/ jueves 29 de septiembre de 2016

Presentó Isabel Arvide su libro “Entre políticos y rufianes”

Por Karla Cancino

XALAPA, Ver. (OEM-Informex).- Lo grave que pasa en Veracruz es que sobre el gobernador se han hecho investigaciones que han demostrado que existe un problema de corrupción, sin embargo, la autoridad ha sido omisa en su papel, aseguró la periodista Isabel Arvide, quien presentó en Xalapa su libro “Entre políticos y rufianes”.

Consideró que la suspensión de derechos como militante del PRI que determinó el partido tricolor en contra de Javier Duarte de Ochoa podría tratarse de un circo "para darle un poco de atole con el dedo" a los veracruzanos, cuando lo que le interesa a los ciudadanos es que la autoridad proceda.

“Yo creo que lo que tenemos que exigir no solamente con el caso de Duarte es que la autoridad proceda, eso a mí me queda claro, lo del PRI no me parece que sea ni legal ni que le corresponda, ni que como partido deba hacerlo”, señaló.

La Premio Nacional de Periodismo 1985 apuntó que el país se encuentra "indigestado" de todo lo malo que se dice de la Entidad cada día, "en Veracruz pierde fuerza la denuncia contra el gobernador y contra su gobierno, porque se dice tanto que ya parece chiste, otra vez sale otra corrupción y otra cosa que hizo o dejó de hacer".

Ante un lleno total y en la primera presentación de su noveno libro, la periodista reconoció que sus textos la han hecho víctima de amenazas no solo a ella, sino también a su familia, lo que la ha hecho formar parte del Programa de Protección a Periodistas que tiene la Secretaría de Gobernación federal.

Sin embargo, destacó que este sistema es "inoperante" y "algo que no protege a los periodistas", ya que de acuerdo con su experiencia, lo que hace es cuidar a los profesionales de los medios, de las policías o autoridades que podrían hacerles daño. "Yo vivo entre amenazas (…) por muchos años he estado protegida por muchos tipos de protecciones y he estado desprotegida por las mismas", dijo.

Por Karla Cancino

XALAPA, Ver. (OEM-Informex).- Lo grave que pasa en Veracruz es que sobre el gobernador se han hecho investigaciones que han demostrado que existe un problema de corrupción, sin embargo, la autoridad ha sido omisa en su papel, aseguró la periodista Isabel Arvide, quien presentó en Xalapa su libro “Entre políticos y rufianes”.

Consideró que la suspensión de derechos como militante del PRI que determinó el partido tricolor en contra de Javier Duarte de Ochoa podría tratarse de un circo "para darle un poco de atole con el dedo" a los veracruzanos, cuando lo que le interesa a los ciudadanos es que la autoridad proceda.

“Yo creo que lo que tenemos que exigir no solamente con el caso de Duarte es que la autoridad proceda, eso a mí me queda claro, lo del PRI no me parece que sea ni legal ni que le corresponda, ni que como partido deba hacerlo”, señaló.

La Premio Nacional de Periodismo 1985 apuntó que el país se encuentra "indigestado" de todo lo malo que se dice de la Entidad cada día, "en Veracruz pierde fuerza la denuncia contra el gobernador y contra su gobierno, porque se dice tanto que ya parece chiste, otra vez sale otra corrupción y otra cosa que hizo o dejó de hacer".

Ante un lleno total y en la primera presentación de su noveno libro, la periodista reconoció que sus textos la han hecho víctima de amenazas no solo a ella, sino también a su familia, lo que la ha hecho formar parte del Programa de Protección a Periodistas que tiene la Secretaría de Gobernación federal.

Sin embargo, destacó que este sistema es "inoperante" y "algo que no protege a los periodistas", ya que de acuerdo con su experiencia, lo que hace es cuidar a los profesionales de los medios, de las policías o autoridades que podrían hacerles daño. "Yo vivo entre amenazas (…) por muchos años he estado protegida por muchos tipos de protecciones y he estado desprotegida por las mismas", dijo.