Heraldo de Chihuahua.

Operan imposición de Omar Bazán como gánster

La senadora de la República, Lilia Merodio Reza, asegura que los “dados” de la elección están cargados a favor de Omar Bazán, desde el Comité Ejecutivo Nacional por parte de Enrique Ochoa y del delegado en Chihuahua, Fernando Moreno Peña.

Calificó a Fernando Moreno Peña de estar actuando como un gánster acosando a los presidentes de partidos de comités seccionales, municipales y de delegados, para que no se atienda a ella ni a nadie que no sea Omar Bazán.

Acusó que dichas prácticas de intimidación en el proceso interno para la renovación del PRI no son nada nuevas por parte de Fernando Moreno Peña, de quien dijo que ha sido corrido de todos los estados a los que ha llegado en la figurada de delegado e incluso que ha sufrido un ataque armado; “eso fue en tiempos recientes y habla mucho de las personas que mandan a encabezar una renovación de dirigencia”.

Además consideró como burdo que desde el Comité Nacional y Estatal se esté operando a través de llamadas telefónicas a los líderes y delegados que tendrán voto en el proceso interno para la elección del próximo presidente.

Enrique Ochoa no conoce sobre el partido y la militancia

La senadora chihuahuense lamentó que el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, llegara a dicho cargo por imposición y con falta de trayectoria en la militancia, además de nunca haberse postulado por un cargo de elección popular, pues dijo que esto sólo da la razón de que las imposiciones son las líneas directas que se están manejando en la cúpula tricolor.

“Enrique Ochoa tiene un desconocimiento de lo que sucede en Chihuahua, pero además en otros estados del país, donde varios líderes importantes del partido han solicitado su renuncia por las decisiones que se han tomado, sobre todo al momento de elegir dirigentes de partido y candidatos” dijo.

Advirtió que si la cúpula del partido continúa con las mismas decisiones, el PRI no tendría un buen resultado en las elecciones del 2018, pues se enfrentará a un escenario adverso, con falta de candidatos que sean ofertas para la sociedad, pero además con una base dividida. “La cúpula del PRI quiere sumisas y cómodas a las mujeres con cargos, para tomar decisiones”.

Ella negó ser una persona conflictiva o incómoda, sino que al contrario aseguró ser una política que dice las cosas de frente a sus propios compañeros, cosa que señaló que no es nada fácil en ese ambiente: “Lo que les parece incómodo es que a los liderazgos del partido les digan las cosas en su cara, por eso en el tema no les gusta batallar, las quieren sumisas y cómodas al momento de tomar las decisiones importantes dentro del PRI”.

Sentenció que desde que inició su vida en la política como regidora por Ciudad Juárez, siempre se ha distinguido por hablar de frente a sus homólogos sin importar el cargo que ostenten o el poder que tengan tanto fuera como dentro del partido. Mencionó que el PRI y la militancia no pueden estar sujetos a unas cuantas manos que tomen las decisiones sin oscultar a las bases; “muchas veces se toman decisiones en las que se afecta a todos, menos a quienes deciden”.

Algunos sólo buscan reflectores

Respecto al grupo de aspirantes a dirigir el PRI, que ahora se les conoce como los rebeldes o disidentes, opinó que muchos de ellos sólo están buscando los reflectores, simulando que quieren dirigir el partido, pero sólo están detrás de una diputación para obtener el fuero constitucional.

“Esas prácticas se tienen que dejar de lado, hay muchos que están levantando la mano, pero su interés no es el de defender a la militancia o los ideales del PRI, que a mi parecer sigue siendo el mejor instituto político en México; lo que quieren es tener cuotas de poder” aseguró; además, que quienes buscan dirigir el partido deben tener una carrera política intachable, sin cuestionamientos ni acusaciones, para que en verdad se genere un ambiente de confianza entre los militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional.

“Respeto a los que han levantado la mano para dirigir el partido, pero lo que no se va a permitir es que únicamente quieran hacerse comparsas de un proceso tan sucio, porque al final del día se cobra la factura en las urnas con los electores” citó.

Dicen que no hay dedazo, pero hacen lo contrario

La senadora Lilia Merodio expresó que esperará las bases de la convocatoria, para en su momento manifestarse y dar un posicionamiento de lo que ha venido señalando, inclusive al mismo presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa. “Al mismo doctor Ochoa le pregunté si existía una línea que nos dirigiera a los diputados locales, federales y senadores para que la información no se distorsionara y él dijo que no, pero pues en la práctica vemos que viene una operación directa y cargada de parte del delegado nacional, son muy burdos y esto le afectará a la militancia” enfatizó.

Al cuestionarle si pudiera ser un factor de unión entre los grupos que se encuentran en contra de la imposición de un presidente del PRI estatal por parte del PRI nacional, para poder enfrentar la candidatura de Omar Bazán, la senadora respondió que sí quisiera ser factor de unidad, puesto que ya ha platicado con cada uno de los priistas “rebeldes”, en los cuales encuentra algunas coincidencias, sin embargo también puede observar lecturas de individualismo por parte de cada uno de los actores priistas.

“Nunca sería comparsa yo de una imposición que está a todas luces dirigida desde el CEN del PRI y eso hace que no exista esta unidad; hay muchos actores en la decisión, inclusive yo les cuestioné que por qué Bazán, si al final del día hay otros actores políticos con más trayectoria local” comentó la priista juarense.

“Existe una gran simulación a esa unidad que quieren construir” explicó la senadora, expresando que si la gente ve que continúan con estas prácticas, el priista de base -que son sus líderes de colonia- estarían severamente afectados; ¿qué podemos esperar si el mismo presidente Ochoa hace que nuevamente, en cada una de las 32 entidades de país, estén haciendo este tipo de prácticas como la que hoy vemos en Chihuahua?, una verdadera imposición, nunca me prestaré a este juego sucio, muy perverso; hay algo detrás que la gente, no sólo del PRI, podrá observar”.

Refirió que la dirigencia nacional está temerosa de la competencia: “si así fue votado el proceso, ya que entre 10 mil y 12 mil consejeros municipales votarán por quienes deseen registrarse, deberían permitir la participación de los actores que han manifestado su deseo de dirigir al partido, de esta forma se verá si realmente cuentan con apoyo para poder dirigir. En lo particular he venido platicando con los consejeros municipales y hay condiciones muy favorables en nuestro proyecto”.

La senadora juarense fue enfática al expresar que ha trabajado de la mano con presidentes municipales, regidores, seccionales y militantes; “he ido a las comunidades de mi estado, he llevado obras y acciones que en su momento a ellos les ha permitido comprobar que sí hemos cumplido promesas de campaña, hay un trabajo realizado con la base”.

La priista enérgicamente expuso que la dirigencia nacional ha utilizado de nueva cuenta las prácticas “gansteriles”, al amenazar a los presidentes de los comités municipales del PRI para exigirles que no la reciban en sus municipios; “les preguntan por qué me reciben, algunos me han cerrado las puertas, incluso en Delicias quise ir a platicar con consejeros, como lo han hecho otros actores políticos, y en mi caso directamente, señaló la presidente que el delegado del Comité Ejecutivo Nacional le había llamado para que me cerraran las puertas de mi partido” aseguró.

El próximo miércoles la senadora sostendrá una reunión con el primer priista del país, Enrique Peña Nieto, a quien le expondrá lo que está sucediendo al interior del PRI en el estado. “Me sumo a los actores políticos que están pidiendo que el doctor Ochoa deje el cargo de presidente del partido; estoy de acuerdo con este posicionamiento por tener este desconocimiento total de lo que es la militancia de nuestro partido a nivel nacional, donde lo único que hace es prestarse a la simulación, también a no unir al priismo, sino al contrario al confrontarse; siento que hay una línea directa y me la han venido denunciando actores que están en torno a él”.

Respecto al desprestigio por parte de la ciudadanía para con los políticos, por los temas de corrupción en los que se han visto involucrados, refirió que la corrupción no es sinónimo del PRI, sino que es una práctica de aquel ser humano a quien en su momento sus padres no le dieron principios y valores: “todo empieza desde la familia, qué principios te forman, para después quienes decidan dedicarse a la política -como es en mi caso- prediquen con el ejemplo de lo que les inculcaron; pero es importante señalar también que es la primera ocasión que un presidente de la República mete a la cárcel a exgobernadores y a gobernadores”.

En este mismo orden de ideas, Lilia Merodio dijo que son pocos quienes reconocen este tipo de detenciones por parte el Ejecutivo federal, señalando que de todos los partidos políticos hay actores que están siendo cuestionados, inclusive en la misma cárcel. “Como legisladora, he aprobado la rendición de cuentas por parte de todos los servidores y he señalado también cuando aquel servidor público no está siendo buen uso de los recursos afuera y en la práctica; no hay que quedarnos callados, precisamente por eso allá afuera la sociedad nos cuestiona a todos por igual” explicó.

Respecto a su patrimonio, informó que cuenta con lo que sus ingresos han podido cubrir, enfatizando que fue de las primeras servidoras públicas quienes hicieron transparentes su patrimonio, inclusivo siendo señalada por gente de su mismo partido por haber realizado esta acción.

Respecto a su trayectoria política refirió que sus cargos han sido por elección popular, ha participado como regidora en ciudad Juárez, como diputada federal teniendo un récord de votación en el Distrito Electoral Federal número 2 y en el Senado llegando como en segunda fórmula, por lo que tuvo que pedir de nueva cuenta el voto: “hemos regresado con buenos resultados, acciones, infraestructura, sobre todo en materia deportiva; ningún senador había traído más de 700 millones de pesos en gestiones para los chihuahuenses” aseguró

“Para sanear al PRI en toda la república, es necesario que el dirigente nacional, Enrique Ochoa, presente su renuncia, pues no conoce nada sobre la vida interna del partido ni de su militancia, pues él ni siquiera ha sido regidor” afirmó la senadora por Chihuahua, Lilia Merodio Reza.

Sobre el proceso para elegir al nuevo dirigente del PRI en Chihuahua, la política chihuahuense dijo que está muy opaco, pues no hay transparencia y desde luego que los “dados” sí están cargados. Asimismo, denunció que se está actuando a favor de Omar Bazán para que llegue a la dirigencia, pero a través de mecanismos y acciones gansteriles, sobre todo por parte del propio delegado del CEN del PRI, Fernando Moreno Peña, quien amedranta y amenaza a integrantes de seccionales para que sólo apoyen a Bazán, que es la imposición del presidente nacional del PRI.

Sobre su actuación en la política, sostiene que no es una “política incómoda, pero sí señalo los errores y desaciertos de muchos actores del partido y eso es lo que se vuelve incómodo para quienes intentan manejar al partido con un par de hilos”.

Merodio Reza advirtió que con ella se equivocaron al tratar de tener a una mujer sumisa y cómoda al momento de tomar las decisiones, así lo declaró durante una entrevista exclusiva para El Heraldo de Chihuahua.

Operan imposición de Omar Bazán como gánster

La senadora de la República, Lilia Merodio Reza, asegura que los “dados” de la elección están cargados a favor de Omar Bazán, desde el Comité Ejecutivo Nacional por parte de Enrique Ochoa y del delegado en Chihuahua, Fernando Moreno Peña.

Calificó a Fernando Moreno Peña de estar actuando como un gánster acosando a los presidentes de partidos de comités seccionales, municipales y de delegados, para que no se atienda a ella ni a nadie que no sea Omar Bazán.

Acusó que dichas prácticas de intimidación en el proceso interno para la renovación del PRI no son nada nuevas por parte de Fernando Moreno Peña, de quien dijo que ha sido corrido de todos los estados a los que ha llegado en la figurada de delegado e incluso que ha sufrido un ataque armado; “eso fue en tiempos recientes y habla mucho de las personas que mandan a encabezar una renovación de dirigencia”.

Además consideró como burdo que desde el Comité Nacional y Estatal se esté operando a través de llamadas telefónicas a los líderes y delegados que tendrán voto en el proceso interno para la elección del próximo presidente.

Enrique Ochoa no conoce sobre el partido y la militancia

La senadora chihuahuense lamentó que el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, llegara a dicho cargo por imposición y con falta de trayectoria en la militancia, además de nunca haberse postulado por un cargo de elección popular, pues dijo que esto sólo da la razón de que las imposiciones son las líneas directas que se están manejando en la cúpula tricolor.

“Enrique Ochoa tiene un desconocimiento de lo que sucede en Chihuahua, pero además en otros estados del país, donde varios líderes importantes del partido han solicitado su renuncia por las decisiones que se han tomado, sobre todo al momento de elegir dirigentes de partido y candidatos” dijo.

Advirtió que si la cúpula del partido continúa con las mismas decisiones, el PRI no tendría un buen resultado en las elecciones del 2018, pues se enfrentará a un escenario adverso, con falta de candidatos que sean ofertas para la sociedad, pero además con una base dividida. “La cúpula del PRI quiere sumisas y cómodas a las mujeres con cargos, para tomar decisiones”.

Ella negó ser una persona conflictiva o incómoda, sino que al contrario aseguró ser una política que dice las cosas de frente a sus propios compañeros, cosa que señaló que no es nada fácil en ese ambiente: “Lo que les parece incómodo es que a los liderazgos del partido les digan las cosas en su cara, por eso en el tema no les gusta batallar, las quieren sumisas y cómodas al momento de tomar las decisiones importantes dentro del PRI”.

Sentenció que desde que inició su vida en la política como regidora por Ciudad Juárez, siempre se ha distinguido por hablar de frente a sus homólogos sin importar el cargo que ostenten o el poder que tengan tanto fuera como dentro del partido. Mencionó que el PRI y la militancia no pueden estar sujetos a unas cuantas manos que tomen las decisiones sin oscultar a las bases; “muchas veces se toman decisiones en las que se afecta a todos, menos a quienes deciden”.

Algunos sólo buscan reflectores

Respecto al grupo de aspirantes a dirigir el PRI, que ahora se les conoce como los rebeldes o disidentes, opinó que muchos de ellos sólo están buscando los reflectores, simulando que quieren dirigir el partido, pero sólo están detrás de una diputación para obtener el fuero constitucional.

“Esas prácticas se tienen que dejar de lado, hay muchos que están levantando la mano, pero su interés no es el de defender a la militancia o los ideales del PRI, que a mi parecer sigue siendo el mejor instituto político en México; lo que quieren es tener cuotas de poder” aseguró; además, que quienes buscan dirigir el partido deben tener una carrera política intachable, sin cuestionamientos ni acusaciones, para que en verdad se genere un ambiente de confianza entre los militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional.

“Respeto a los que han levantado la mano para dirigir el partido, pero lo que no se va a permitir es que únicamente quieran hacerse comparsas de un proceso tan sucio, porque al final del día se cobra la factura en las urnas con los electores” citó.

Dicen que no hay dedazo, pero hacen lo contrario

La senadora Lilia Merodio expresó que esperará las bases de la convocatoria, para en su momento manifestarse y dar un posicionamiento de lo que ha venido señalando, inclusive al mismo presidente del CEN del PRI, Enrique Ochoa. “Al mismo doctor Ochoa le pregunté si existía una línea que nos dirigiera a los diputados locales, federales y senadores para que la información no se distorsionara y él dijo que no, pero pues en la práctica vemos que viene una operación directa y cargada de parte del delegado nacional, son muy burdos y esto le afectará a la militancia” enfatizó.

Al cuestionarle si pudiera ser un factor de unión entre los grupos que se encuentran en contra de la imposición de un presidente del PRI estatal por parte del PRI nacional, para poder enfrentar la candidatura de Omar Bazán, la senadora respondió que sí quisiera ser factor de unidad, puesto que ya ha platicado con cada uno de los priistas “rebeldes”, en los cuales encuentra algunas coincidencias, sin embargo también puede observar lecturas de individualismo por parte de cada uno de los actores priistas.

“Nunca sería comparsa yo de una imposición que está a todas luces dirigida desde el CEN del PRI y eso hace que no exista esta unidad; hay muchos actores en la decisión, inclusive yo les cuestioné que por qué Bazán, si al final del día hay otros actores políticos con más trayectoria local” comentó la priista juarense.

“Existe una gran simulación a esa unidad que quieren construir” explicó la senadora, expresando que si la gente ve que continúan con estas prácticas, el priista de base -que son sus líderes de colonia- estarían severamente afectados; ¿qué podemos esperar si el mismo presidente Ochoa hace que nuevamente, en cada una de las 32 entidades de país, estén haciendo este tipo de prácticas como la que hoy vemos en Chihuahua?, una verdadera imposición, nunca me prestaré a este juego sucio, muy perverso; hay algo detrás que la gente, no sólo del PRI, podrá observar”.

Refirió que la dirigencia nacional está temerosa de la competencia: “si así fue votado el proceso, ya que entre 10 mil y 12 mil consejeros municipales votarán por quienes deseen registrarse, deberían permitir la participación de los actores que han manifestado su deseo de dirigir al partido, de esta forma se verá si realmente cuentan con apoyo para poder dirigir. En lo particular he venido platicando con los consejeros municipales y hay condiciones muy favorables en nuestro proyecto”.

La senadora juarense fue enfática al expresar que ha trabajado de la mano con presidentes municipales, regidores, seccionales y militantes; “he ido a las comunidades de mi estado, he llevado obras y acciones que en su momento a ellos les ha permitido comprobar que sí hemos cumplido promesas de campaña, hay un trabajo realizado con la base”.

La priista enérgicamente expuso que la dirigencia nacional ha utilizado de nueva cuenta las prácticas “gansteriles”, al amenazar a los presidentes de los comités municipales del PRI para exigirles que no la reciban en sus municipios; “les preguntan por qué me reciben, algunos me han cerrado las puertas, incluso en Delicias quise ir a platicar con consejeros, como lo han hecho otros actores políticos, y en mi caso directamente, señaló la presidente que el delegado del Comité Ejecutivo Nacional le había llamado para que me cerraran las puertas de mi partido” aseguró.

El próximo miércoles la senadora sostendrá una reunión con el primer priista del país, Enrique Peña Nieto, a quien le expondrá lo que está sucediendo al interior del PRI en el estado. “Me sumo a los actores políticos que están pidiendo que el doctor Ochoa deje el cargo de presidente del partido; estoy de acuerdo con este posicionamiento por tener este desconocimiento total de lo que es la militancia de nuestro partido a nivel nacional, donde lo único que hace es prestarse a la simulación, también a no unir al priismo, sino al contrario al confrontarse; siento que hay una línea directa y me la han venido denunciando actores que están en torno a él”.

Respecto al desprestigio por parte de la ciudadanía para con los políticos, por los temas de corrupción en los que se han visto involucrados, refirió que la corrupción no es sinónimo del PRI, sino que es una práctica de aquel ser humano a quien en su momento sus padres no le dieron principios y valores: “todo empieza desde la familia, qué principios te forman, para después quienes decidan dedicarse a la política -como es en mi caso- prediquen con el ejemplo de lo que les inculcaron; pero es importante señalar también que es la primera ocasión que un presidente de la República mete a la cárcel a exgobernadores y a gobernadores”.

En este mismo orden de ideas, Lilia Merodio dijo que son pocos quienes reconocen este tipo de detenciones por parte el Ejecutivo federal, señalando que de todos los partidos políticos hay actores que están siendo cuestionados, inclusive en la misma cárcel. “Como legisladora, he aprobado la rendición de cuentas por parte de todos los servidores y he señalado también cuando aquel servidor público no está siendo buen uso de los recursos afuera y en la práctica; no hay que quedarnos callados, precisamente por eso allá afuera la sociedad nos cuestiona a todos por igual” explicó.

Respecto a su patrimonio, informó que cuenta con lo que sus ingresos han podido cubrir, enfatizando que fue de las primeras servidoras públicas quienes hicieron transparentes su patrimonio, inclusivo siendo señalada por gente de su mismo partido por haber realizado esta acción.

Respecto a su trayectoria política refirió que sus cargos han sido por elección popular, ha participado como regidora en ciudad Juárez, como diputada federal teniendo un récord de votación en el Distrito Electoral Federal número 2 y en el Senado llegando como en segunda fórmula, por lo que tuvo que pedir de nueva cuenta el voto: “hemos regresado con buenos resultados, acciones, infraestructura, sobre todo en materia deportiva; ningún senador había traído más de 700 millones de pesos en gestiones para los chihuahuenses” aseguró