/ lunes 14 de noviembre de 2016

Propone PAN multar a quien no vaya a votar a partir de próximos comicios

Ante el alto abstencionismo que se registra en cada votación entre los mexicanos, el PAN propone que se imponga una multa administrativa a los ciudadanos que no ejerzan su voto.

Ese instituto político destacó que las elecciones ya sean presidenciales, estatales o locales, le cuestan mucho dinero al país y por ello, debe de registrarse una sanción contra aquellas ciudadanos que no ejerzan su voto, además de que en México no debe de ser la credencial de elector solamente para identificación, ya que ésta costó muchos problemas entre partidos y dinero a la misma ciudadanía.

A nombre de ese instituto la senadora Sandra Luz García Guajardo explicó que en México existe el fundamento legal para el voto obligatorio en la fracción III del artículo  36 de la Constitución que establece como obligaciones del ciudadano, votar en las elecciones y en las consultas populares en los términos que señale la Ley.

En entrevista con El Sol de México, la panista recordó que en países donde existe el voto obligatorio con sanción, el número de votos se incrementa y como ejemplo de ello García Guajardo señaló el caso de países como Australia, Austria (solo en las regiones de Tirol, aplicada en el periodo de 1929 al 2004; Vorarlberg en donde se aplicó de 1929 a 1992; y Estaría en donde se aplicó de 1929 a 1992); Bélgica, Chipre, Egipto, Fiyi, Francia, Grecia; Italia, entre otros.

Mientras que en América Latina señaló la legisladora de Acción Nacional existen 10 países que cuentan con voto obligatorio y sancionado. Sin embargo, en México y Paraguay, a pesar de contar con la reglamentación, las sanciones no se aplican.

Sandra Luz García Guajardo señaló que si en México se aplica el voto obligatorio sancionado, se concluiría con la coacción del voto,  o la compra del mismo.

También informó que de acuerdo con la fracción I del artículo 38 determina que los derechos y prerrogativas de los ciudadanos se suspenden por la falta de cumplimiento, sin causa justificada, de cualquiera de las obligaciones que impone el artículo 36. Esta suspensión durará un año y se impondrá además de las otras penas que por el mismo hecho señale la Ley. Sin embargo, las sanciones no se aplican.

Por ello, la panista “propone una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales”, por lo que aseguró que uno de los retos de los Gobiernos democráticos es concretar la participación ciudadana haciendo valer la capacidad  de decisión y elección y restringiendo los cada vez más preocupantes niveles de abstencionismo que predominan en varios países incluyendo México.

García Guajardo sostuvo que a mayor afluencia y concurrencia en la cantidad de votantes se busca obtener la legitimidad y consenso cada vez más necesarios para los actores políticos y para quienes encabezan los Gobiernos.

Dijo que el voto obligatorio sancionado ha demostrado que el número de personas que acuden a votar se eleva y ejemplo de ello es Argentina, el cual tiene su voto obligatorio en el fundamento legal en el artículo 37 de su Constitución y en los artículos 12, 125 y 126 del Código Electoral Nacional y se aplica una multa de 50 a 500 pesos argentinos, que equivalen en moneda mexicana a una sanción que va de los 2 a los 20 pesos, al elector que deje de emitir su voto y no se justifique ante cualquier juez Electoral de Distrito, además de que no podrá ser designado para desempeñar funciones o empleos públicos durante 3 años a partir de la elección.

En el 2007 en las elecciones presidenciales de Cristina Fernández, el porcentaje de participación electoral fue del orden del 71.8 por ciento, comparado con las elecciones del 2006, con Felipe Calderón Hinojosa, el porcentaje de votación fue del 58 por ciento y que disminuyó de manera considerable para las elecciones presidenciales del 2012 con enrique Peña Nieto ya que el porcentaje de votación se redujo a un 38 por ciento.

Otros países que cuentan con voto obligatorio con sanción en América Latina son Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Honduras, por ello la panista se pronunció porque en México también se aplique el voto obligatorio  con sanción.

Entre las sanciones, García Guajardo detalló que aquellas personas que no acudan a votar o emitir su sufragio  se le suspenda la credencial de votar como documento de identificación oficial por un periodo de un año. En caso de reincidencia el incumplimiento de esta obligación la suspensión será el doble del tiempo, es decir, por dos años.

Y no tendrán sanción por no votar las personas mayores de 70 años, aquellos que se hayan ausentado del territorio nacional acreditando el hecho por cualquier medio probatorio aceptado por la autoridad competente.

Ante el alto abstencionismo que se registra en cada votación entre los mexicanos, el PAN propone que se imponga una multa administrativa a los ciudadanos que no ejerzan su voto.

Ese instituto político destacó que las elecciones ya sean presidenciales, estatales o locales, le cuestan mucho dinero al país y por ello, debe de registrarse una sanción contra aquellas ciudadanos que no ejerzan su voto, además de que en México no debe de ser la credencial de elector solamente para identificación, ya que ésta costó muchos problemas entre partidos y dinero a la misma ciudadanía.

A nombre de ese instituto la senadora Sandra Luz García Guajardo explicó que en México existe el fundamento legal para el voto obligatorio en la fracción III del artículo  36 de la Constitución que establece como obligaciones del ciudadano, votar en las elecciones y en las consultas populares en los términos que señale la Ley.

En entrevista con El Sol de México, la panista recordó que en países donde existe el voto obligatorio con sanción, el número de votos se incrementa y como ejemplo de ello García Guajardo señaló el caso de países como Australia, Austria (solo en las regiones de Tirol, aplicada en el periodo de 1929 al 2004; Vorarlberg en donde se aplicó de 1929 a 1992; y Estaría en donde se aplicó de 1929 a 1992); Bélgica, Chipre, Egipto, Fiyi, Francia, Grecia; Italia, entre otros.

Mientras que en América Latina señaló la legisladora de Acción Nacional existen 10 países que cuentan con voto obligatorio y sancionado. Sin embargo, en México y Paraguay, a pesar de contar con la reglamentación, las sanciones no se aplican.

Sandra Luz García Guajardo señaló que si en México se aplica el voto obligatorio sancionado, se concluiría con la coacción del voto,  o la compra del mismo.

También informó que de acuerdo con la fracción I del artículo 38 determina que los derechos y prerrogativas de los ciudadanos se suspenden por la falta de cumplimiento, sin causa justificada, de cualquiera de las obligaciones que impone el artículo 36. Esta suspensión durará un año y se impondrá además de las otras penas que por el mismo hecho señale la Ley. Sin embargo, las sanciones no se aplican.

Por ello, la panista “propone una iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales”, por lo que aseguró que uno de los retos de los Gobiernos democráticos es concretar la participación ciudadana haciendo valer la capacidad  de decisión y elección y restringiendo los cada vez más preocupantes niveles de abstencionismo que predominan en varios países incluyendo México.

García Guajardo sostuvo que a mayor afluencia y concurrencia en la cantidad de votantes se busca obtener la legitimidad y consenso cada vez más necesarios para los actores políticos y para quienes encabezan los Gobiernos.

Dijo que el voto obligatorio sancionado ha demostrado que el número de personas que acuden a votar se eleva y ejemplo de ello es Argentina, el cual tiene su voto obligatorio en el fundamento legal en el artículo 37 de su Constitución y en los artículos 12, 125 y 126 del Código Electoral Nacional y se aplica una multa de 50 a 500 pesos argentinos, que equivalen en moneda mexicana a una sanción que va de los 2 a los 20 pesos, al elector que deje de emitir su voto y no se justifique ante cualquier juez Electoral de Distrito, además de que no podrá ser designado para desempeñar funciones o empleos públicos durante 3 años a partir de la elección.

En el 2007 en las elecciones presidenciales de Cristina Fernández, el porcentaje de participación electoral fue del orden del 71.8 por ciento, comparado con las elecciones del 2006, con Felipe Calderón Hinojosa, el porcentaje de votación fue del 58 por ciento y que disminuyó de manera considerable para las elecciones presidenciales del 2012 con enrique Peña Nieto ya que el porcentaje de votación se redujo a un 38 por ciento.

Otros países que cuentan con voto obligatorio con sanción en América Latina son Bolivia, Chile, Uruguay, Paraguay, Ecuador y Honduras, por ello la panista se pronunció porque en México también se aplique el voto obligatorio  con sanción.

Entre las sanciones, García Guajardo detalló que aquellas personas que no acudan a votar o emitir su sufragio  se le suspenda la credencial de votar como documento de identificación oficial por un periodo de un año. En caso de reincidencia el incumplimiento de esta obligación la suspensión será el doble del tiempo, es decir, por dos años.

Y no tendrán sanción por no votar las personas mayores de 70 años, aquellos que se hayan ausentado del territorio nacional acreditando el hecho por cualquier medio probatorio aceptado por la autoridad competente.