/ miércoles 29 de junio de 2022

Senado devela placa como reconocimiento de la lucha histórica de comunidad LGBT+

Senadores dijeron que se debe concebir un país igualitario, donde todas las personas puedan ejercer sus derechos a plenitud, sin miedo y sin estigmas

Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, hizo un llamado a la comunidad LGBTTTIQ+ a no bajar la guardia en la lucha por sus derechos y terminar con la cultura heteropatriarcal.

Dijo que aún faltan muchos puntos en la agenda para garantizarlos y muchas actitudes de discriminación por erradicar, por eso, no se puede bajar la guardia, pues es necesario seguir construyendo un México con más libertades, empatía, y, sobre todo, con “más justicia para todas, todos y todes”.

Te recomendamos: Marcha del orgullo LGBTI+; miles exigen alto a la discriminación y a crímenes de odio

Junto con organizaciones y colectivos de la sociedad civil, develaron una placa con letras doradas, que hace un reconocimiento a la lucha histórica de la comunidad LGBTTTIQ+.

La presidenta Olga Sánchez manifestó que los derechos están en la Constitución; sin embargo, “les pueden arrebatar el reconocimiento de éstos, en cualquier momento, como sucede, lamentablemente, en la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos de América”, expresó.

Reiteró que desde el Senado se reconoce esta lucha, porque a lo largo de 50 años o más, los movimientos de la diversidad sexogenérica y el feminismo “nos hemos encontrado constantemente en esta pelea contra la cultura heteropatriarcal”.

“Este es un pequeño homenaje en la casa del Federalismo, a la historia de lucha de la comunidad LGBTTTIQ+, es un reconocimiento a lo que han logrado avanzar, pero, sobre todo, una invitación, a que no bajen la guardia en esta lucha permanente”, puntualizó.

“El Senado de la República. Con el gran compromiso por la igualdad y la no discriminación se une a la lucha histórica de la población LGBTTTIQ+ y de los grupos en situación de vulnerabilidad en la conquista de sus derechos humanos y libertades. ¡Todos los derechos para todas las personas!”, dice la leyenda grabada en la placa.

Por su parte, la organizadora del encuentro, la senadora del PT, Geovanna Bañuelos de la Torre, aseguró que se debe concebir un país igualitario, donde todas las personas puedan ejercer sus derechos a plenitud, sin miedo y sin estigmas, que edifique en la libertad su mayor amor, “porque no queremos más acoso, persecución, violencia, discursos de odio, ni crímenes en contra de la comunidad de la diversidad sexual”.

Expresó, que se celebra con orgullo la diversidad, sin olvidar que es fruto de la conquista histórica de miles de personas valientes que lograron visibilizar la situación de discriminación, violencia, segregación y exclusión.

Por ello, indicó, en el Senado de la República refrendamos la lucha por conquistar los derechos que el Estado está obligado a proteger, “porque el amor debe ser libre, y la pluralidad y la diversidad son pilares de la democracia, y con ellas construimos un mejor país”.

El vicepresidente de la Mesa Directiva, José Narro Céspedes, dijo que es fundamental reconocer la lucha de este sector tan importante de la población, que forma parte de la gran pluralidad y diversidad que componen la nación.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Argumentó que todos los sectores deben erradicar de la realidad la violencia homofóbica y transfóbica, la cual, en muchas ocasiones empieza en casa, y es ahí donde debe comenzar la educación, para que la niñez cuente con cimientos fuertes que resistan la violencia enferma del mundo.

Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, hizo un llamado a la comunidad LGBTTTIQ+ a no bajar la guardia en la lucha por sus derechos y terminar con la cultura heteropatriarcal.

Dijo que aún faltan muchos puntos en la agenda para garantizarlos y muchas actitudes de discriminación por erradicar, por eso, no se puede bajar la guardia, pues es necesario seguir construyendo un México con más libertades, empatía, y, sobre todo, con “más justicia para todas, todos y todes”.

Te recomendamos: Marcha del orgullo LGBTI+; miles exigen alto a la discriminación y a crímenes de odio

Junto con organizaciones y colectivos de la sociedad civil, develaron una placa con letras doradas, que hace un reconocimiento a la lucha histórica de la comunidad LGBTTTIQ+.

La presidenta Olga Sánchez manifestó que los derechos están en la Constitución; sin embargo, “les pueden arrebatar el reconocimiento de éstos, en cualquier momento, como sucede, lamentablemente, en la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos de América”, expresó.

Reiteró que desde el Senado se reconoce esta lucha, porque a lo largo de 50 años o más, los movimientos de la diversidad sexogenérica y el feminismo “nos hemos encontrado constantemente en esta pelea contra la cultura heteropatriarcal”.

“Este es un pequeño homenaje en la casa del Federalismo, a la historia de lucha de la comunidad LGBTTTIQ+, es un reconocimiento a lo que han logrado avanzar, pero, sobre todo, una invitación, a que no bajen la guardia en esta lucha permanente”, puntualizó.

“El Senado de la República. Con el gran compromiso por la igualdad y la no discriminación se une a la lucha histórica de la población LGBTTTIQ+ y de los grupos en situación de vulnerabilidad en la conquista de sus derechos humanos y libertades. ¡Todos los derechos para todas las personas!”, dice la leyenda grabada en la placa.

Por su parte, la organizadora del encuentro, la senadora del PT, Geovanna Bañuelos de la Torre, aseguró que se debe concebir un país igualitario, donde todas las personas puedan ejercer sus derechos a plenitud, sin miedo y sin estigmas, que edifique en la libertad su mayor amor, “porque no queremos más acoso, persecución, violencia, discursos de odio, ni crímenes en contra de la comunidad de la diversidad sexual”.

Expresó, que se celebra con orgullo la diversidad, sin olvidar que es fruto de la conquista histórica de miles de personas valientes que lograron visibilizar la situación de discriminación, violencia, segregación y exclusión.

Por ello, indicó, en el Senado de la República refrendamos la lucha por conquistar los derechos que el Estado está obligado a proteger, “porque el amor debe ser libre, y la pluralidad y la diversidad son pilares de la democracia, y con ellas construimos un mejor país”.

El vicepresidente de la Mesa Directiva, José Narro Céspedes, dijo que es fundamental reconocer la lucha de este sector tan importante de la población, que forma parte de la gran pluralidad y diversidad que componen la nación.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Argumentó que todos los sectores deben erradicar de la realidad la violencia homofóbica y transfóbica, la cual, en muchas ocasiones empieza en casa, y es ahí donde debe comenzar la educación, para que la niñez cuente con cimientos fuertes que resistan la violencia enferma del mundo.

Política

"No soy antialiancista, soy anti PRIAN", dice el senador panista Damián Zepeda

Acusa que el PRI "fue un lastre" para Acción Nacional el la pasada elección y exige que el partido se abra a la ciudadanía en el cambio de la dirigencia nacional

CDMX

Depositan 13 monedas a cambio de encontrar el amor: chilangos se encomiendan a San Antonio

Ayer las mujeres y familias visitaron a San Antonio, quien ayuda a las cosas y causas perdidas

Sociedad

“Esperemos que honre ser mujer”, dice buscadora sobre llegada de Sheinbaum a la presidencia

La buscadora y activista destacó que hay muchos pendientes que debe atender Sheinbaum

Política

Resultados de encuesta sobre reforma al Poder Judicial estarán listos el 17 de junio: Sheinbaum

"Serán dos empresas y la encuestadora de Morena, y le entregaremos los resultados a la presidenta electa”, dijo Delgado

Sociedad

Tila, el pueblo de Chiapas que se apagó por la violencia

El Ejército Mexicano instaló en las instalaciones del Colegio de Bachilleres, un centro de atención para la población

Mundo

Cifra de personas refugiadas en el mundo alcanza niveles récord

La movilización forzosa de una población alcanzó niveles récord gracias al cambio climático y las guerras